lunes, 7 de enero de 2013

LA ROYA DEL ROSAL


A todos nos gustan las plantas sanas, y más cuando se trata de nuestros rosales, sin embargo, es difícil mantener todas las plagas y enfermedades a raya. Entre todas ellas, la roya, un hongo muy peligroso para nuestros rosales, que acaban debilitando a nuestras rosas produciendo defoliaciones importantes e incluso la muerte.

La roya es un hongo que aparece en otoño, o al menos se manifiesta en esa estación, por lo que hay que tener cuidado con ese hongo. Es muy difícil de eliminar una vez aparece, por eso es recomendable tratar a nuestros rosales en primavera, que es cuando el hongo es más débil, aunque aparentemente no se vea. Bastará con cualquier fungicida, aunque en el mercado encontrarás distintos tipos y marcas.

Las condiciones ideales para que tus rosales sean atacados por la roya son un exceso de humedad, temperaturas suaves y lluvias prolongadas. Pero no te asustes, quizás cumplas las condiciones, pero no tiene que estar presente, así que te preguntarás... ¿Cómo se si mis rosales tienen roya?

Para saber si tus rosales tienen roya, has de hacer un chequeo a tus rosales. Primero has de fijarte en las hojas de primavera para ver si se observan unos glóbulos pequeños y amarillos, en caso de que los veas trata inmediatamente. En otoño, fijate en las hojas más cercanas al suelo y mira por el envés, la parte inferior de la hoja, si ves círculos grandes y negros, tenemos un problema... eso es la roya. Arranca la hoja de inmediato y eliminala quemandola, no la tires al suelo, pues ayudarás a propagarse.


La roya es mejor prevenirla que curarla, ya que muchas veces es imposible curarla, así que ten siempre tus armas anti-hongos a mano y prevee a los hongos antes de que aparezcan.   

No hay comentarios: