lunes, 30 de septiembre de 2013

FLORES DE INTERIOR, FÁCILES DE CULTIVAR


Las plantas y las flores de interior no solo darán vida a tu hogar, contribuyendo a la decoración del ambiente, sino que te ofrecerán un montón de beneficios para la salud, como la purificación del aire o el aumento de la humedad. Sin embargo, el ritmo de vida actual hace imposible que la mayoría puede dedicar el tiempo necesario a las plantas.

Pero a pesar de la falta de tiempo, no se debe renunciar a tener parte de la naturaleza dentro de la vivienda. La clave está en encontrar las mejores variedades para tu hogar. De hecho existen una gran variedad de flores de interior que son fáciles de cultivar, exigiendo una atención mínima. Te hablamos de algunas de ellas a continuación.

Violeta africana

En primer lugar queremos hablarte de la violeta africana, unas flores ideales para tu hogar, ya que florecen durante todo el año. además puedes encontrarla en diferentes colores.


Begonia

Las begonias también son muy fáciles de cultivar, tanto al aire como en el interior. Lo mejor es que florecen casi continuamente en buenas condiciones sin exigir cuidados muy expecíficos.

Bromelia

También queremos hablarte de la bromelia, una flor que se desarrolla adecuadamente en lugares con luz directa y brillante. Son ideales para cultivar en macetas y crecen bajo luz brillante pero indirecta, en tierra suelta  mantenidas del lado seco.


Kalanchoe

No podíamos olvidarnos de la kalanchoe, la planta perfecta para las personas que no tienen demasiado tiempo para cuidar de su maceta. Para quien no la conozca, se trata de una planta crasa que produce numerosas florecillas que pueden ser de diversos colores.

Espatifilos

También conocida como Cuna de Moisés, esta planta cuenta con hojas verdes oscuras coronadas por flores llena de vida. Aunque florece mejor bajo la luz brillante e indirecta, también se desarrolla bien con poca luz.


Via: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

jueves, 26 de septiembre de 2013

LIMONIUM


El Limonium, también conocido por el nombre de Estátice, es una planta perenne, que presenta múltiples variedades de diferentes colores.

Pertenece a la familia de las Plumbaginaceae y tiene su origen en la región mediterránea; Norte de África, Palestina.

Puede alcanzar una altura entre 30 y 90 cm., sus hojas son oblongas lobuladas perennadas.

Flores reunidas en cortas espigas dispuestas casi horizontalmente.

Las flores son pequeñas y con forma de trompeta, y sus colores van del blanco al violeta muchas veces una misma planta presenta dos colores diferentes.

Florece a finales de verano, en primavera y en verano.

Se emplea para la obtención de flores secas, flor cortada y en maceta.


Luz

A pleno sol.

Temperatura

No resisten las heladas. La temperatura óptima de crecimiento y floración durante el día es de 22 a 27ºC y de 12 a 16ºC por la noche.

Suelo

Se da bien en casi todo tipo de suelos, siempre que sean permeables. En el caso de que se trate de un suelo arcilloso y compacto, habrá que reemplazarlo por compost, o también se puede aligerar, añadiéndole arena o ceniza.

Aguanta suelos salinos y agua de riego salina.

Riego

Durante las tres o cuatro primeras semanas de la plantación, los riegos deberán de ser frecuentes, preferiblemente por aspersión y con poco volumen de agua. Después se debe regar dos o tres veces como máximo a la semana.

Abono

Añadir dosis ocasionales de fertilizante muy diluido cuando empiece la época de floración.

Si se detecta que el ritmo de crecimiento no es el adecuado, debe cubrirse la planta con una capa superficial de abono completamente descompuesto.

Via: http://fichas.infojardin.com

lunes, 23 de septiembre de 2013

CUIDADOS DEL CORALITO


El coralito es una planta herbácea que pertenece a la familia de las Rubiáceas y al género Nertera, el cual tiene unas 25 especies que tienen su origen en América del Sur y Oceanía. Las principales especies son Nertera granadensis, Nertera assurgens, Nertera balfouriana, Nertera depresa o Nertera ciliata. Vulgarmente se le conoce también como musgo de coral, planta de las canicas, baya de coral, coralito o uvita de agua.

