lunes, 11 de agosto de 2014

CÓMO PREVENIR ENFERMEDADES EN LOS ROSALES


Ya sabes que durante la primavera y el verano hay que extremar las precauciones en lo que se refiere a las plagas y enfermedades, ya que las plantas suelen estar más expuestas durante esta época del año. 

Nos centramos en las plagas de los rosales y es que estas plantas, al igual que otras especies, también son atacadas. A continuación vamos a darte algunos consejos útiles para mantener tus rosas completamente sanas.

Mantén a los rosales alejados de otras plantas

Lo primero que te recomendamos es que procures mantener a tus rosales alejados de otras plantas enfermas o que ya tengan plagas, ya que muchas de las infecciones de las plantas se transmiten por contacto.


Puntos negros


Por otro lado, es importante que protejas a tus rosas de los puntos negros, una especie de hongo que ataca especialmente a los tallos y a las hojas y que es producido por una humedad excesiva. Para evitar que este hongo ataque a tus rosales tendrás que regar, siempre por la mañana, sin mojar las flores ni las hojas, aplicar un spray con bicarbonato de potasio y rociar el ejemplar con sulfuro de cal no activo al acabar la temporada o al iniciar el verano.


Oídio

En cuanto al oídio, otra de los hongos que más afecta a los rosales y que prolifera en climas fríos y húmedos, se  presenta como puntos rojos bordeados de color amarillo en distintas partes de la planta. Además, forma pelusilla gris en el reverso de las hojas, que se debilitan y se caen. Para prevenir a tus rosales de este hongo deberás mantener el jardín limpio y podar algunas de las hojas de las plantas para que estén ventiladas.

Moho

Respecto al moho, un hongo que puede cubrir grandes extensiones de la planta y las flores, debes saber que prolifera durante la noche, especialmente si es húmeda. Podrás controlarlo retirando el follaje, limpiando bien el jardín, podando y quemando las hojas y ramas contaminadas.

Mosaico

Por último, debes saber que no hay tratamiento para los rosales afectados por el mosaico, un virus que provoca manchas amarillentas y deformidad en las hojas. Lo único que puede hacerse es arrancar las hojas afectadas, mientras no se haya extendido al resto del rosal.

Vía: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

No hay comentarios: