jueves, 28 de febrero de 2013

DIANTHUS

La mayor parte de las especies de Dianthus poseen hojas de diversas formas: angostas, anchas, acintadas, que van desde el verde pálido, al verde mate, pasando por el verde azulado, que emergen desde una densa masa basal de baja altura. Forma parte de la familia de las Caryophyllaceae.

La especie procede del sur de Europa, principalmente de la zona mediterránea donde gozan de un clima propicio para su desarrollo.


Todas las variedades tienen en común que forman matas poco ramificadas, pero con muchos tallos de porte erguido, al final de las cuales aparecen aisladas las flores. Las nuevas variedades hibridadas dan como resultado plantas mucho más compactas, follaje de intensa tonalidad, una floración profusa y mayor resistencia al frío o al calor.

Las pequeñas flores de esta variedad se encuentran en una espectacular exhibición de colores, que van desde el rojo asalmonado o carmín, pasando por diversas gamas de rosa, o blanco, aunque por lo general muestran una colaboración bicolor que las hace muy llamativas. Se encuentran flores sencillas o dobles según la variedad.

Su período de floración es bien extenso pudiendo hacerlo desde la primavera hasta la llegada del otoño; pese a ser una planta de naturaleza perenne se la cultiva como anual desechándola tras la floración.


En relación a las riegos la Clavelina debe regarse con moderación durante el período vital, teniendo especial precaución cuando se cultiva en maceta.

Estas plantas amantes del sol no son demasiado exigentes en cuanto al tipo de suelo, si bien prefieren que sea ligeramente alcalino y que éste sea poroso de forma que no retenga agua, ya que esto le perjudica enormemente mientras que su falta lo soporta mejor.

Las exposiciones soleadas son imprescindibles para que alcance una abundante floración, la ausencia de sol o al menos de una iluminación muy intensa hace que la floración no aparezca o sea muy pobre.

Por lo tanto es de entender que en dentro de una habitación es improbable que florezca y, si se coloca una clavelina ya florecida su vida será corta y no producirá más flores.
Su etapa de floración se puede alargar notablemente retirándole todas las flores a medida que se marchitan.

La multiplicación se puede realizar por esquejes a finales de verano. Se cortan los tallos con un par de hojas y se ponen a enraizar en un ambiente cálido; esta operación no resulta demasiado difícil.


También se propaga por semillas que tardarán en germinar un par de semanas, el sembrado de la Clavelina permite hacerse casi todo el año.

lunes, 25 de febrero de 2013

PLANTAS CONTRA LA HUMEDAD

Un clima húmedo, una mala ventilación y la suma de malas costumbres pueden hacer de tu casa un lugar insano para vivir. Es sobre todo durante las estaciones más húmedas (otoño e invierno) cuando el problema puede hacerse más grande, apareciendo manchas de mohos e, incluso, malos olores. Por eso, hay que actuar de inmediato tomando medidas de limpieza y ventilación.


En principio, poner demasiadas plantas dentro de casa puede provocar un aumento de la humedad. Sin embargo, hay algunas especies que pueden ayudarte a combatir este problema, no solo reduciendo la humedad, sino mejorando el ambiente, decorándolo y dando un poco de alegría a tu vivienda. Se trata de plantas que tienen la capacidad de sobrevivir en ambientes con poca luz y el mínimo de cuidados.

A continuación, algunas de las mejores plantas contra la humedad:

Palma cana


Una de las plantas que puede ayudarnos con el objetivo de combatir la humedad es la palama cana, perfecta para espacios amplios, ya que puede alcanzar un gran tamaño. Lo más recomendable es mantenerla en zonas cálidas y en los lugares donde la humedad es más propensa a aparecer.

Clavel del aire


Esta especie, que no necesita mucha luz ni nutrientes, es capaz de recoger la humedad del ambiente en sus hojas.

Hiedra inglesa


También puedes optar por la hiedra inglesa, que además de reducir la humedad, puede eliminar el moho y otras sustancias que se encuentran en el aire.

Lirio de paz


Esta planta recoge la humedad del ambiente de forma rápida y otros componentes dañinos del ambiente como el benceno, el tricloroetileno, la acetona y el formaldehido.

En definitiva, aunque no es del todo recomendable abusar de las plantas en el interior porque pueden aumentar la humedad, hay algunas especies que pueden conseguir todo lo contrario, es decir, combatir este problema que puede llegar a todos los hogares.

jueves, 21 de febrero de 2013

DALIA

La que se considera la flor nacional de México tuvo su origen en las zonas de Cuernavaca y Tepozotlán e hizo su aparición en el continente europeo a través de España. Cavanilles, director del Real Jardín Botánico de Madrid, a finales del siglo XVIII, comenzó a cultivarla, y le puso su nombre actual, en honor a su amigo y discípulo de Linneo, Andreas Dahl.

Este botánico sueco la introdujo en Dinamarca, convirtiendo poco a poco a la dalia en una de las indispensables en el mercado de flores de los países del norte de Europa.


Reprodución por bulbos

Es una planta que se reproduce a través de bulbos, una especie de cebolla que contiene los nutrientes necesarios para el posterior desarrollo del vegetal. La época ideal para cultivarlos es el comienzo de la primavera, cuando las heladas son menos rigurosas.

Si queremos que el crecimiento sea óptimo, es conveniente añadir fertilizante orgánico al terreno destinado al vegetal un par de semanas antes de plantarlo. El bulbo lo introduciremos en un suelo bien drenado, a una profundidad adecuada. A continuación se riega con generosidad, pero sin llegar a encharcarlo. Es adecuado colocar una varita al lado del bulbo, que ataremos al tallo cuando germine. Este palito tiene la función de evitar que la planta se quiebre cuanda vaya aumentando su follaje, que, según las variedades, puede ser desde verde claro hasta adquirir un tono casi negro.


Cuidados para un crecimiento óptimo

Conviene ubicar la dalia en una zona con mucha luz, pero sin que le afecte el sol de forma directa, y apartada de corrientes de aire, nada beneficiosas para su desarrollo. Además, es importante mantener el suelo siempre húmedo. Conviene retirar las hojas cuando se comienzan a secar, ya que el resto de la planta crecerá con mayor vigor.

Los bulbos, sean del vegetal que sean, requieren ciertos cuidados cuando éste se ha secado. Las dalias lo harán al principio de otoño, cuando comience el frío, de modo que es el momento de retirarlos del suelo. En la mayoría de los casos, comprobaremos que han salido pequeños bulbos alrededor del que plantamos en su día; los separaremos, ya que nos servirán para la próxima temporada. Es apropiado guardarlos en un lugar seco, donde se mantendrán en óptimas condiciones hasta la próxima primavera, en especial si añadimos fungicida, que reducirá el riesgo de que los hongos hagan mella en su buena salud.

Tanto como planta cultivada en el jardín, combinando diversas clases en un mismo parterre, o como flor cortada, que puede durar hasta unos diez días, se trata de una flor que aportará un gran colorido a nuestro entorno, ya que disponemos de una amplia gama tonal, desde blanco puro hasta el naranja, pasando por el lavanda o variedades bicolores. 


lunes, 18 de febrero de 2013

LAS MEJORES PLANTAS DE SOMBRA

Hay una gran variedad de plantas que puedes elegir tanto para el interior como para el exterior de tu hogar, pudiendo elegir la más adecuada para las características que tenga cada ambiente, ayudando así a que su desarrollo pueda ser el adecuado. Uno de los aspectos más importantes de los cuidados de las plantas es la iluminación, indispensable en casi todas ellas para que puedan alcanzar su máximo esplendor.


Hoy escribimos sobre las plantas más adecuadas para sombra, perfectas si vives en una zona en la que no hay mucho sol o si la tienes en el interior en una zona donde no hay mucha luminosidad.

Algunas de las mejores plantas de sombre son:

Begonia Rex


Estas plantas se caracterizan por tener hojas con dibujitos y varios detalles que son realmente interesantes, dejando una planta muy bonita y que es perfecta para decorar cualquier espacio.

Durante el verano alcanzarán su máximo esplendor, pero lo cierto es que el resto del año también pueden lucir espectacular a pesar de no recibir mucha luz.

Begonia Bowerae


Se distingue de otras begoñas porque sus hojas son pequeña, pero ramifica mucho, con lo que cuando se desarrollan tiene un aspecto espectacular ya que forma una mata muy grande.

Hakonchloa Macra Aureola


Es una gramínea que tiene hojas preciosas y muy llamativas que pueden alcanzar mucha luminosidad y colorido. Es perfecta para zonas de sombra ya que le dan un color muy especial a ese ambiente, con lo que tendrá un punto de elegancia perfecto para zonas sombrías.

Hermosa


También llama hosta, esta planta tiene muchas variedades, pudiendo tener diferentes colores según la especie pero todas perfectas para zonas de sombra. Hay que tener cuidado ya que son propensas a las plagas de caracoles.       

jueves, 14 de febrero de 2013

FELIZ SAN VALENTÍN


Ha llegado la fecha más romántica del año, donde los sentimientos de tod@s salen a la luz. Por ese motivo hemos realizado este video para felicitar a tod@s vosotr@s en un día tan especial como es San Valentín.

¡Muchísimas felicidades!

miércoles, 13 de febrero de 2013

CYRTANTHUS

Cyrtanthus es un género de plantas herbáceas, perennes y bulbosas de atractivas flores, pertenecientes a la familia de las Amarilidáceas. El nombre "Cyrtanthus" fue acuñado por William Aiton en 1789 y proviene del griego "krytos" que significa curvado y "anthos", flor, en referencia a las flores con forma de tubo curvado que presentan varias especies del género.


Es originaria de Sudáfrica, las flores de esta especie pueden ser de color rojo brillante, anaranjado, amarillo y, ocasionalmente, rosado o blanco. Los tallos pueden crecer hasta 70 cm. Son plantas atractivas que se cultivan en todo el mundo por sus grandes flors. Pueden cultivarse fácilmente en macetas, requiriendo pleno sol o sombra parcial. Florece hacía fin de verano y principio de otoño.

Crecen a partir de bulbos. Las hojas son dísticas y planas, aunque la forma y el color del follaje es muy variable entre las distintas especies del género.

Las flores son erguidas y se hallan reunidas en umbelas de seis a nueve miembros en la extremidad de un escapo huevo, algo agudo en los cantos y desprovisto de hojas. 

Crecimiento y floración

Las especies del género Cyrtanthus pueden ser divididas en dos grupos distintos de acuerdo a su ciclo de crecimiento anual, el grupo de especies deciduas y el grupo de especies perennifolias. Las especies deciduas, de hojas caducas, pueden a su vez dividirse en especies de crecimiento invernal y especies de crecimiento estival.


La mayoría de las especies del género florecen hacia finales de verano y hasta mediados del otoño. No obstante, hay algunas excepciones, que florecen durante los inicios de la primavera.

Lirios de fuego

Varias especies del género son reconocidas por su rápida capacidad de florecer, después de producirse incendios naturales en los pastizales donde habitan, de ahí que las mismas se conozcan con el nombre común de Lirios de Fuego.


lunes, 11 de febrero de 2013

FLORES EN SAN VALENTÍN

Regalar flores en San Valentín es un clásico siempre vigente. Por eso en nuestra floristería, justamente en estos días, estamos preparando todo lo necesario para estar a vuestra disposición y celebrar con vosotr@s ese día tan especial.


El lenguaje de las flores

Por sí solas, las flores son un regalo siempre bienvenido y oportuno: sirven para celebrar, para reconciliarse, para decir cosas...

Nos detenemos en este último punto, vale señalar que está muy arraigada en la concepción popular, la creencia de que algunas flores en especial, transmiten mensajes o simbolizan cosas en particular. Si bien eso varía entre países, culturas y regiones, vamos a compartir las creencias más populares para que vayas pensando qué regalaras en ese día tan especial como San Valentín.


Regalar rosas

Sin dudas: el símbolo del amor. El color aporta matices: si son rojas es pasión y si regalas combinación de rojas y blancas, es armonía, es decir a una pareja que lo tiene todo y sabe dosificar entre pasión y paz.

Regalar orquídeas

Su mensaje es sotisficación, elegancia, buen gusto y distinción. Es ideal para un regalo en etapas de "cortejo", cuando quieres quedar muy bien, o para complacer a una persona muy especial.

Regalar lirios

Vale la pena optar por los lirios. Transmiten a la vez humildad, serenidad y belleza, sumado al hecho de su aroma tan delicado y especial. En algunos países, se dice que son símbolo de fidelidad.

Consejos para cuidar flores en un jarrón

Tanto para las afortunadas o afortunados que reciban flores el Día de los Enamorados, como para todas aquellas personas que de vez en cuando pongan flores en el hogar, ahí van unos consejitos para su cuidado en jarrones:

Lo más aconsejable es que mantengas las flores lo más alejadas del sol directo para que puedas evitar que se marchiten demasiado deprisa. De la misma forma, tampoco es recomendable que expongas el jarrón a corrientes de aire ni a ambientes demasiados calurosos ni secos.


Por otro lado, es importante que cortes el tallo con un buen cuchillo afilado, siempre de forma sesgada a unos dos centímetros del final del tallo, para que aumente la superficie de consumo de la flor y, así, asegurar un buen consumo de agua del jarrón. Además, es aconsejable que agregues alguna sustancia como conservante floral para acabar con las bacterias, puedes recurrir a una aspirina.

Por último, es importante que elimines siempre todo el follaje que permanezca ubicado por debajo del nivel del agua, que debe cambiarse al comenzar o finalizar el día, pero siempre una vez cada 24 horas como mínimo.

¡Nosotros apostamos por el amor! ¿Y tú?


jueves, 7 de febrero de 2013

CYMBIDIUM

En el año 1869, tuvo lugar la floración del primer híbrido de orquídea cymbidium del mundo. Fue en Gran Bretaña, en el vivero de Veitch, y surgió de la unión de cymbidium eburneum y lowanum. Este punto de partida supuso el inicio de una larga historia de esta especie en el mundo de la planta ornamental. Esta variedad se ha convertido en una de las más famosas en cuanto a orquídeas cultivadas, y nunca estarán ausentes en ningún establecimiento dedicado a este área.

Ha sido muy adorada desde tiempos inmemoriales. Se tienen datos de que antes de Cristo, en China, se cultivaron variedades de este género. El griego Teofrasto, que fue discípulo de Aristóteles, fue quien dio nombre a la familia de las orquídeas. La palabra proviene de orchis, que significa testículo, por sus pseudos bulbos que se asemejan a este órgano.


Las orquídeas pueblan todo el mundo

Esta planta pertenece a la familia orchidaceae, cuyos miembros se extienden a lo largo y ancho del globo terráqueo, excepto en los polos y algunas zonas desérticas de condiciones extremas. Su capacidad de adaptación es sorprendente, adoptando formas sorprendentes semejantes a las de los insectos que las polinizan. De esta forma los atraen y se aseguran la descendencia.

Las orquídeas han llegado a ser muy populares como plantas ornamentales, en concreto la especie Cymbidium, que primero se utilizó como flor cortada, y aún hoy en día, para realizar composiciones florales, en especial ramos de novia. Fue la primera en su especie en ser considerada como planta de interior. Una de las razones para ello es su fácil cultivo, del que han surgido numerosos híbridos, desarrollados, sobre todo, en Francia y Holanda.

Salvaje en condiciones de altura y sal

La especie Cymbidium tiene su orígen en el Continente Asiático, teniendo mayor presencia en tierras del Himalaya, China y Vietnam. Crece en lugares de altura y soleados, y su desarrollo dará lugar a una fisonomia muy característica:

Tiene hojas alargadas y flores en racimos, que surgen de un tallo sobresaliente del follaje, que normalmente tendremos que entutorar. Estos racimos pueden llegar a contar hasta con 15 flores. Dispone de unas raíces de color blanquecino y textura carnosa que ayudan a absorver el agua.

Se trata de una planta terrestre. Debemos proporcionarle un sustrato que favorezca el drenaje, compuesto de corteza de pino y turba rubia, cuyo ph no sea mayor de 6. 


Agua sin cal, gracias

Con respecto al riego, éste ha de ser regular, y debemos tener en cuenta lo siguiente:
Regaremos abundantemente en la época de desarrollo y algo menos cuando la planta llegue a la madurez. El agua que le proporcionemos debe ser sin cal (de lluvia o hervida). Es conveniente pulverizar las hojas de vez en cuando, pero con cuidado de no rociar las flores. Tras la floración inicia un período de reposo. En ese momento la trasladaremos a un lugar más fresco y seco.

En verano, al exterior

En época estival podemos sacar a la cymbidium al exterior proporcionándole ciertos cuidados:

La colocaremos en un lugar resguardado de corrientes, y teniendo en cuenta que no soportará grandes subidas de temperatura ni aire frío. En esta estación debemos mantenerla a una temperatura de entre 14 y 28ºC, y en otoño a invierno de 12 a 15ºC. De esta manera su floración será más espectacular. Se producirá, según la variedad, de invierno a primavera, y durará de 8 a 12 semanas.

Después del desarrollo de las flores, en verano, la abonaremos cada 10 ó 15 días. Es en este momento cuando podemos realizar su multiplicación, lo haremos por división, teniendo en cuenta una directriz; que la planta sea más ancha que su contenedor.

Colores suaves

Las flores de los híbridos de cymbidium abarcan un amplio abanico de colores, todos ellos con matices en pastel. Si gustas de vivos colores selecciona otra especie como compañera, pero si por el contrario discrutas con tonos suaves y cremosos encarnados en hermosas y perfectas flores, ésta es tu mejor elección.

La orquídea cymbidium nos ofrecerá una espectacular floración y un bello y abundante follaje, dotando a nuestro hogar de una extraña belleza proveniente del más lejano Oriente.


lunes, 4 de febrero de 2013

CUIDADOS DEL CACTUS EN INVIERNO

Aunque muchos no lo crean, los cactus no lo aguantan todo y también necesitan de ciertos cuidados para que no languidezcan durante los meses más frios del año. Durante el invierno, este tipo de plantas no crecen, se preservan y se deprenden de raíces, por lo que es importante tener especial cuidado con el riego, los descensos de temperatura y la aparición de posibles enfermedades. Aunque siempre hay que tener en cuenta la variedad, podemos darte unos consejos generales para que tus cactus lleguen a la primavera sanos y salvos.


Riego y abono

En primer lugar, con las bajas temperaturas es recomendable espaciar los riegos, ya que hay riesgo de helada en el caso de los cactus de exterior. En el caso de los de interior, lo mejor es regarlos una o dos veces al mes. Debes de tener en cuenta que todos los cactus pueden tolerar grandes descensos de temperatura si el suelo de la maceta está seco, pero la combinación humedad y frío puede llegar a ser mortal. De la misma forma, también es aconsejable reducir el aporte de abono durante el estado de reposo invernal.


Protege el cactus de lluvias y nevadas

Es súper importante que protejas los cactus de lluvias intensas, granizo y nevadas. En zonas donde el invierno es muy crudo y sostenido, lo mejor es cubrir los ejemplares con tela antihelada, cartón, nylon y otros elementos.

Otras recomendaciones

También queremos advertirte de que nunca transplantes la planta durante la época de frío; espera a marzo o junio. Además, te aconsejamos que tus cactus estén siempre bien iluminados. Por último, te aconsejamos que tengas cuidado con las cochinillas o arañas rojas, que pueden aparecer con el substrato seco, y se pueden evitar aplicando un insecticida en otoño.


viernes, 1 de febrero de 2013

DRACAENA

Planta del mes de Febrero

Cálida energía, transmite gran dosis de optimismo


Una compañera de piso alegre, divertida y llena de energía, así es la Dracaena. Una planta muy especial, también conocida como el "árbol del dragón", por su flamante presencia, su energía y su optmismo.

El nombre botánico Dracaena proviene del griego "Drakaina", que significa dragón hembra. Nombre que le ha sido otorgado por la temperamental resina de color rojo brillante que emana, denominada también sangre de dragones, y que ciertas variedades producen. Se podría decir que es difícil de controlar o de domar, pero nada más lejos de la realidad, pues la Dracaena se conforma con pocos cuidados para relucir resplandeciente. Será feliz con solo ubicarla en un lugar con luz natural, y con un aporte de agua regular, pero no excesivo, pues no debe permanecer con las raíces húmedas. También es muy recomendable pulverizarla de vez en cuando con un poco de agua.


Como dragones emanando fuego

La mayoría de las variedades de Dracaena tienen su origen en África, aunque existen otras variedades que también se pueden encontrar en el sur de Asia y América central. Cuando estamos hablando de la Dracaena, como una compañera de piso, es importante remarcar que no debe situarse en una zona de la casa demasiado oscura, pues la intensidad de los nuevos colores y diseños en sus hojas dependen de la cantidad correcta de luz solar que reciben. Con una dosis de luz apropiada, la Dracaena le recompensará con hermosas y brillantes hojas de color y forma de las variedades más de moda que existen actualmente. Así encontraremos una diversidad cromática muy amplia: verde con amarillo, verde con rojo, rosa... Las hojas de algunas variedades más llamativas simulan las llamas de fuego que arroja el dragón, todo un espectáculo en su sala de estar. Gracias a su gran diversidad, puede encontrar una Dracaena que se adapte fácilmente a su hogar.


Extravagante

La Dracaena es una planta que puede alcanzar grandes dimensiones, y que tiene una personalidad muy extravagante, lo cual le hace asumir el papel de protagonista en la decoración de su casa. No pasará desaparecibida, y le transmitirá esa energía y fuerza de la que goza, lo que seguramente le hará disfrutar de un sentimiento de felicidad y bienestar.