lunes, 4 de febrero de 2013

CUIDADOS DEL CACTUS EN INVIERNO

Aunque muchos no lo crean, los cactus no lo aguantan todo y también necesitan de ciertos cuidados para que no languidezcan durante los meses más frios del año. Durante el invierno, este tipo de plantas no crecen, se preservan y se deprenden de raíces, por lo que es importante tener especial cuidado con el riego, los descensos de temperatura y la aparición de posibles enfermedades. Aunque siempre hay que tener en cuenta la variedad, podemos darte unos consejos generales para que tus cactus lleguen a la primavera sanos y salvos.


Riego y abono

En primer lugar, con las bajas temperaturas es recomendable espaciar los riegos, ya que hay riesgo de helada en el caso de los cactus de exterior. En el caso de los de interior, lo mejor es regarlos una o dos veces al mes. Debes de tener en cuenta que todos los cactus pueden tolerar grandes descensos de temperatura si el suelo de la maceta está seco, pero la combinación humedad y frío puede llegar a ser mortal. De la misma forma, también es aconsejable reducir el aporte de abono durante el estado de reposo invernal.


Protege el cactus de lluvias y nevadas

Es súper importante que protejas los cactus de lluvias intensas, granizo y nevadas. En zonas donde el invierno es muy crudo y sostenido, lo mejor es cubrir los ejemplares con tela antihelada, cartón, nylon y otros elementos.

Otras recomendaciones

También queremos advertirte de que nunca transplantes la planta durante la época de frío; espera a marzo o junio. Además, te aconsejamos que tus cactus estén siempre bien iluminados. Por último, te aconsejamos que tengas cuidado con las cochinillas o arañas rojas, que pueden aparecer con el substrato seco, y se pueden evitar aplicando un insecticida en otoño.


No hay comentarios: