jueves, 22 de noviembre de 2012

CELOSÍA

La Celosía argentea (var. plumosa) pertenece a la familia de las Amaranthaceae, popularmente es conocida por Celosía, Amaranto plumoso o Cresta de gallo.

Se trata de una planta herbácea anual y tiene su origen en Asia y Africa ecuatoriales.

Existen variedades enanas y otras que alcanzan hasta los 80 cm. de altura.

 


Presenta una inflorescencia característica, erecta, densa y plumosa; elevada sobre el follaje de hojas largas, lanceoladas y con nervadura bien marcada.





Las flores pueden ser fojas, rosadas, anaranjadas o amarillas, entre otros colores; comienzan a aparecer en la primavera y mantienen su colorido después de secarse. La época de floración es entre verano y otoño. La floración también se incrementa al retirar las flores marchitas.

Deben despuntarse los ejemplares jóvenes para propiciar el crecimiento de las ramillas laterales y una mayor cantidad de flores. 

Usos

Macizos en jardines y macetas. También como flores para cortar frescas o secas.

Luz

A pleno sol florecerá más abundante y llamativamente.

 

Temperatura

Es muy sensible a las bajas temperaturas.



Suelo

Lo idóneo es mantener el suelo y el ambiente húmedo, debe tener un buen drenaje, si no es así los tallos y las hojas se pudren facilmente.


Riego

Abundante cada 2 o 3 días.

Evitar el anegamiento de las raíces y las plantaciones demasiadas densas.

Abonado

Se benefician de aportaciones regulares de abono para plantas de flor.



Multiplicación

Se reproduce mediante semillas en almácigo protegido desde finales de invierno.



Se pueden sembrar en ambientes interiores unas seis semanas antes de las últimas heladas.

Tan pronto como la temperatura se estabiliza, se trasplantan.

Las flores surgen a las 10 o 12 semanas después de la siembra.

Si se van a sembrar directamente, debe hacerse después que pase el peligro de las heladas.

Si se compran las plantas ya crecidas, los mejores ejemplares son aquellos que aún no han florecido.

  • Sufre eventualmente el ataque de ácaros.
  • Cuidado con el oídio, que es díficil de erradicar.

No hay comentarios: