lunes, 30 de diciembre de 2013

PLANTAS TREPADORAS RESISTENTES A LAS HELADAS


Las plantas trepadoras son arbustos con un hábito de crecimiento diferente a los arbustos tradicionales. Sus flexibles y extensos tallos, les otorgan la capacidad para cubrir grandes extensiones en diferentes planos; ya que pueden cultivarse tanto para la función de cubrir paredes, fachadas, muros, cercos, medianeras, alambrados, troncos de árboles; como también con el objetivo de tapizantes o cubresuelos.

Arbustos trepadores resistentes el frío y las heladas

Actinidia kolomikta: Tolera hasta -15ºC. Caduca, de tallos leñosos, alcanza una magnitud de hasta 4 metros de altura. Requiere pleno sol. Florece en verano, produce pequeñas flores blancas en forma de copa. Nativa de Rusia, Corea, China y Japón.

Clematis montana: Totalmente resistente a las heladas. Caduca, de crecimiento vigoroso. Florece a finales de la primavera, da flores de color blanco o rosa. Requiere de poda post-floración. Nativa de Asia. (Imagen de arriba de la noticia)

Hedera helix-Hiedra común: Totalmente resistente a las heladas. Perenne, puede alcanzar hasta los 10 metros de altura y de crecimiento vigoroso. Crece tanto a la sombra como en pleno sol, no es exigente en cuanto a las necesidades edáficas, aunque prefiere suelos alcalinos y bien drenados. Nativa de los bosques húmedos del centro, oeste y sur de Europa; norte de África y Asia, desde India hasta Japón. Las hiedras variegadas son las más ornamentales y aportan iluminación y color.

Jasminum nudiflorum-Jazmín de invierno-Jazmín amarillo-Jazmín de San José: Tolera hasta -15ºC. Caduc, de porte arqueado. Requiere de pleno sol, suelos bien drenados y ricos en humus. Florece en invierno, sobre los tallos verdes sin hojas, produce flores de color amarillo brillante. Requiere de una poda intensa post-floración. Nativo de China.

Jasminum officinale-Jazmín del país: Tolera hasta -5ºC. Follaje perennifolio o caducifolio, de tallos leñosos, puede alcanzar una altura de hasta 2 metros. Requiere de pleno sol, suelos fértiles y pentalobuladas. Nativa de Asia Menor.

Lonicera periclymenum-Madreselva: Tolera hasta -15ºC. Cadufolia, de tallos leñosos y retorcidos de hasta 6 metros de longitud. Produce una abundante floración intensamente perfumada en verano. Requiere de pleno sol o media sombra, suelos fértiles, bien drenados y preferentemente húmedos. Necesita de una poda post-floración. Nativa del norte de Europa. (Imagen justo debajo)


Lonicera japonica-Madreselva de Japón: Entre las principales diferencias con la Lonicera periclymenum es que en climas templados se comporta como una especie perenne, de crecimiento más vigoroso llega alcanzar hasta los 10 metros de longitud y su floración es de color amarillo. Nativa de Asia (Japón-Corea-China-Taiwán)

Parthenocissus tricuspidata-Ampelopsis-Enredadera de Virginia: Tolera hasta -15ºC. Caduca, antes de caer el follaje, en otoño sus hojas viran hacia unos espectaculares colores otoñales, rojos carmesí. Crece al sol o a la sombra, la exposición ideal es la media sombra. Requiere de suelos fértiles y bien drenados. A comienzos de la primavera, es conveniente hacer una poda de limpieza. Como la Hiedra poseen una floración insignificante. Nativo del este de Asia.

Trachelospermum jasminoides-Jazmín estrella o de leche: Tolera hasta -5ºC. Perenne, de tallos lignificados, delgados y fuertes (al cortarlos desprenden savia lechosa), alcanza hasta unos 10 metros de longitud. Produce aromáticas flores de color blanco, en verano. Requiere de pleno sol o media sombra ligera y suelos bien drenados. Nativo del sureste de Asia (China-Japón-Corea-Vietnam)

Solanum crispum-Natre Natri-Tomatillo: Tolera hasta -5ºC. Perenne, en zonas de clima frío, puede comportarse como caducifolio, de porte desordenado y crecimiento vigoroso, puede alcanzar hasta 5 metros de longitud. Produce una atractiva, abundante e intermitente floración de color púrpura desde mediados del verano hasta comenzado el otoño, cada una de las flores posee un cono prominente de estambres amarillos. Requiere pleno sol y suelos fértiles y bien drenados. Se poda en la primavera. Nativa de América del Sur (Chile y Perú), pertenece al mismo género Solanum de las patatas.

Vitis vinifera-Parra del Cardinal: Tolera hasta -18ºC. Follaje caduco, con colores otoñales, puede alcanzar hasta los 30 metros si se la deja libre, sin podar. Se puede cultivar a pleno sol o media sombra, prefiere suelos fértiles, bien drenados y profundos. Los primeros años no da ni flor ni fruto. Floración poco llamativa de color verdosa, en verano. Nativa de Europa y del Mediterráneo, ha sido cultivada desde la antigüedad.

Via: http://plantasyjardin.com
Autor: P&J

Aprovechamos que es el último artículo del año 2013 para desear una feliz salida y entrada de año a tod@s l@s que perdéis un poco de vuestro tiempo en leer este blog.

¡Nos leemos el año que viene!

No hay comentarios: