jueves, 4 de septiembre de 2014

VERBENA BONARIENSIS


Esta variedad al igual que todas las Verbenas constituyen excelentes plantas para parterres y son muy recomendables por su gran floración.

En jardinería su cultivo se utiliza en combinación con otras plantas anuales de flor de menor tamaño y dispar colorido.

Procede de Sudamérica, principalmente de Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil. Pertenece a la familia de las Verbenaceae, que incluye géneros compuestos por arbustos, hierbas y árboles.

Esta planta de fácil mantenimiento tiene un porte muy ramificado y erguido, mide entre 50-100 cm. de altura y pese a ser una vivaz se cultiva como anual, renovándola cada temporada.

Organiza matas poco espesas de hojas que nacen opuestas, son estrechas largamente elípticas, con el margen dentado y nervios muy marcados por su revés.

Ambas caras de las delgadas hojas están recubiertas de pelos rígidos que le dan un aspecto áspero al tacto.

Las flores son muy pequeñas y tubulares, agrupadas en cimas densamente pobladas, con una tonalidad que puede ir desde el color violeta más claro hasta el más oscuro.

La floración tiene lugar al inicio del verano y se prolonga hasta la llegada de las primeras heladas.

Las inflorescencias son muy atractivas para las mariposas, que suelen visitar en masa la planta para beneficiarse del producto de sus flores.


Es imprescindible que se la ubique en zonas soleadas para que florezca con profusión, en caso de no disponer de las suficientes horas de sol al día la planta tendrá un florecimiento muy pobre.

Es una excelente flor cortada, que puede dejarse sola o asociarse en diversas combinaciones multicolores, por lo que es frecuente encontrarla en floristerías formando parte de ramos elegantes, rústicos o informales.

Por lo general se adapta a todo tipo de suelos, incluso a los arenosos o los que son algo pedregosos, aunque es importante que eliminen el agua sobrante con facilidad y que no se produzcan retenciones; tolera bien la falta de agua ocasional así como el calor del verano.

Es resistente a las plagas de jardín, pero hay que controlar el exceso de riego ya que favorece la aparición de hongos.

No es una planta que requiera de abonados regulares, bastará con hacerlo al principio de la temporada con un fertilizante de liberación lenta.

La multiplicación no presenta complicaciones y se realiza por medio de semillas sembradas hacia finales del invierno.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: