jueves, 1 de marzo de 2012

LIRIOS DE AGUA, LA ELEGANCIA

También conocidos como calas, los lirios de agua son hermosas flores que predominan en los jardines acuáticos por su capacidad de sobrevivir en suelos próximos a estanques y lagunas. 

Pero, aunque muchos crean lo contrario, las calas no son plantas acuáticas, aunque resistan bien los excesos de humedad. Lo que sucede es que estas plantas son muy versátiles: sus únicas exigencias son temperaturas suaves y un mínimo de cuidados básicos. 


Su nombre científico es Zantedeschia Aethiopica y procede de las zonas templadas de África del Sur. Se trata de una planta vivaz y herbácea de hoja perenne que posee distintas variedades, muchas de ellas fruto de la experimentación en botánica y floristería.

Sus hojas son de tamaño grande, de suaves formas y color verde oscuro. Las flores son elegantes, estilizadas, bastante grandes, con forma de tulipa y de bonitos colores claros, blancas y amarillas. Simbolizan la pureza, por eso suelen estar presentes en los ramos de novia, ya sea en ramos pequeños, o bien una única flor. La planta es de tamaño medio, aunque en algunos casos puede alcanzar hasta un metro de altura.

Temperatura y riego

 

Aunque es frecuente verla como planta de exterior, también podemos encontrarla en macetas y jardineras en el interior de los hogares.

Normalmente, los lirios de agua se sitúan en jardines con estanques, dentro del agua o muy próximos, beneficiándose de la humedad existente. Pero no solamente son concebibles en terrenos acuáticos.

La temperatura ideal para el desarrollo de la cala oscila entre los 15 y los 20º C. No resiste muy bien las bajas temperaturas, pero puede sobrevivir. Lo que no tolera son las heladas, a las que no suele resistir, por eso, si los inviernos son crudos, es mejor trasladarla al interior o a invernaderos. Aunque soporta bien la luz del sol directa, lo mejor es cultivarla en semisombra.

A menudo, el exceso de humedad puede pudrir la planta, por eso en algunos casos las calas no soportan la inmersión en el agua. Algunos ejemplares pueden desarrollarse en este hábitat e incluso florecer, pero si deseas asegurarte de su correcto crecimiento, es mejor optar por cultivarla en una maceta o en un parterre, mejor próximo al agua que dentro de ella.

Riega con asiduidad para que no le falte humedad, pero no encharques la tierra. Y cuidado con la salinidad del agua. Si los lirios de agua están en sumergidos, procura que el agua no tenga demasiada sal (algo frecuente en las riberas de ríos próximos al mar) porque si no, morirán.


 Cuidados

La floración tiene lugar de un modo continuo desde finales de primavera hasta casi el fin del verano. Corta las flores que se vayan marchitando para favorecer la continuidad de la floración. Si una de las plantas enferma y está próxima a otros ejemplares, lo mejor es eliminarla de la zona, ya que contagiará a las otras calas.

Riega cuando veas que la superficie de la tierra en la que está plantada la cala se ha secado. Si utilizas los lirios de agua como flor cortada, no olvides cambiar el agua del jarrón diariamente para prolongar durante más tiempo su frescura.


Suelos y cultivo

Los lirios de agua se pueden multiplicar por rizoma cada dos años, dependiendo del vigor y crecimiento del ejemplar. Como suele ser común en el caso de las flores, la mejor época de cultivo es la primavera. Si optas por hacer de la cala una planta acuática, tendrás que plantarla a unos 25 cm. de profundidad.

Los terrenos más adecuados para su desarrollo son suelos fértiles y húmedos, con cierto drenaje. Los lirios de agua tendrán sus condiciones óptimas en suelos que sean ligeramente ácidos.

A continuación unas imágenes de calas tropicales (de colores): 







5 comentarios:

Anónimo dijo...

esta plata sirvio para re vivir a mi abuelo

Esmeralda Gamba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patricia López - Diseño Floral dijo...

Hola Esmeralda,

Gracias por visitar y participar en nuestro blog.

Un saludo.

Denis Vasquez Ramirez dijo...

Hola, me regalaron una arraiz en forma de papa, lo plante sin saber que era una cala, es hermosa, ahora recien le ha salido una flor blanca, no sabes como me alegra al verla, yo le doy un riego diario, sin encharcar la maseta, y ahora estamos en verano y el sol es muy fuerte lo llevo a sombra hasta que pase el sol que es hasta las 3 de la tarde donde ya no es directo el sol, quiero saber por que las hojas se estan poniendo amarillas y se estan secando.

Mi nombre es Denis Vásquez, soy de Lima, Perú

Patricia López - Diseño Floral dijo...

Hola Denis,

Parece que tu planta esta afectada por clorosis.

Te dejo información al respecto:

La causa de la clorosis más habitual es por exceso de agua durante mucho tiempo, ya que puede ocasionar asfixia radicular; sobre todo si el terreno de que se dispone es un terreno arcilloso. Las raíces pudren y son el asiento de diferentes hongos. Los síntomas que manifiestan son: clorosis de sus hojas, desecación de la punta y caída de las mismas. El mejor preventivo es regar con moderación regando sólo cuando la planta lo necesite, en caso que esto ya nos ocurra, deja de regar, regando solamente cuando la tierra este seca. Un truco es cuando al tocarla con la mano, no se nos ensucia, ese es el mejor momento para regar.

Espero que sea de ayuda, un saludo.