Es una pequeña planta perenne de porte rastrello que no supera los 10 centímetros de altura, con tallos finos que tienen hojas pequeñas, redondeadas y de color verde clarito. Las flores comienzan a aparecer a finales de primavera, pero no son flores que tengan un gran valor ornamental. Si que son muy decorativos sus frutos, de un color naranja precioso y que aparecen cuando finaliza el verano, estando ahí varios meses.

Principales cuidados 
  • Ubicación: debe estar en un lugar en el que pueda recibir la luz del sol de forma directa a primera hora de la mañana y a última de la tarde, pero no entremedías ya que podría quemarse.
  • Temporatura: necesita que sean fresquitas, siendo lo ideal que esté durante todo el año a 15-18º C. Fuera de ese rango, la planta comenzaría a producir más hojas que frutos.
  • Suelo: tienes que poner una mezcla que lleve, a partes iguales, turba, arena y mantillo de hojas.


  • Transplante: cuando lo hagas debe ser primavera. Utiliza para ello una maceta de 10 cm. de diámetro.
  • Riego: el suelo debe estar siempre húmedo, así que en la época de calor deberás regar más que en la de frío. Espero a que la superficie de la tierra se seque antes de volver a regar. Si hace calor, pulveriza las hojas con agua sin cal.
  • Abono: utiliza un fertilizante mineral una vez al mes. La época debe ser desde que aparecen las flores hasta que maduran los frutos.
  • Multiplicación: lo mejor es hacerlo en primavera y utilizar el método de división de mata. Aprovecha cuando hagas el transplante para hacerla.
Via: www.jardinplantas.com
Autor: Marian Otero

jueves, 19 de septiembre de 2013

LILIUM


El género Lilium, también conocido por los nombres de Azucena y Martagón, comprende unas cien especies distribuidas por las regiones templadas del hemisferio boreal; una docena de ellas son indígenas de Europa y dos en América del Norte, mientras que 50-60 especies se encuentran en Asia.

Pertenece a la familia de las Liliáceas y las especies más interesentes son Lilium Longiflorum, de flores blancas y los híbridos producidos por cruzamientos entre varias especies, principalmente Lilium Speciosum y Lilium Auratum, con llamativos colores que van del rojo al amarillo.

El Lilium desprende un aroma muy intenso, sobre todo por la noche, no obstante, no todas las variedades son perfumadas pero hay dos que tienen un olor intenso: Lilium Candidum y Lilium Regale.

Los colores principales son el blanco, anaranjado, púrpureo, rosado y amarillo, además de las distintas tonalidades y combinaciones de todos ellos, sobre todo entre algunos híbridos.

Suelen florecer a partir de la primavera, alcanzando en pleno verano su mayor esplendor, y durando hasta finales de verano.


El bulbo y el aceite que se extrae de él pueden ser destinados a usos medicinales.

El Lilium es una planta bulbosa que alcanza cierta altura (1 metro), por lo que conviene formar manchones rodeados de cubresuelos.

Se cultiva mucho para flor cortada. Mantienen su frescor y su fragancia durante mucho tiempo.

El color blanco se suele asociar con la pureza, por lo que está muy relacionado con los arreglos florales para bodas.

Hay que tener en cuenta que las raíces de Lilium pueden crecer varios centímetros, por lo que si las plantamos en una maceta deberemos asegurarnos de que tengan espacio suficiente para crecer.


Una vez plantada, procura que la tierra se mantenga fresca y a la sombra, y que el sol solamente les dé a las flores.

El mejor sitio para colocarlas es cerca de algún árbol o debajo de algún arbusto que no sea demasiado tupido.

Siempre debes procurar que la tierra del Lilium se mantenga fresca, así que no dudes en mover la maceta a la sombra si hace mucho calor.

Via: http://fichas.infojardin.com

lunes, 16 de septiembre de 2013

PROBLEMAS DE LAS PLANTAS DE INTERIOR


Por lo general, las plantas y las flores de interior son fáciles de cultivar. Sin embargo, siempre hay que estar pendiente de los principales problemas que pueden interferir en la salud y el pleno crecimiento de los diferentes ejemplares. Algunas de las señales que podrás observar son totalmente normales, es decir, forman parte de la naturaleza. Sin embargo, otras te indicarán que la planta sufre algún problema y que requiere cuidados.

Para echarte una mano con tus plantas de interior, a continuación vamos a hablar de los problemas más comunes que pueden sufrir. De esta manera, podrás evitarlos o actuar cuando sea necesario.

Plagas

En primer lugar deberás estar atentos a las plagas. Ten en cuenta que dentro del hogar no contarás con predadores naturales que puedan mantener a estos bichos lejos de las macetas. Obsérvalas diariamente y comprueba que no haya ácaros, pulgones, cochinillas u otro tipo de plagas.

Riego y humedad


Por supuesto, deberás tener mucho cuidado a la hora de regar tus plantas. Por ejemplo, si detectas que no escurre agua por los agujeros de drenaje, comprueba que no haya acumulación de sales que inhiben el crecimiento de las plantas.


Por otro lado, si las hojas tienen las puntas amarillas, están marchitas, arrugadas o se caen, seguramente querrá decir que están faltas de humedad en el ambiente.

Luz y calor

La cantidad de luz que necesita una planta depende de la especie y de las condiciones ambientales. Sin embargo, debes tener en cuenta que a la mayoría no les gusta el sol directo de una ventana, ya que puede quemar sus hojas. Por último, deberás evitar que tus ejemplares estén expuestos a fuentes de calor directo, como un radiador o una chimenea, ya que se deshidratarán.

Via: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

jueves, 12 de septiembre de 2013

LAVATERA OLBIA


Se trata de un arbusto erecto de hasta 2 metros de altura, procedente de diversas regiones que alcanza desde Portugal hasta Italia, incluyendo el norte de África.

Habita en lugares medianamente húmedos, márgenes de ríos y zonas costeras y arenosas, en ocasiones se la encuentra creciendo de forma salvaje.

Todo el conjunto representado por las Lavateras lo componen 25 especies de notables plantas de carácter anual, bianual o perennes.

Gozan de gran admiración en jardinería por su resistencia y por el enorme despliegue de floración, tanto por su abundancia como el dilatado periodo en que lo llevan a cabo.

Son plantas amantes de las exposiciones bien soleadas, como sucede con la mayoría de miembros de la familia de las Malvaceae.

El Malvavisco rizado forma amplias matas espesas que son perfectas para formar grupos decorativos aislados en el jardín; se puede plantar en contenedores holgados, pero resulta más llamativa cultivada directamente en el suelo.


Posee hojas de color verde grisáceo, dispuestas de forma alterna, largamente pecioaldas, de hasta 15 cm. de largo, con ambas caras pubescentes, variando en la forma y tamaño según sean inferiores o superiores; las inferiores más o menos redondeadas y las superiores ovaladas terminadas en punta, con 3 ó 5 lóbulos.

Las flores de cinco pétalos de color rosa profundo, surgen solitarias en las axilas de las hojas, formando una inflorescencia larga, en forma de espiga.

Otra característica singular de esta especie es su extraordinaria aptitud para adaptarse a suelos poco fértiles o áridos, aunque si disfruta de una tierra rica mejorará el rendimiento de su floración.

De los pocos cuidados que requiere la Lavatera está el apartado del riego que requiere de cierta vigilancia, es una planta que no tolera el exceso de humedad, por lo que los riegos deben ser comedidos, siempre hay que hacerlo en profundidad y dejando que el terreno casi se seque para regar de nuevo.


Comienza su floración al inicio de verano hasta la llegada del frío que comienza el deterioro natural de la planta, momento en el que ya se puede interrumpir los riegos dejando que la mata sucumba pues ha terminado su ciclo normal por tratarse de una planta anual.

Los frutos están compuestos de numerosas fracciones, cada una de ellas porta una semilla.

La propagación no presenta inconvenientes dado la facilidad para que germinen las semillas. Éstas se plantan en primavera, se mantienen en un lugar templado y germinarán en un par de semanas.

Via: http://plantayflor.blogspot.com.es

lunes, 9 de septiembre de 2013

LAS MEJORES PLANTAS PARA LA OFICINA


Las plantas de interior son unos excelentes elementos decorativos para el hogar, ya que además de quedar muy bonitas, constituyen unos purificadores de aire naturales que permiten renovar la atmósfera de las habitaciones, de la misma forma que crean una sensación de relajación y liviandad.

Pero no creas que las plantas solo te servirán para decorar tu casa. Y es que no hay nada mejor que romper la monotonía gris de cualquier oficina con especies coloridas que harán de tu ambiente de trabajo un lugar más agradable. Eso sí, antes de escoger la especie que pasará a formar parte de la decoración de tu oficina, deberás tener en cuenta las condiciones del espacio: humedad, incidencia de la luz solar, aire acondicionado...

Ambientes poco apropiados

En general, las oficinas suelen ser ambientes poco propicios para las plantas de interior, ya que suele hacer mucho calor en invierno debido a la calefacción y frío en verano por el aire acondicionado. Además, las corrientes de aire son más continuas. Sin embargo, el peor problema es la iluminación por la poca luz que entra por la ventana y la poco adecuada luz de los fluorescentes.

Aglaonema

Aspidistra, aglaonema, drácena

Por eso, una de las mejores plantas para las oficinas es la aspidistra, una de las especiesde interior más resistentes y longevas, pudiendo llegar a vivir más de 20 años. La anglaonema también es resistente a la falta de luz, pero resiste mal  a la sequedad ambiental. Por su parte, la drácena es muy popular en las oficinas.

Kentia

Sansevieria, cinta y kentia

Otra planta que te aconsejamos para la oficina es la sansevieria, que tiene la fama de indestructible, ya que aguanta la atmósfera seca y caliente de las habitaciones. Además es una de las plantas que menos riego necesita. Por otro lado, la cinta es fácil de cultivar y multiplicar y se adapta muy bien a las condiciones adversas. Tampoco queremos olvidarnos de la kentia, uan de las palmeras más utilizadas para interiores. Esta especie es muy resistente a la sequedad del ambiente y tolera muy bien la baja iluminación.

Además de las anteriores, son recomendables el filodendro, palmera bambú, espatifilo, cheflera o el bambú de la suerte.

Via: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

jueves, 5 de septiembre de 2013

KNIPHOFIA CAULESCENS


El género está compuesto por alrededor de 140 especies de plantas que proceden de zonas montañosas de Sudáfrica y de Madagascar; a menudo se las localiza creciendo en grandes colonias de zonas pantanosas o en terrenos bastantes húmedos como cerca de los ríos, donde las condiciones de humedad se establecen durante todo el año.

La agrupación que recoge las Kniphofia pertenece a la familia de los Xanthorrhoeaceae, por lo que se encuentra muy próxima a los Aloes, de hecho, las floraciones de ambos géneros guardan una gran semejanza entre ellas.

En estas plantas se valora la gran producción de flores de llamativo aspecto totalmente peculiar y la capacidad de adaptarse a diversios medios, por ello, las diferentes variedades se cultivan en jardínes de todo el mundo.

En su entorno en la mayoría de las ocasiones evoluciona de manera salvaje sin ninguna colaboración por parte del hombre, es fácil verla prosperando sin inconvenientes en jardines descuidados.

No admite bajo ningún concepto su desarrollo en interior dado que es muy difícil que se den las condiciones luminosas que requiere, pero sí acepta su cultivo en macetas para emplazar en terrazas abiertas y soleadas.


Se trata de una planta herbácea que en su parte subterránea posee un grueso rizom y raíces carnosas. Se manifiesta como una espléndida mata para arriates o asentada de forma solitaria en un sector soleado del jardín. Por lo general en jardinería se planta en grupos aislados o en macizos multicolores. Las hojas se muestran decorativas aun cuando la planta no esté en flor.

Forma grandes grupos de hojas arqueadas, estrechamente alargadas y afiladas de color verde pálido. De la mata surgen erguidos tallos gruesos que portan largas espigas de flores de gran valor ornamental. En esta variedad las espigas florales pueden alcanzar el metro y medio de altura.

En las inflorescencias resulta curioso el colorido bicolor que poseen los conos florales, éstos tienen la parte inferior en un pigmento amarillo apagado mientras que en la parte superior del cono floral son de color rojo coral. Las flores son estrechamente tubulares de unos 2 cm. de largo, están densamente agrupadas en la parte superior de la espiga formando una figura en forma de antorcha.

La dilatada floración se produce entre los meses de julio y octubre.

Sus flores son asimismo sobresalientes para su uso en corte y decoración floral, merced al largo período de tiempo que mantienen una correcta compostura.

Es primordial disponerla en una posición abierta y muy soleada todos los meses del año, en los más calurosos habrá que suministrarle riegos copiosos para que el suelo pueda tener humedad de manera constante.

Puede sobrevivir en un entorno moderadamente seco, pero se resentirá notablemente su crecimiento y sobre todo la floración.

Via: http://plantayflor.blogspot.com.es

lunes, 2 de septiembre de 2013

JAZMÍN DE MADAGASCAR, CUIDADOS


El Jazmín de Madagascar tiene unas dieciséis especies que tienen su origen, tal y como indica su nombre, en Madagascar, aunque también en Malasia. Es una planta leñosa trepadora con hojas coriaceas que son brillantes y opuestas que también son pendunculadas y que se agrupan en racimos axilares. Una planta preciosa y llamativa que es perfecta para decorar cualquier ambiente.

Su corola es tubular, está ensanchada en el ápice y se abre en cinco lóbulos por medio de un gineceo que está en su interior. Es una planta que si reúne las condiciones adecuadas puede llegar a alcanzar los veinte metros de longitud. Sus flores son blancas y muy olorosas, y la floración comienza en abril y dura hasta septiembre. Tiene que cultivarse en interiores ya que por sus características no permite el cultivo al aire libre.

Sus cuidados

- Temperatura: lo ideal es que esté durante todo el año a una temperatura que ronde los 18ºC, y nunca puede bajar de los 12 ni subir de los 30.

- Suelo: es imprescindible que tenga un buen drenaje y que la tierra esté formada por 1/4 de turba y el resto de tierra de brezo.


- Iluminación: debe estar en una zona muy bien iluminada, y a poder ser, recibir un par de horitas al día de sol directo. Hay que tener cuidado con que los rayos del sol le den mucho ya que podría estropearse, resiste un rato cada día pero no mucho tiempo.

- Multiplicación: cuando quieras hacerla ha de ser durante la primavera, y se hace por acodo de las ramas más flexibles.

- Plagas y enfermedades: si prestas atención a todos sus cuidados, conseguirás que ninguna plaga o enfermedad le afecte.

Via: http://jardinplantas.com
Autor: Marian Otero

domingo, 1 de septiembre de 2013

ARECA

Planta del mes de Septiembre 

Esbelta y aireada, nos envuelve de bienestar


Al igual que un verdadero ángel protector, la Areca vela por su salud. Como si de una simbiosis se tratara, la planta es feliz cuando usted se siente bien. Esta variedad de palmera es poco exigente, y pide poco, a cambio de ofrecer su esplendor, por eso es la planta del mes de septiembre.

La Areca ha sido comparada con un ave tropical, debido a su propagación de hojas plumosas que evocan las largas alas de un pájaro. En esta palmera se contempla una gran diferencia respecto a otras de su familia, y es que los tallos nacen de forma individual desde la base, en la tierra, a diferencia de la mayoría que tienen un único tallo grueso. Cuando la Areca es feliz y saludable, desarrolla nuevos tallos y crece en anchura, como una amplia pluma tropical.


Hábitat natural

La Areca, por su tipología de palmera, tiene su hábitat natural en la zona tropical. Es originaria de las selvas tropicales húmedas de Madagascar, donde se pueden encontrar en lugares apartados. Junto con una amplia gama de variedades de palmeras, la Areca forma en muchos lugares, una densa selva de hermosas hojas verdes.


Bienestar

Una vez que la Areca encuentra una buena ubicación dentro de la casa, comenzará a trabajar para mejorar su salud. Elimina elementos tóxicos del aire, y al mismo tiempo aporta humedad a la atmósfera por evaporación del agua. Esto le permitirá a usted de disfrutar de una calidad de aire más puro y refrescante. A cambio, la planta requerirá una ubicación donde goce de luz natural, pero evitando el sol directo. Deberá regarla con agua tibia de forma regular, y pulverizarla con un spray de agua de forma más frecuente durante los meses de verano. Es conveniente eliminar las hojas que estén secas, pues eso le ayudará a que broten hojas nuevas con mayor facilidad. Es una planta que crea un gran volumen de raíces por lo que habrá que traspasarla a macetas más grandes a medida que se le vayan quedando pequeñas. Con esos cuidados básicos, su Areca le asegurará un entorno beneficioso.

Via: www.plantadelmes.es