miércoles, 28 de marzo de 2012

CUIDADO DE LAS PETUNIAS

Cultivar una planta tan bella como la petunia es bastante sencillo. Además, es muy resistente y no precisa de muchas atenciones. Crece con rapidez, sobre todo en primavera y verano, aunque necesita abundantes abonados. En general, se adapta prácticamente a cualquier zona climática, si se sitúa al sol.

Admite casi todo tipo de riegos siempre que tenga un buen drenaje. Si la ubicas en lugares soleados te proporcionará una floración espectacular durante varios meses.
En cualquier caso, da excelentes resultados tanto en una maceta como cultivada en un jardín.

Dónde colocarla

Es una flor que permite distintas ubicaciones. De hecho, siempre que se mantengan unas mínimas condiciones, sea el lugar que sea, se lograrán bonitos ejemplares. Quedan perfectas en una cesta colgante, eso sí, deben estar protegidas de la lluvia y el viento. Para conseguir que tengan más humedad puedes situar, cuando las riegues, las plantas más pequeñas debajo de las cestas de las de mayor tamaño.

Si las plantas en un jardín conseguirás un gran colorido en muy poco tiempo. Por supuesto, puedes seleccionar para esta colocación distintas variedades arbustivas. No olvides podarlas cuando los tallos comiencen a arrastrar por el suelo.

Otro lugar en el que es muy habitual situar las petunias es en jardineras, bien para una terraza o para un jardín. La distancia entre ellas debe ser de al menos 25 centímetros para que tengan suficiente espacio para crecer. Si el lugar no está cubierto es importante elegir variedades que resistan la lluvia como la Petunia Multiflora.

Conservar las flores

Para mantener durante largos periodos las flores de la petunia debes llevar a cabo algunos sencillos cuidados:
 
No mojes sus flores al regar. Sus pétalos son muy sensibles al agua y pueden acabar marchitándose.
No dejes flores pasadas en las plantas. El resto se marchitarán rápidamente.
Abónala semanalmente desde la primavera hasta final del verano. Hazlo con un fertilizante rico en fósforo, crecerá con más vigor. 

jueves, 22 de marzo de 2012

PALMA, DE DOMINGO DE RAMOS

Establecidas las "Palmeras" dátileras, la utilización como elemento ceremonial de las palmas se constata en la producción cerámica ibérica encontrada en las excavaciones realizadas en L´ALCUDIA. En cuyos restos hallados, correspondiente a la etapa íbero-púnica, aparece ya representada la "Palma" rizada. 

La "Palma" es en la actualidad un producto único en el mundo, debió desarrollarse inicialmente por motivos religiosos, muchas veces de forma oculta, y de esta forma incorporada al principio del cristianismo, como elemento valioso para las celebraciones del "Domingo de Ramos".

La "Palma" posee un carácter de naturaleza fúnebre al estar asociada desde la mitología clásica al culto a la Diosa/Virgen Proserpina, Reina de los Muertos. El carácter funerario de este singular elemento fue asumido por el cristianismo, recogiéndolo posteriormente por los evangelios apócrifos asuncionistas que a su vez fueron motivo de inspiración de numerosos dramas sacro líricos mediavales, como su exponente más representativo EL MISTERI D'ELX, en los cuales con grandas analogías, Dios envía en el más puro estilo de la mitología oriental, a un ángel portador de un ramo aureo, destinado a la Virgen próxima a su muerte, para que una vez producido su óbito, pueda en cuerpoy alma abandonar el reino de los muertos y ascender a los cielos.

Los romanos incluían figuras de hoja de palma como adorno de sus vestimentas. La "Palma" fue conocida de la población autóctona de ILLICI como elemento y símbolo religoso de culto primitivo como lo prueban fehacientemente los restos cerámicos hallados en L'ALCUDIA.

Si en lugar de prevalecer la luz solar lo hace la oscuridad o reino de la luna, el fruto de esta relación ya no es el dátil sino la "Palma". La luna con la luz reflejada del sol desafia la fotosíntesis solar, desafía el oscuro encaperuzamiento produciendo en él, la "Palma".


La Palmera, típica especie mediterránea complicada y desconocida, que resiste al sol y se deja mecer por la luna, proporciona alimentos a la especie humana, así como condiciones para mejorar la calidad de vida, por lo que no tiene nada que extrañar que al igual que los dioses en la mitología griega contaran con un olimpo, la palmera datilera fuese aceptada en el culto de las primitivas poblaciones íberas, antecesoras de las posteriores que dieron origen a la bimilenaria ciudad de ILLICI predecesora de la actual ciudad de ELCHE.

La palmera datilera es hija del sol y la luna, y amante de ambos. De su relación con el astro rey, al cabo de nueve meses de polinización y posterios fecundación maduran los dátiles.
De la relación con la luna, expresada con la oscuridad producida por el encaperuzamiento, al cabo igualmente de otros nueve meses, del seno de la Palmera hatada surge la "Palma"

De su relación con ambos surgen las más bellas especies ornamentales de este mundo terrenal. 

Los antiguos Pobladores como adoradores de la Luna, desde el neolítico, debieron tener ocasión de comprobar que la oscuridad producía el blanqueamiento de las hojas de su árbol más característico. Esta técnica de blanqueamiento de las hojas de las palmeras datileras no fue copiada ni conocida de otras culturas por carecer del elemento fundamental, las palmeras. 

A la muerte de la Vírgen María, el ángel baja del  cielo con una "Palma". Símbolo de su sagrada condición inmaculada "vos, molt pura e deffessa reatus patrum nostrorum...", mientras entierra el apóstol Juan el vírgen, el depositario de la "Palma". 

 
Todavía permanece la costumbre de colgar palmas en los balcones, este hecho cabe considerarlo como remiscencias del antiguo págano íbero, pues lo que en realidad se estaba haciendo con esta costumbre es una auténtica reliquia via, desfigurada por el paso de los siglos, anunciando, en unas épocas en la que la comunicación era escasa y díficil, que en esa casa en donde se cuelga la Palma había algún joven, esto es, algún muchacho en estado de celibato si se colgaba la "Palma" lisa, o una muchacha en soltería si la "Palma" era rizada.

jueves, 15 de marzo de 2012

BUGANVILLA, FLOR DE PAPEL

Su nombre científico es: Boungainvillea spp. y es conocida vulgarmente con algunos de estos nombres: Buganvilla, Flor de Papel, Veranera, Enredadera de Papel.

Es de las familia Nyctaginaceae (Nictagináceas) y su origen es Brasil. Su nombre se debe al navegante francés Louis de Boungainville.

Existen varias especies de Buganvillas, híbridos y cultivares. Las especies más cultivadas son: 

Boungainvillea glabra 

Boungainvillea spectabilis

Es un arbusto trepador y espinoso, sus ramas son muy robustas ya que pueden alcanzar hasta los ocho metros.

Más que trepar lo que hace es apoyarse, de ahí que haya que fijar las ramas con alambres.
Sus hojas elípticas de 13 cm de longitud, con la base estrechada y el ápice agudo, glabras o con pubescencia esparcida, florecen en primavera, verano y hasta principio del otoño.

En realidad no destacan sus flores sino sus llamativas brácteas que envuelven a las verdaderas flores.

Se pueden encontrar de muchos colores: blancos, rosas, carmín, morados, amarillo, beige, etc…

Puede usarse para cubrir muros, pérgolas, arcos, verjas, incluso admite la formación en bonsai. Es posible formar un seto o barrera impenetrable de buganvilla, tensando alambre acerado entre soportes fuertes y dirigiendo las plantas para cubrirlo. La estructura ha de ser realmente resistente o un viente fuerte la tirará.
 
Puede crecer sin problemas en maceteros y en jardineras, pero son plantas de raíces sensibles, intolerantes al trasplante, sobre todo si son ejemplares que tiene varios años.

Puede servir de planta de interior muy luminoso, es de fácil cultivo. Necesita mucho sol para florecer intensamente.

No resiste las heladas intensas, una vez crece, se vuelve más resistente que de joven, pero aún así, se dañara por debajo de -4ºC.

Bougainvillea glabra 'Sanderiana' es una de las más resistentes al frío; posee flores con un tono azul-púrpura.

En las regiones en que los fríos invernales son excesivos esta planta debe retirarse a invernaderos o bien ser muy bien protegida por encima con plástico, tela y un acolchado en su base y de ser necesario, hasta sobreponer a este acolchado un plástico agarrado en el suelo con clavos para que no le llegue la lluvia a sus raíces.

En las zonas de clima suave se protege contra un muro, orientado hacia el sur, resguardada del viento.

Las heladas en sus extremos aéreos no son tan graves dado que rebrotará desde abajo otra vez en primavera.

Se adapta a cualquier tipo de suelo, siempre que no sea arcilloso, aunque prefiere los fértiles y bien drenados.

 No soporta el encharcamiento. El riego debe de ser abundante en verano y más reducido durante el período invernal. En verano, basta con regarla cada 3 días.

En cualquier caso, es resistente a la sequía.

Para el riego en maceta, añada al agua de riego cada 15 días la mitad de la dosis recomendada de abono líquido.

Es recomendable ir atando sus ramas a medida que crece para que lo haga bien pegada al muro, o celosía.

Se dice que la Bougainvillea, cuanto más sufrida, más florida. De hecho, es habitual ver casas con jardines abandonados, llenos hierbajos y todo seco, con una buganvilla floreciendo espectacularmente, repleta de flores.

No excederse con el riego ni con el abono (demasiado Nitrógeno), ya que esto puede impedir la floración. Si no florece, suspender riego y abono.

miércoles, 7 de marzo de 2012

GERANIO, INTERIORES Y EXTERIORES COLORIDOS

Una de las plantas que más hogares decoran son los geranios. Sus cerca de 240 especies, diferenciadas por los colores de sus flores, por su tamaño y hasta por su olor, se convierten en una opción decorativa fácil de mantener. Su nombre científico es 'Pelargonium', y es originaria de la región sudafricana de El Cabo. El geranio tiene funciones medicinales en los campos digestivos, reproductor y antiséptico. 

Sus flores crecen en una umbela, sobre un péndulo que a veces está precedido por un tallo. Esta es la parte de la planta que le da el valor decorativo. Estas flores, regulares y con diez estambres, no tienen ningún espolón, pero sí un aguijón nectario o pétalo posterior.


Clases de geranios

 

El geranio zonal es el más conocido, y le caracterizan sus hojas y tallos tormentosos. Sus flores pueden ser rojas, rosa violáceo o blanco.

 

Otro tipo es el geranio colgante. Cuenta con un tallo desnudo y brillante, como sus hojas, más carnosas que las del zonal. Los colores de sus flores coinciden con las del geranio zonal: rojas, blancas o rosa violáceo.

El último tipo es el geranio de pensamiento. Sus flores, de entre 2 y 3 centímetros, aparecen en primavera y duran todo el verano. Sus hojas dentadas, y sus flores rojas y blancas, hacen que pueda decorar cualquier rincón de la casa.

 
Los tres tipos principales de geranios cultivados son híbridos. Otras clases de pelagonium son los enanos, los de hojas olorosas o los de fantasía.

Cómo cultivar geranios

 

Hay dos formas para obtener un geranio: o sembrando una semilla, o a partir de un esqueje. Para el segundo método, hay que ocuparse de cuidar a la planta madre para que los esquejes crezcan fuertes y sanos. Debemos limpiarlos de hojas secas y muertas, y de estípulas para que no se pudran, y realizar el corte cercano al nudo para que las raíces crezcan rápido.


Para que florezcan mejor, la maceta en la que palntemos nuestros geranios debe ser estrecha. Si podemos cortar los esquejes, la época idónea es entre febrero y marzo, o entre agosto y octubre. Para mantenerlos hay que introducirlos en macetas simples colocadas sobre lugares cálidos (tanto en verano como en invierno).

 


Cuidado y mantenimiento del geranio

 

Sobre todo en verano hay que aplicar abonos solubles que fertilizan. Durante todo el año, esta planta se debe colocar en zonas bien luminosas. La ventaja que tienen los geranios es que no les perjudica la luz solar directa, y además aceptan temperaturas superiores a los 30ºC.


A la hora de regar el geranio, hay que acordarse de hacerlo dos o tres veces por semana en verano, y bastante menos en invierno. Ante todo, tenemos que evitar que el agua de la lluvia o del riego, ya que hay riesgo caiga directamente sobre sus hojas y flores, ya que hay riesgo de que se pudran. 


La última precaución que hay que tener en cuenta es que no le afecten las plagas y enfermedades. A veces las hojas se ven atacadas por hongos que se combaten con fungicidas. Pulgones, babosas, ácaros y la araña roja pueden afectarle también. Estos ataques se previenen mediante insecticidas.

jueves, 1 de marzo de 2012

LIRIOS DE AGUA, LA ELEGANCIA

También conocidos como calas, los lirios de agua son hermosas flores que predominan en los jardines acuáticos por su capacidad de sobrevivir en suelos próximos a estanques y lagunas. 

Pero, aunque muchos crean lo contrario, las calas no son plantas acuáticas, aunque resistan bien los excesos de humedad. Lo que sucede es que estas plantas son muy versátiles: sus únicas exigencias son temperaturas suaves y un mínimo de cuidados básicos. 


Su nombre científico es Zantedeschia Aethiopica y procede de las zonas templadas de África del Sur. Se trata de una planta vivaz y herbácea de hoja perenne que posee distintas variedades, muchas de ellas fruto de la experimentación en botánica y floristería.

Sus hojas son de tamaño grande, de suaves formas y color verde oscuro. Las flores son elegantes, estilizadas, bastante grandes, con forma de tulipa y de bonitos colores claros, blancas y amarillas. Simbolizan la pureza, por eso suelen estar presentes en los ramos de novia, ya sea en ramos pequeños, o bien una única flor. La planta es de tamaño medio, aunque en algunos casos puede alcanzar hasta un metro de altura.

Temperatura y riego

 

Aunque es frecuente verla como planta de exterior, también podemos encontrarla en macetas y jardineras en el interior de los hogares.

Normalmente, los lirios de agua se sitúan en jardines con estanques, dentro del agua o muy próximos, beneficiándose de la humedad existente. Pero no solamente son concebibles en terrenos acuáticos.

La temperatura ideal para el desarrollo de la cala oscila entre los 15 y los 20º C. No resiste muy bien las bajas temperaturas, pero puede sobrevivir. Lo que no tolera son las heladas, a las que no suele resistir, por eso, si los inviernos son crudos, es mejor trasladarla al interior o a invernaderos. Aunque soporta bien la luz del sol directa, lo mejor es cultivarla en semisombra.

A menudo, el exceso de humedad puede pudrir la planta, por eso en algunos casos las calas no soportan la inmersión en el agua. Algunos ejemplares pueden desarrollarse en este hábitat e incluso florecer, pero si deseas asegurarte de su correcto crecimiento, es mejor optar por cultivarla en una maceta o en un parterre, mejor próximo al agua que dentro de ella.

Riega con asiduidad para que no le falte humedad, pero no encharques la tierra. Y cuidado con la salinidad del agua. Si los lirios de agua están en sumergidos, procura que el agua no tenga demasiada sal (algo frecuente en las riberas de ríos próximos al mar) porque si no, morirán.


 Cuidados

La floración tiene lugar de un modo continuo desde finales de primavera hasta casi el fin del verano. Corta las flores que se vayan marchitando para favorecer la continuidad de la floración. Si una de las plantas enferma y está próxima a otros ejemplares, lo mejor es eliminarla de la zona, ya que contagiará a las otras calas.

Riega cuando veas que la superficie de la tierra en la que está plantada la cala se ha secado. Si utilizas los lirios de agua como flor cortada, no olvides cambiar el agua del jarrón diariamente para prolongar durante más tiempo su frescura.


Suelos y cultivo

Los lirios de agua se pueden multiplicar por rizoma cada dos años, dependiendo del vigor y crecimiento del ejemplar. Como suele ser común en el caso de las flores, la mejor época de cultivo es la primavera. Si optas por hacer de la cala una planta acuática, tendrás que plantarla a unos 25 cm. de profundidad.

Los terrenos más adecuados para su desarrollo son suelos fértiles y húmedos, con cierto drenaje. Los lirios de agua tendrán sus condiciones óptimas en suelos que sean ligeramente ácidos.

A continuación unas imágenes de calas tropicales (de colores):