lunes, 29 de septiembre de 2014

¿CUÁNTO DEBO REGAR A MIS PLANTAS?


Una de las preguntas más ampliamente presentes en las consultas cotidianas o entre conversaciones de aficionados a la jardinería. Lo cierto es que no hay una respuesta única ni fácil a la "cantidad de agua debo darle a mi planta".

Esta cantidad podría depender del tipo de planta que tienes, dónde esta ubicada, de la edad de la planta y del tipo y tamaño de la maceta. Incluso las condiciones del suelo entran en juego porque un cierto tipo de tierra retiene más agua que otras.

¿Cuánto agua debo darle a mi planta?

Pero aún así, la pregunta persiste y los problemas también. El exceso de riego es la causa más común de muerte en las plantas de interior ya que si las raíces de una planta están rodeadas de agua, no pueden absorber oxígeno. ¿Una planta necesita agua u oxígeno para sobrevivir? La verdad es que necesita de ambos, por lo que el exceso de riego mata a la planta por podredumbre de las raíces y absorción de oxígeno es muy necesaria.

¿Hay consejos generales?

Algunos sí y puedo aportarlos. Por ejemplo: es sabido que las plantas con hojas grandes y delgadas por lo general necesitan agua más a menudo que las plantas suculentas. ¿Es que una planta suculenta no necesita agua? Por supuesto que sí la necesita, pero las plantas suculentas tienen tallos y hojas carnosas capaces de almacenar más agua en condiciones de sequía. Por lo tanto, no necesitan tanta agua ni con tanta frecuencia en relación a otras plantas.


¿Se riega siempre igual?

Definitivamente no. Es un hecho que en verano o ante presencia de altas temperaturas aún fuera de estación hemos de aportar más agua. En cuanto a las condiciones latentes, cabe señalar que sólo después de la floración abundante o períodos de crecimiento, las plantas requieren de riego con menos frecuencia.

Una regla de oro...

Esto es como esas recetas de la abuela para bebés, pero en este caso es de jardinería: riega tus plantas siempre que sea necesario. La mejor manera de saber cuándo es necesario es tocar el suelo. Si el suelo esta seco al tacto, es que la planta necesita agua.

Vía: http://blogjardineria.com
Autor: Escarlata

jueves, 25 de septiembre de 2014

CALATHEA VEITCHIANA


Esta exótica planta, también conocida por Calatea pluma, se caracteriza por su colorido y llamativo follaje, algo habitual en las especies que pertenecen a la familia de las Marantaceae. Procede de las selvas tropicales y bosques umbríos de Sudamérica y Centroamérica.

Se trata de una planta rizomatosa, de naturaleza perenne, con unas grandes y redondeadas hojas de caprichosos dibujos que recuerdan a plumas en diversas tonalidades de verde en su cara anterior y totalmente de color púrpura en su cara posterior.

Es sensato dedicar un tiempo al cuidado del radiante follaje de esta Calatea, al fin y al cabo es lo que la distingue y lo que la hace tremendamente decorativa.

En primer lugar en época de calor es vital humedecer las hojas a diario y escurrir al agua sobrante que queda depositado sobre la superficie, para que no se formen manchas blanquecinas a causa de la cal.

Goza de un espléndido brillo natural que lucirá siempre que se mantengan limpias, no hay necesidad de recurrir a abrillantadores artificiales que acaban siendo más un problema que un buen resultado.

Es preferible limpiarlas cada poco tiempo un algodón empapado en agua tibia (mejor destilada), haciéndolo por ambas caras.

Si las hojas están demasiado sucias en el agua para limpiarlas se puede desleír una pequeña cantidad de gel de baño, aclarándolas y secándolas a continuación.

Hay que ubicarla en una zona de la casa donde no sobrevengan corrientes de aire y disfrute de una buena iluminación, intensa pero suavemente matizada.


En cuanto a la temperatura necesita que sean cálidas todo el año, en verano es bueno que no exceda de los 25º C, a mayor temperatura necesitará un mayor aporte de humedad en su entorno. Estar acompañada de otras plantas le beneficiará por el aporte de humedad que generan entre todas.

El sustrato es bueno que permanezca siempre con una cierta humedad pero sin que llegue a estar encharcado, cosa que perjudica enormemente a las raíces.

Un ambiente seco favorece a la aparición de plagas como la araña roja, por eso la humedad tiene que ser constante en todo tiempo.

La floración se produce en verano pero es inusual que lo haga en interior, las flores son pequeñas y están protegidas por brácteas de color verdoso.

Durante el periodo de crecimiento debe abonarse cada dos semanas con un fertilizante líquido apropiado para plantas verdes.

Si las temperaturas invernales son cálidas la planta puede continuar desarrollando alguna hoja, que por lo general será más pequeña que las que produce en su tiempo natural; no obstante hay que prescindir del abonado y dejar que descanse en esa etapa.

La reproducción se lleva a cabo mediante la separación de la masa de raíces que porten algunas hojas, cada división se coloca en una maceta con un sustrato con base de turba y se deja en un lugar cálido hasta que genere nuevas raíces.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 22 de septiembre de 2014

CÓMO CORTAR LAS HOJAS DEL ALOE VERA


Cada vez hay más gente conocedora de los poderes medicinales del aloe vera, pero la mayoría no saben por dónde empezar para poder disfrutar de ellos. Sin embargo, el primer paso es bien sencillo: hay que extraer el jugo de la planta cortando la hoja. Eso sí, si tienes un ejemplar de aloe vera en casa y quieres utilizarlo para aprovechar sus propiedades, deberás tener en cuenta varias cosas, como que la planta debe estar madura (tras tres años o con su primera floración).

Para que puedas disfrutar de todos los beneficios del aloe vera, a continuación te contamos cómo cortar las hojas de la planta sin maltratarla y manteniendo intactas sus instrucciones.

Usar lo más pronto posible

En primer lugar, es importante que cortes solo las hojas que necesites para ser usadas de inmediato o en un breve periodo de tiempo, ya que al dejar pasar los días el pedazo comienza a marchitarse y pierde sus propiedades. Por otro lado, tendrá que cortar siempre las de abajo, ya que son las más antiguas y las que pueden aportar más beneficios.


Cómo cortar

A la hora de cortar tendrás que utilizar un cuchillo muy afilado o una buena tijera de podar. Es importante que intentes cortar la hoja lo más cercana al tallo posible, ya que en esta zona la hoja es mucho más delgada.

Conservación

Otro punto importante es cómo conservar la hoja después de cortarla y saber cuánto tiempo podemos guardarla, teniendo en cuenta que el aloe vera se oxida con el contacto con el aire. Así, si vas a utilizar la hoja del aloe vera para atender una quemadura o cualquier afección cuyo tratamiento involucre varios días, usa el pedazo que requieres y el restante envuélvelo muy bien en papel aluminio y guárdalo en el congelador, teniendo en cuenta que se puede conservar un máximo de cinco días.

Vía: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

jueves, 18 de septiembre de 2014

EUPHORBIA TRIGONA


  • Nombre botánico: Euphorbia trigona
  • Otras variedades: Euphorbia trigona 'rubra'. Esta variedad posee los tallos de color rojo con una mayor o menor intensidad.
  • Nombre común: Árbol africano de leche.
  • Familia: Euphorbiaceae.
  • Origen: África
  • Cualidad: Su principal cualidad es lo fácil que resulta su mantenimiento. En su ambiente natural es capaz de crecer hasta los 4 metros de altura formando grandes columnas erguidas; cultivada en maceta se mantiene en un comedido tamaño.
  • Condición: Tiene una condición perenne, no obstante, pierde las hojas con facilidad sin afectar a la planta si la climatología no acompaña.
  • Descripción: Se trata de una planta suculenta de fuertes tallos triangulares que crecen erectos y se van dividiendo en grandes segmentos, cuentan con 3 ó 4 costillas pronunciadas y aristas onduladas y dentadas. Posee pequeñas espinas de color rojizo.
  • Acomodar: Se planta en suelo o en una maceta grande.
  • Periodo de floración: Desconocido.
  • Flor: No observada.
  • Situación: La ubicación ideal para esta planta es en una posición de semi-sombra, tolera el pleno sol si no es demasiado intenso. En interior necesita de lugares muy luminosos y aireados.
  • Singularidad: Produce en primavera unas pequeñas hojas estrechas de unos 5 cm. de longitud, que pierde al llegar el invierno.
  • Riego: En verano precisa que se la riegue de manera que el sustrato no llegue a secarse nunca pero evitando encharcamientos, en invierno de modo más esporádico.
  • Cuidados especiales: El látex blanco que las Euphorbia segregan a través de sus heridas es muy irritante. Hay que tener precaución al manipularla y lavar bien las manos y herramientas usadas.
  • Abono: En pequeñas cantidades en época de crecimiento activo.
  • Curiosidades: El sol intenso le produce manchas resecas. El frío y el calor intenso hacen que las hojas caigan en masa de los tallos.
  • Reproducción: Se propaga a través de los vástagos que surgen en la base de la planta. Para propagarla a través de esquejes de tallo conviene dejar que la herida del corte cicatrice al menos un par de días antes de plantarlos en un sustrato con base de arena.
Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 15 de septiembre de 2014

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL ALOE VERA?


El aloe vera es una planta fácil de cuidar y muy popular en jardines y terrazas. Existen mucha mitología a su alrededor a causa de sus propiedades curativas ¿Cuáles son los beneficios auténticos del aloe vera?

El aloe vera no necesita gran cosa para sobrevivir sin problema. Tanto si lo queremos tener dentro de casa o en un jardín, basta con que reciba luz cada día (no poca, pero tampoco necesita en exceso) y con que lo reguemos con la frecuencia normal de cualquier planta. No nos exigirá mucha atención (es un tipo de planta idónea si no podemos pasar mucho tiempo en casa) y además se reproduce con mucha facilidad: en cuanto veamos surgir los brotes en la tierra, basta con trasplantarlo con cuidado, separándolo de su "madre" sin dañar las raíces de ninguno de ellos. No nos vamos a engañar, tampoco es que sea una planta especialmente bonita o vistosa en un jardín... pero para gustos, los colores, claro.

¿Y qué hay de esas propiedades curativas de las que hablábamos? ¿Tienen fundamento o simplemente forman parte de esa sabiduría popular venida de no se sabe dónde? Lo cierto es que sí, hay una base cierta y científica. Puede que en ocasiones se le dé un bombo excesivo, pero no cabe duda de que cultivar esta planta en el jardín o en nuestra terraza será un acierto si queremos tener un bálsamo natural en casa. Las hojas del aloe y su savia poseen propiedades calmantes a causa de su composición, especialmente rica en ácido salicílico. Así que no hay nada aquí de mito o de cientificismo, aunque, eso sí, recordemos que no se trata de una panacea...

Muchas personas también utilizan el aloe vera en su dieta diaria, y es que se ha comprobado también que puede resultar beneficioso para nuestro sistema inmunológico y para mejor el tránsito y la limpieza intestinal. Además, también podemos encontrar en tiendas naturales jabón de aloe vera, magnífico para el cuidado de la piel... e incluso podemos planteárnos fabricarlo nosotros mismos si sabemos algo del tema o si queremos darle un uso diferente a las plantas de nuestro jardín.

Vía: http://blogjardineria.com
Autor: Mariela

jueves, 11 de septiembre de 2014

COTYLEDON UNDULATA


  • Nombre botánico: Cotyledon undulata
  • Nombre común: Cotiledón ondulado - Corona de plata
  • Familia: Crassulaceae
  • Origen: Sur de África
  • Cualidad: Se trata de una suculenta de pequeño porte
  • Condición: Perenne
  • Descripción: Produce hojas gruesas de color grisáceo en forma de abanico que se superponen entre sí. Los bordes ondulados es lo más característico de la planta, éstos bordes en ocasiones pueden tornarse rojizos por la acción del sol.
  • Acomodar: Adquiere un tamaño propio para cultivar en macetas.
  • Periodo de floración: Puede hacerlo a lo largo de la primavera.
  • Flor: Produce flores en forma de campana en ramilletes colgantes, al final de un extenso tallo erecto de unos 40 cm. de longitud. Los largos pétalos de las flores se rizan hacia afuera, son de color anaranjado con los bordes amarillos y los filamentos sobresalen de la flor.
  • Situación: Requiere de ubicaciones muy luminosas, un poco de sol resultará muy beneficioso y mejorará el aspecto de la planta.
  • Singularidad: Las hojas pueden alcanzar un tamaño notable. Es normal que con el tiempo la parte baja de la planta se vaya quedando sin follaje, mostrando sólo hojas en la cima del tallo. Antes que la mata quede casi despojada de hojas es conveniente hacerse con nuevas plantas para sustituirla.

  • Riego: En este particular hay que ser cuidadoso y hacerlo de forma muy moderada siempre. En invierno no necesitará de regados.
  • Cuidados especiales: Se debe regar con moderación incluso en verano; lo mejor es dejar que la tierra se seque entre un riego y otro para regar de nuevo.
  • Abono: De manera escasa y de tanto en tanto, utilizando un fertilizante para plantas suculentas.
  • Curiosidades: Lo singular de esta planta se encuentra en los bordes de las onduladas hojas.
  • Reproducción: Se puede propagar con suma facilidad mediante esqueje de hoja. Como sucede con todas las suculentas para propagarla hay que dejar que el corte se seque durante unos días.
Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 8 de septiembre de 2014

CAMBIO DE MACETAS, CUIDADOS Y CONSEJOS


En la temporada de invierno tenemos que rediseñar el jardín de la casa y las inclemencias del tiempo nos obligarán a llevar muchas plantas al interior de nuestro hogar. Como parte de ese cuidado de plantas interiores, está a la orden del día el hecho de tener que cambiar de macetas, aunque esta tarea no es sólo exclusiva del invierno en realidad.

Para cualquier caso, vale la pena repasar unas cuantas consideraciones...

Replante o trasplante

Todas las plantas eventualmente necesitan ser replantadas o trasplantadas, así que un primer paso es evitar la compra de macetas muy enlazadas a las plantas, es decir, mira con atención y no elijas aquellas que tienen raíces enroscadas sobre la base del recipiente. 

Para controlar adecuadamente repite este procedimiento periódicamente durante la vida útil de tus plantas, porque una vez que una planta sufre a nivel de raíz, verá su crecimiento restringido para siempre.

Cuidados al comprar

Cuando compras una planta también compra un contenedor que sea ligeramente más grande que el que la planta necesite en una primera instancia. Si no tomas la precaución la planta no responde bien y el potencial de la raíz puede verse afectado.


Cuidados al reutilizar contenedores

Cuando se utiliza una maceta que ya tenías, la limpieza es la clave: limpia a fondo mediante la aplicación de una solución a base de lejía 20% mezclado con agua. Luego enjuaga bien con agua corriente. Es importante limpiar bien los recipientes para evitar la transferencia de patógenos e insectos.

Cuando trasplantas plantas, coloca la tierra para macetas en el fondo del recipiente. Si el agujero de drenaje es grande, coloque un paño limpio, fragmento de tela roto, o cualquier pieza que filtre agua y que tenga un lado curvado hacia arriba, sobre el agujero. Esto promueve el drenaje y reduce la pérdida de tierra para macetas a través del agujero. No dejes las raíces expuestas al aire durante el proceso del trasplante. En su lugar, coloca rápidamente la planta en la maceta y rellena los lados con tierra lo mas pronto posible, recordando que las raíces no están preparadas para el aire ni para la luz abundante.

Vía: http://blogjardineria.com
Autor: Escarlata

jueves, 4 de septiembre de 2014

VERBENA BONARIENSIS


Esta variedad al igual que todas las Verbenas constituyen excelentes plantas para parterres y son muy recomendables por su gran floración.

En jardinería su cultivo se utiliza en combinación con otras plantas anuales de flor de menor tamaño y dispar colorido.

Procede de Sudamérica, principalmente de Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil. Pertenece a la familia de las Verbenaceae, que incluye géneros compuestos por arbustos, hierbas y árboles.

Esta planta de fácil mantenimiento tiene un porte muy ramificado y erguido, mide entre 50-100 cm. de altura y pese a ser una vivaz se cultiva como anual, renovándola cada temporada.

Organiza matas poco espesas de hojas que nacen opuestas, son estrechas largamente elípticas, con el margen dentado y nervios muy marcados por su revés.

Ambas caras de las delgadas hojas están recubiertas de pelos rígidos que le dan un aspecto áspero al tacto.

Las flores son muy pequeñas y tubulares, agrupadas en cimas densamente pobladas, con una tonalidad que puede ir desde el color violeta más claro hasta el más oscuro.

La floración tiene lugar al inicio del verano y se prolonga hasta la llegada de las primeras heladas.

Las inflorescencias son muy atractivas para las mariposas, que suelen visitar en masa la planta para beneficiarse del producto de sus flores.


Es imprescindible que se la ubique en zonas soleadas para que florezca con profusión, en caso de no disponer de las suficientes horas de sol al día la planta tendrá un florecimiento muy pobre.

Es una excelente flor cortada, que puede dejarse sola o asociarse en diversas combinaciones multicolores, por lo que es frecuente encontrarla en floristerías formando parte de ramos elegantes, rústicos o informales.

Por lo general se adapta a todo tipo de suelos, incluso a los arenosos o los que son algo pedregosos, aunque es importante que eliminen el agua sobrante con facilidad y que no se produzcan retenciones; tolera bien la falta de agua ocasional así como el calor del verano.

Es resistente a las plagas de jardín, pero hay que controlar el exceso de riego ya que favorece la aparición de hongos.

No es una planta que requiera de abonados regulares, bastará con hacerlo al principio de la temporada con un fertilizante de liberación lenta.

La multiplicación no presenta complicaciones y se realiza por medio de semillas sembradas hacia finales del invierno.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira