jueves, 31 de julio de 2014

LIGUSTRUM OVALIFOLIUM


La especie, se encuentra sobre todo, en los bosques de las regiones con clima suave y organiza recios arbustos o pequeños arbolillos.

Con un desarrollo erguido alcanza una altura aproximada de dos metros, es muy poco exigente y disfruta de un crecimiento rápido.

De esta popular planta se valora igualmente su rusticidad que hace que sea excelente frente a la sequía, así como su buena capacidad para desarrollarse en cualquier tipo de suelos, siempre que el drenaje sea adecuado.

Es originaria de Japón y pertenece a la familia de las Oleaceae, que incluye especies tan importantes como el olivo.

Las pequeñas hojas ovaladas, de color verde brillante, proporcionan una cobertura densa que hace de este vigoroso arbusto siempreverde sea perfecto para conformar setos, incluso en jardines con proximidad al mar.

Es preferible ubicar la Ligustrina en una posición soleada durante todo el año, también prosperará con una cierta sombra parcial pero la floración se puede resentir.

Resulta idónea para desarrollarse en un contenedor sin problemas, ahora bien, si se pretende que crezca con libertad y adquiera un volumen importante el contenedor tendrá que ser de un tamaño grande.

La floración se presenta en verano, llenando la planta de grandes racimos compactos de pequeñas flores de color blanco. Las flores son olorosas pero no especialmente agradable para algunos. La misma planta reúne flores masculinas y femeninas.


En primavera y verano regar en profundidad dejando que el sustrato se humedezca bien y esperar a que casi se seque para regar de nuevo. Se le puede aportar un poco de abono una vez al mes.

Cuando se va ultimando la floración aparecen en la planta unos frutos redondeados, de color negro brillante, agrupados en racimos. Los pájaros suelen ingerir los frutos del Aligustre pero son venenosos para el ser humano.

Si los inviernos se presentan especialmente fríos la planta pierde la parte aérea en su totalidad, recuperándola con la llegada de la estación primaveral.

Acabada ya la floración puede realizarse sobre la mata una poda moderada, o bien esperar al final del invierno o comienzo de primavera.

Antes de que se inicie el nacimiento de nuevos brotes se debe eliminar todas las ramas secas y estropeadas que haya causado el frío invernal.

Admite podas severas para rejuvenecer la planta o frenar su crecimiento.

La propagación de la Aligustre es realmente factible mediante semillas, pero además puede hacerse a través de esquejes de madera semi-madura o dura obtenidad de los recortes o podas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 28 de julio de 2014

CULTIVO Y CUIDADOS DEL ROMERO


El romero es una de las plantas aromáticas más utilizadas en la cocina gracias a sus innumerables usos culinarios. Pertenece a la familia de las labiadas y al género Rosmarinus, que está compuesto por tres especies de arbustos, todos ellos con origen en la zona del Mediterráneo. Las más comunes son el romero y el romero blanco, fantásticas para condimentar diversos platos.

Es un arbusto de hoja perenne que puede llegar a alcanzar los dos metros de altura, teniendo hojas de color verde oscuro con un blanco lanoso por el envés, con un agradable olor balsámico. Sus flores suelen ser azules aunque en ocasiones pueden ser rosas o blancas. Puede cultivarse tanto en el jardín como en macetas o jardineras, ya sea en interiores como en exteriores.

Lo que necesita

- Iluminación: elige una ubicación en la que reciba mucho sol durante buena parte del día.

- Temperaturas: no tiene ninguna exigencia en este sentido ya que es un planta que resiste tanto las temperaturas altas como las bajas.

- Suelo: la única exigencia en cuanto al suelo es que debe estar bien drenado, de resto le vale hasta alguno que sea algo pobre.


- Riego: tiene que ser moderado, esperando a que se seque antes de volver a regar. Al ser una planta muy resistente, es mejor que se seque del todo a que le pongas demasiada agua.

- Abono: no necesita abono especial, será suficiente con abonar una vez al año con el fertilizante que utilices para el jardín u otras plantas.

- Poda: no es necesaria pero se recomienda hacer una cuando finaliza el invierno para darle forma y fortalecerla.

- Plagas y enfermedades: es una planta muy resistente a ellas, así que salvo que no le prestes atención a sus cuidados estará a salvo de cualquier mal.

- Multiplicación: la forma más adecuada de hacerla es por semillas, siempre cuando llegue el final de la primavera.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 24 de julio de 2014

KALANCHOE FARINACEA


Esta bella planta suculenta tiene un crecimiento erguido y conforma matas compuestas de varios tallos bajos y algo rechonchos.

Tiene un carácter perenne y a diferencia del resto de grupo de Kalanchoe observa un crecimiento ciertamente lento.

Pertenece a la enorme familia que conforma la Crassulacae de hábitats secos y calurosos.

Esta Kalanchoe es por si misma muy decorativa y realmente no necesitaría de floración para ser vistosa, aunque la posee y es bien llamativa, aporta un bello toque de contraste y color a la mata.

Posee quizás la floración más bonita del grupo, está formada por flores tubulares de color rojo coral agrupadas en ramilletes en los extremos de los tallos. Las flores aparecen en primavera, aunque se puede encontrar a la venta ejemplares florecidos en otras épocas.

Sus grandes y gruesas hojas nacen enfrentas, son ovaladas, de color verde grisáceo, con tendencia a encorvarse ligeramente hacia dentro, los aplanados cantos son regulares y pulidos y pueden estar bordeados por una fina línea roja.

En el riego es donde hay que observar el máximo cuidado, hay que regarla con mesura ya que los encharcamientos pudren las hojas y raíces aunque estos se produzcan en verano.

No necesita mojaduras sobre las hojas, en todo caso muy de tanto en tanto para mantenerlas limpias de polvo.


La mejor situación para cultivarla está en lugares muy luminosos y bien ventilados, unas pocas horas de sol al día le puede ser muy beneficioso.

Un abonado mensual con un preparado para cactus añadido al agua de riego será más que suficiente y siempre en su período activo, en invierno. Una vez haya pasado el mejor momento de las cabezuelas florales hay que eliminarlas, cortando justo por debajo del primer par de hojas.

Por lo general no suele ser atacada por plagas importantes, aunque la cochinilla algodonosa puede aparecer durante la temporada, su rastro presenta pequeñas protuberancias blancuzcas que se deben quitar con un pincel empapado en alcohol metílico.

No trasplantar hasta que las raíces ocupen sobradamente el interior de la maceta; el sustrato para cactus es el ideal para este tipo de plantas.

Se reproduce por esquejes de tallo en verano, o bien mediante los nuevos retoños que con frecuencia aparecen en la base de la planta.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 21 de julio de 2014

CUIDADOS DE LA CAMPÁNULA


La campánula es una planta preciosa que tiene su origen en el norte de Italia y unas flores características con forma de campana, de ahí su nombre. Se conoce también por el nombre de Rapunzel  ya que, al igual que la joven del cuento, sus verdes tallos también crecen muy rápido y de forma abundante, pudiendo trepar por cualquier superficie y formando una estampa única y muy original.

Es una planta que crece muy rápidamente y que apenas necesita energía para ello, dejando un ambiente muy alegre y colorido a su paso, con lo que es ideal para cualquier momento del año. Es importante que la pongas en una maceta grande para que pueda crecer sin problemas ya que sin apenas darte cuenta y será una planta de gran tamaño. Sus cuidados son muy sencillos y no te costará mucho tiempo llevarlos a cabo.

Cuidados básicos

- Riego: según la época del año regarás más o menos, teniendo en cuenta que la tierra debe de estar siempre algo húmeda pero sin que se encharque.

- Iluminación: necesita luz natural para poder desarrollarse, y le bastará con recibir algo de sol todas las mañanas así que si la tienes en un espacio interior que sea cerca de una ventana.

- Ubicación: puede ir tanto en exterior como en interior, teniendo en mucho cuidado con el exceso de sol en el caso de que esté en el exterior.


- Temperaturas: no le van nada bien las extremas, ni por arriba ni por abajo.

- Poda: retira las flores viejas según las veas para que puedan comenzar a salir las nuevas. También puedes hacer una poda de formación para que la planta vaya creciendo hacia donde te interese.

- Plagas y enfermedades: es una planta muy resistente a ambas cosas, y si no te despistas en sus cuidados no tendrás ningún problema en este sentido.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 17 de julio de 2014

LEUCOPHYTA BROWNII


Esta singular planta conocida como Arbusto plateado tiene una coloración poco frecuente, un carácter perenne y es originaria de Australia.

El género lo conforma una única especie que está incluida en la familia de las Asteraceae, la cual acoge a un gran número de miembros de una relevante importancia ecológica.

Es a todas luces una planta que resaltará enormemente entre otras plantas de colorido convencional, por lo tanto puede resultar muy interesante para el jardín por su sorprendente follaje de aspecto plateado.

Resulta perfecta para cultivar en jardines de roca o de bajo mantenimiento donde conservará su encanto durante todo el año.

Es un arbusto de tamaño enano, porte redondeado y espesa ramificación que puede alcanzar el metro de altura, pero por lo general su medida es más reducida y más aún si se trata de un ejemplar cultivado en un contenedor. 

En Australia que es su lugar de origen crece en zonas de dunas y acantilados, lo que da idea de que se trata de una especie resistente, capaz de soportar periodos de sequía sin demasiados problemas.

La floración aparece hacia mediados de la primavera y finaliza al comienzo de verano.

Los botones florales brotan en la punta de los tallos y están compuestas por cabezas esféricas de alrededor de un centímetro de diámetro, surgen solitarias y al abrir muestran una coloración amarillo pálido.


A la hora de regar este arbusto hay que hacerlo cuando se note que el sustrato está casi seco, el mayor peligro que puede correr la planta sucede con los riegos desbordantes.

En este caso es casi mejor quedarse algo cortos con el agua, las plantas bien establecidas poseen una extraordinaria capacidad ante la sequía.

No es necesario humedecer la parte aérea para aportarle humedad ni siquiera en verano.

Para su desarrollo necesita de situaciones soleadas durante todas las épocas del año.

Muestra una buena resistencia ante las heladas moderadas o de corta duración, y una aceptable adaptabilidad a las zonas costeras de suelos pobres y arenosos.

Sus tallos plateados le dan una apariencia muy llamativa para el periodo navideño, lo ideal es emplearla en un conjunto decorativo con plantas de esa época del año.

En relación con el abonado bastará con realizarlo uan vez al mes de manera muy comedida, unas cuantas gotas en el agua de riego será suficiente.

Acabada la floración es conveniente realizar una poda suave sobre las ramas que crezcan de forma desordenada, eso otorgará al ejemplar un porte más equilibrado.

Para reproducirla generalmente se utiliza esquejes que se toman en verano, la división de la mata es otra opción sencilla y de excelentes resultados.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira.

lunes, 14 de julio de 2014

CLAVES PARA CULTIVAR BONSÁIS


Los bonsáis son una de las mejores opciones decorativas si te gustan las plantas y árboles, siendo pequeños ejemplares que pueden encajar perfectamente en cualquier ambiente. Su cultivo procede de las tradiciones orientales y es un ejemplar que requiere atenciones especiales, mucho más que con cualquier otro árbol o planta. Esto se debe a que con los bonsáis se altera la naturaleza para evitar que los árboles crezcan y desarrollen su tamaño natural.

Esta vez vamos hablar de las claves sobre el cultivo de bonsáis, en todos aquellos cuidados que debes procurarle de forma indispensable para poder conseguir un ejemplar bonito y llamativo.Sigue leyendo y no pierdas detalle para conseguir tu objetivo.

Sus principales cuidados

- Ubicación: al ser un árbol, el bonsái se desarrollará mejor en especios exteriores, ya sean jardines, terrazas o balcones, aunque también prosperará en espacios interiores si se dan las condiciones adecuadas. Si está en el interior, que sea junto a una ventana. Debe estar lejos de fuentes de calor como estufas o calefactores.

- Iluminación: debe estar en un lugar en el que reciba luz natural, pero sin que reciba de forma directa los rayos del sol.

- Temperaturas: si la especie que vas a cultivar tiene su origen en una zona tropical, lo mejor es que lo tengas en interiores cuando sea la época de heladas o frío intenso. El resto de las especies no tienen ningún requerimiento especial en lo que a temperatura se refiere.


- Riego: tiene que ser abundante pero sin que se encharque, por lo que el drenaje tiene que ser muy bueno. En verano deberás regar al menos una vez al día, y en invierno será suficiente con una vez a la semana, aunque si la tierra se seca antes puedes regar con más frecuencia.

- Abono: es muy importante porque el bonsái está en en un recipiente muy pequeño, por lo que la cantidad de nutrientes que se le pueden poner es limitada. Fertiliza al menos una vez al mes durante la fase de crecimiento, que será entre primavera y principios de otoño. El tipo de abono dependerá de la especie, pero en todo caso debes evitar hacerlo durante la fase de descanso, que es otoño-invierno.

- Poda: es lo que te permitirá darle al ejemplar la forma similar a su árbol de gran tamaño si lo dejáramos crecer de forma natural. Tiene que ser con tijeras durante el invierno, dando forma a puntas de las ramos con los dedos y después quitando las hojas si se trata de una especie caduca.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 10 de julio de 2014

OXALIS MELANOSTICTA


El nombre del género deriva del griego oxys, que significa ácido, debido al sabor avinagrado de algunas especies que conforman el grupo y portan en sus tallos.

Pertenece a la familia de las Oxalidaceae, constituida casi exclusivamente por plantas herbáceas reuniendo cerca de un millar de especies propias de regiones cálidas y templadas del mundo.

Esta encantadora pequeña planta, de no más de 20 cm. de alto que alegrará cualquier pequeño rincón del jardín o terraza si se ubica en un lugar soleado, excepto en los meses más calurosos.

Durante ese tiempo de calor es preferible facilitarle una posición sombreada en las horas más ardientes del día. Soporta mejor las altas temperaturas si el sustrato permanece húmedo.

En interior no es una planta que se de especialmente bien, no obstante, para que prospere de manera oportuna habrá que acomodarla en un espacio lo más luminoso posible.

Un lugar que resulta muy adecuado se encuentra en el antepecho de una ventana ligeramente soleado.

Cultivarla resulta tremendamente fácil, hay que tener en cuenta que innumerables especies de este grupo se desarrollan de forma espontánea, sin que nadie intervenga de ninguna forma en su desarrollo.

Forma bellos montículos compuesto de pequeñas hojas tiernas en forma de corazón, textura aterciopelada y de color verde grisáceo que están sontenidas por largos peciolos cubiertos de finos pelillos blancos.


El florecimiento ocurre profusamente desde mediados del verano y puede prolongarse durante toda la temporada de forma intermitente mientras permanezca el buen tiempo.

La floración asoma por encima del follaje formando bellos montículos, las delicadas flores surgen solitarias y están constituidas por cinco pétalos de color amarillo brillante.

A la hora de regar debe hacerse de forma abundante en verano y más escaso el resto del tiempo, evitando en lo posible mojar las flores y las hojas.

Le gusta estar ubicada donde goce de una humedad ambiental alta y que el sustrato esté siempre ligeramente húmedo sin llegar a estar encharcado.

Acabada la floración y antes de que comiencen las primeras heladas se pueden extraer los bulbos de la tierra guardándolos en un lugar seco, o si se desea pueden permanecer en el contenedor sin que reciban nada de agua.

La forma más efectiva y sencilla de reproducirla es mediante la división de la mata si ésta ha alcanzado un tamaño importante, o también a través de los pequeños bulbillos.

En suelo es conveniente plantas varias plantitas para que al crecer forme una mata de tamaño importante.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 7 de julio de 2014

PLANTAS RECOMENDADAS PARA EL VERANO


En esta época del año disfrutamos al máximo de los espacios exteriores del hogar que, por mucho calor que haga, también pueden lucir bellos y hermosos gracias a las plantas más resistentes a las altas temperaturas, lo que no quiere decir que soporten  la sequía. Hoy queremos hablarte de algunas de las especies más recomendadas para esta época de año en la que en algunos puntos de nuestra geografía se pueden alcanzar temperaturas de más de 45º C. 

Flores

El geranio es la flor del verano por excelencia. Y es que pocos jardines y balcones hay en el Mediterráneo que no tengan a esa flor como protagonista. Sin embargo, también podrás decantarte por otras como los rosales, la petunia colgante, la verbena repens, la gitanilla o las clavellinas, entre muchas otras.


Cactus y suculentas

Por supuesto, los cactus son perfectos para el verano, ya que se trata de plantas desérticas. Eso sí, aunque aguanten la sequía y el sol, es recomendable echarles un poco de agua de vez en cuando. Las suculentas, parecidas a los cactus, también son aconsejables para el verano.


Arbustos, trepadoras y árboles

También encontrarás muchos arbustos recomendables para el verano, como el rosal de Alejandría, las adelfas o el arbusto conocido como Gloria de la Mañana. En cuanto a las trepadoras, destacamos la bougainvillea, las trompetillas, la madreselva y la pasiflora caeruela. Por último, queremos hablarte de algunos árboles como el árbol de Júpiter o la mimosa de Constantinopla.


Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Ana Pérez

jueves, 3 de julio de 2014

SPHAGNETICOLA TRILOBATA


Esta planta herbácea forma una densa cobertura vegetal muy ramificado, resulta excepcional en jardines de climas moderados que semejen su área de origen natural de la costa brasileña e islas del Caribe.

Goza de cierta rusticidad y es común encontrarla en lugares cálidos tropicales de casi todo el mundo donde prolifere la humedad como cerca de ríos, estanques, pantanos o arroyos.

Pertenece a la gran familia Asteraceae o Compositae formada por un colosal número de especies de gran riqueza y diversidad biológica.

Alcanza poca altura pero tiene un desarrollo rastrero extenso, cuyos tallos logran los 2 metros de largo o algo más, lo que la hace perfecta como cubridora de zonas de jardín soleadas o semi-soleadas.

Debido a su tipo de crecimiento se manifiesta igualmente perfecta para cultivar en macetas cogantes para ubicar en un porche o terraza, dejando que los tallos caigan en cascada de manera natural.

Las hojas son carnosas, trilobadas, irregularmente dentadas en sus bordes y de color verde oscuro muy brillante que contrastan con las inflorescencias amarillas que produce a lo largo de casi todo el año.

Las flores poseen una gran similitud a las margaritas, se presentan en solitario sobre tallos cortos, están formadas por pétalos delgados y alagados de color amarillo penetrante, con un disco central en amarillo más apagado.

Su cultivo no presenta ninguna dificultad y será suficiente procurarle a la mata un suelo con una elevada humedad y al menos unas cuantas horas de sol al día, en verano es preferible que no sean las centrales ya que el sol tiene un vigor demasiado intenso.


Al ser una planta que le gusta los suelos húmedos hay que regarla a menudo de manera copiosa, pero sin que el sustrato se encharque.

Resulta bastante fácil que los tallos enraícen en las zonas donde toquen el suelo, formando con ello nuevas plantas, esta es una fuente natural de auto-propagarse razón por la que la mata puede aumentar su superficie sin que medie la mano del hombre.

Además de utilizarse como planta ornamental de jardín tiene también diversos usos medicinales. Es considerada como una especie invasora si se la deja crecer de forma salvaje.

Para su propagación se puede ejecutar mediante la división de la mata, por esquejes que enraízan fácilmente, o bien a través de semillas plantadas al comienzo de la primavera, aunque esta fórmula da unos resultados menos seguros.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira