jueves, 30 de octubre de 2014

PASSIFLORA SANGUINOLENTA


El género incluye un buen número de plantas herbáceas, arbustivas y arbóreas, pero las especies cultivadas que componen las Passifloras son todas trepadoras que se adhieren a soportes por medio de zarcillos.

En general en todas ellas las flores se encuentran sencillamente en las axilas de las hojas.

El hábitat original de estas plantas son las regiones tropicales y semitropicales del Sur de América, desde México hasta Brasil; la variedad que nos ocupa es concretamente de Ecuador.

Pertenece a la familia de las Passifloraceae y es conocida comúnmente por los nombres de Pasiflora sanguinolenta o Flor de la pasión.

Es de rápido crecimiento, pero algo más pausado que el de otras especies del grupo, no obstante es capaz de cubrir una pared en poco tiempo, dado que tiene un desarrollo vigoroso.

También de naturaleza más reducida que otras variedades, se muestra perfecta para un patio en el que exista un enrejado sobre el que la planta pueda crecer libremente.

Es adaptable e incluso puede prosperar en un contenedor con espaldera para asegurarla, este dispositivo se puede adquirir en cualquier tienda en jardinería especializada o en algunos viveros.

El lugar que se elija para ubicarla debe ser soleado para que haga posible la floración, contando con algo de sombra en los periodos de máximo calor.

Si se cultiva en maceta debe ser sobradamente grande para contener el sistema de raíces bastante desarrollado que elabora, además es vital que el método de drenaje sea efectivo.

De primavera a otoño hay que regar con generosidad el sustrato, evitando en todo momento que llegue a secarse en la época estival, en invierno regar sólo lo suficiente para que el sustrato se deseque.


Prefiere que la humedad ambiental sea elevada, con aire seco las hojas se marchitan y caen.

Las hojas son grandes, gozan de un color verde resplandeciente y poseen la peculiaridad de tener el limbo dividido, de tal forma, que parecen las alas de una mariposa.

La Pasiflora sanguinolenta florece desde la primavera hasta el otoño, con alguna pausa durante el verano. La floración posee un sutil aroma.

Produce flores muy abiertas en forma de estrella, y pese a que el nombre de esta enredadera puede hacer creer que la tonalidad de las flores es rojo sangre, realmente su color característico es rosa coral.

Hay que podarla tras la floración de forma moderada, responde bien a las podas duras cuando la planta cuenta con varios años, esto le ayudará a crecer más fuerte y a que brote más en la siguiente temporada.

Se puede multiplicar a partir de semillas plantadas en primavera, germinarán fácilmente en una mezcla arenosa y ligera. El acodo es otra opción.

También se emplean los esquejes tomados en verano, que se deben hacer arraigar en un buen sustrato y bajo protección, procurando que tengan una temperatura estable.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 27 de octubre de 2014

CULTIVO Y CUIDADOS DE LA ROSA DEL DESIERTO


La rosa del desierto es una planta que pertenece a la familia de las Apocynáceas y tiene su origen en zonas tropicales. También se conoce por los nombres de Sabi Star, Kudu, Adenio o Adenium obesum, y es una de las flores más bonitas que puedes cultivar en tu hogar. Es un arbusto perenne de crecimiento muy lento que puede llegar a medir metro y medio de altura si lo plantas en tierra y medio metro si lo haces en maceta.

Sus hojas son en espiral y las flores pueden ser rojas o rosas, con cinco pétalos y que se parecen a las flores de las adelfas. La savia es tóxica, así que debes tener cuidado con ella. Se suele cultivar como planta de interior, aunque también puedes cultivarla en exteriores si la proteges bien y la temperatura nunca va a ser inferior a 10ºC. Durante el invierno suele perder las hojas, pero volverán a salir en primavera.

Cultivo y cuidados

- Temperatura: no puede estar a menos de 10ºC, y las temperaturas altas no le afectan a no ser que sean muy extremas.

- Iluminación: si la cultivas en exteriores, necesitará estar a pleno sol, mientras que si está en interiores será suficiente con recibir algunas horas de luz natural al día, así que lo mejor será tenerla en una ventana.

- Suelo: el único requisito que tiene en este sentido es que tenga un muy buen drenaje y sea rico en materia orgánica.


- Riego: necesita muy poca agua, así que durante la primavera y verano será una vez cada 15 días, reduciendo a una al mes en otoño y nada en invierno.

- Abono: debes aplicarlo únicamente un par de veces en verano, utilizando un fertilizante que sea específico para plantas suculentas.

- Plagas y enfermedades: se puede ver muy afectada por la mosca blanca y pulgones, y sufrirá mucho si tiene demasiada agua o pasa frío.

- Multiplicación: puede hacerse por retoños que reproduce la propia planta o por semillas, pero al ser de crecimiento tan lento lo mejor es que compres el ejemplar directamente.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 23 de octubre de 2014

COSTUS MALORTIEANUS


Una llamativa planta de hermosas hojas que forma parte de la familia de las Zingiberaceae, por lo que es pariente cercano de la Curcuma, o el Jengibre, por eso a menudo se le llama Jengibre en espiral o Planta Escalera.

Procede de zonas húmedas y tropicales de Centroamérica, donde crece bajo los árboles y lugares sombríos, primordialmente en Nicaragua.

Es una verdadera lástima que sea tan poco común encontrarla a la venta resultando incluso difícil hallarla en viveros especializados.

El maravilloso follaje de esta planta permanecerá perfecto en jardines cálidos con una ubicación sombreada o con algo de sol parcial con una condición suave.

Puede ser cultivada en contenedores para ubicar en interior pero procurando que tenga un ambiente aireado, libre de atmosferas saturadas de humos o calor seco.

El nombre por la que se le conoce de manera común hace referencia a la forma en espiral que toma el tronco, con la colaboración del follaje.

Las vistosas hojas crecen en espiral alrededor del tronco principal, una vez que ha completado su ciclo la hoja muere, dejando una evidente señal de su paso en el tronco.

Esto quiere decir que el hábito de la planta es perder las hojas bajas de los tallos, dejando éstos desnudos, aunque suele originar nuevas plantas en la base que cubren la zona desposeida de hojas.


Las hojas son grandes y ovaladas, lustrosas, de color verde esmeralda con listas más oscuras y una nervadura central evidentemente hendida.

El follaje es por sí mismo tremendamente ornamental con un alto valor decorativo, una razón perfecta para cultivar esta planta.

La curiosa inflorescencia es una especie de cilindro grueso compuesto de brácteas de color verdoso de las que emerge las delicadas flores anaranjadas.

El cultivo no presenta ningún problema ni la planta exige de unos cuidados especiales, sólo bastará con regarla de manera generosa en verano y más pobre el resto del tiempo.

Esta planta de hermosas hojas admite su cultivo en casi todo tipo de suelo, aunque es preferible que éste sea fértil y esté bien drenado.

Durante su periodo productivo se puede agregar cada dos semanas un fertilizante líquido y suave al agua de riego.

El método más sencillo para multiplicarla es dividiendo la mata en varias porciones y plantarlas de modo individual en macetas pequeñas.

Las nuevas plantas necesitan un ambiente cálido y húmedo, en unas semanas se las puede tratar como plantas adultas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 20 de octubre de 2014

FLORES TÍPICAS PARA EL DÍA DE TODOS LOS SANTOS


El día 1 de noviembre se recuerda a los seres más queridos que ya no están con nosotros. Tradicionalmente se llevan flores a sus tumbas como signo de homenaje, recuerdo y nostalgia. De hecho, para que todos los que lo deseen puedan recordar a sus seres queridos durante esto días, los cementerios tienen horarios especiales de apertura. Hoy vamos a hablarte de las flores que se depositan en los camposantos durante estas fechas.

Crisantemos

La flor más típica en el Día de Todos los Santos es el crisantemo, que ofrece numerosas variaciones aptas para todo el mundo. Esta planta se caracteriza por ser resistente y muy fácil de cuidar, aunque prefiere la luz exterior. Además, hay que tener en cuenta que tanto el frío como el calor son enemigos de esta flor, por lo que necesita una temperatura intermedia.

Rosas

Aunque no son tan comunes como el crisantemo, las rosas también son vistas durante estos días en los cementerios. Esto se debe a que los rosales florecen continuamente durante todo el año desde la primavera hasta principios de invierno, especialmente en climas cálidos.


Clavel

Otra de las flores que puedes comprar para el Día de Todos los Santos es el clavel. Existen diferentes variedades como la clavelina, que tiene unas flores más pequeñas con una fragancia impresionante y unos colores muy intensos y vivos. 

Ramos

Lo ideal es que las flores que se utilicen para esta festividad sean muy resistentes y duraderas. Así, el ramo ideal estaría compuesto por crisantemos, lirios, claveles y hojas de camelias y, generalmente, iría compuesto a una única cara poder posarlo sobre la lápida.

Vía: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

Ya pueden realizar sus encargos de centros, ramos, flor cortada o arreglos florales para esta festividad. ¡Reserva ya! en nuestra floristería situada en la calle Manuel Escribano, 9 de Añover de Tajo.

jueves, 16 de octubre de 2014

STREPTOCARPUS


Estas plantas herbáceas, perennes y delicadas con floración en forma de trompeta son muy utilizadas para su cultivo de interior.

Son parientes cercanos a las violetas africanas y tienen también un origen africano, aunque las que encontramos a la venta son por lo general híbridos muy interesantes, como sucede con esta Estreptocarpo o Estreptocarpus.

También forman parte de la misma familia botánica denomiada Gesneriaceae, que representa a numerosas especies de pequeñas plantas ornamentales.

De esta variedad hibridada llama la atención sus gruesas hojas de gran tamaño, con un nervio central y secundarios muy marcados y la fina pelusilla que recubre la superficie de ambas caras, la superior de color verde oscuro y la inferior verde pálido.

La pelusilla del follaje es la que hace que no sea conveniente regar la parte aérea, pequeñas partículas de agua quedan retenidas en la superficie y acaba pudriéndola.

Tampoco es aconsejable mojar las flores por que se estropean con facilidad, así que el aporte de humedad tiene que efectuarse mediante otros medios: humedeciendo el entorno, platito con gravilla, etc...

Es en la humedad ambiental donde estriba el acierto en el cultivo de estas hermosas plantas, no obstante el riego del sustrato debe hacerse con prudencia, no dejando que quede saturado, lo ideal es regar de manera que permanezca siempre ligeramente húmedo.


En lo posible regar con agua blanda que esté algo tibia, procurando que el agua caiga únicamente sobre el sustrato.

Las hojas forman una roseta abierta, de la que surge de su centro largos tallos florales rebosantes de flores colgantes de matices rosáceos que marcan un bello contraste con el follaje.

Es de destacar que las flores de todas las Estreptocarpo están compuesta de cinco lóbulos y una profunda garganta tubular; la coloración es muy variada pero siempre en tonalidades delicadas.

Por lo general comienza su floración hacia mediados de la primavera, pero puede hacerlo de nuevo en otras estaciones del año si la planta está bien atendida, aunque si bien la floración será menos abundante.

Las flores permanecen en la mata durante un largo periodo de tiempo.

Para que florezca de manera copiosa e ininterrumpida es conveniente eliminar las flores a medida que se vayan marchitando, dejar las flores marchitas en la planta solo afea y consume energía.

Tanto en interior como en exterior requiere de situaciones algo frescas y húmedas, con una luz intensa algo matizada, el sol no debe alcanzar de lleno a la planta.

Se puede multiplicar a través de esquejes de hoja, sin embargo es una tarea adecuada a los más expertos, la forma habitual por su sencillez es la división de la planta, esto se realiza al comenzar la primavera cuando las temperaturas son más cálidas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 13 de octubre de 2014

CULTIVO Y CUIDADOS DEL HELECHO BOTÓN


El helecho botón pertenece al género Pellaea, el cual está formado por más de 50 especies de helechos que tienen su origen en diferentes partes del mundo. Al helecho botón se le conoce también como pelea o helecho de hoja redonda, y tiene varias especies. Es un helecho perenne con hojas enteras y con esporas en el envés, siendo además de gran belleza.

Se suele utilizar como planta de interior, pero si lo proteges bien del frío también lo puedes poner en espacios exteriores. Es un helecho al que se le puede sacar mucho partido a nivel decorativo, así que es una gran opción si quieres algo diferente y original para tu hogar.

Cultivo y cuidados

- Temperatura: el único requisito que tiene es que no puede estar por debajo de los 11ºC. No le afecta negativamente el calor.

- Iluminación: necesita estar en un lugar muy bien iluminado, al menos durante buena parte del día.

- Suelo: es suficiente con un sustrato normal y que tenga un buen drenaje.

- Trasplante: debe hacerse en primavera  y cada tres años. La nueva maceta deberá tener espacio suficiente como para permitir el crecimiento de las raíces los próximos tres años.


- Riego: debes regar de forma que la tierra siempre esté húmeda, pero con cuidado de que no se encharque. En invierno se riega menos que el resto del año.

- Abono: aplica un fertilizante mineral una vez al mes entre la primavera y el otoño. Que no le falte ninguno de los nutrientes esenciales.

- Multiplicación: como da más resultado es haciéndola por división de mata, siempre durante la primavera.

- Plagas y enfermedades: suelen aparecer cuando no se riega adecuadamente, ya sea por exceso como por defecto.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 9 de octubre de 2014

KALANCHOE ORGYALIS


Es una planta suculenta de condición perenne, también conocida por el nombre de Cuchara de cobre, originaria de Madagascar de donde procede la mayoría de especies que conforman el género.

Es un componente de la relevante familia de las Crasulaceae, compuesta por una enorme cantidad de especies, de las que muchas de ellas gozan de una enorme popularidad.

Esta variedad se cultiva por sus atractivas hojas y por las abundantes y coloridas flores. Forma una mata arbustiva y ramificada de pequeño tamaño ya que no suele exceder más allá de 1 m. de altura. Posee un crecimiento algo lento y puede tardar bastante en organizar una mata importante con un tronco.

Es una planta que agradece los cuidados aunque son pocos los que requiere, es muy resistente y dará excelentes resultados ubicada en una situación luminosa de interior, en una terraza o en el jardín.

Se puede cultivar al aire libre de manera habitual siempre y cuando los inviernos no sean demasiado rigurosos. 

Produce un tallo principal grueso y robusto capaz de sostener una mata vigorosa, la parte baja del tallo tiende a quedar desnudo con el tiempo, mostrando un tejido rugoso con señales dejadas por la pérdida de las hojas.

Las hojas son gruesas y suculentas, ovaladas, acanaladas hacia dentro en forma de cuchara, de color verde grisáceo con tonalidades rojizas con una textura suave cubierta de una especie de cerosidad.

A causa del frío las hojas toman una tonalidad cobriza en el haz y el envés de color plomo.


Al inicio de la primavera surge la floración; las flores son pequeñas, alargadas y globosas, de color amarillo brillante, son llamativas debido a que aparecen de forma numerosa en racimos a lo largo de los extremos de los tallos.

Una vez que ha pasado el mejor momento de la floración y los racimos florales están ajados es hora de cortar desde lo más abajo posible del tallo.

Las plantas adultas se emplazan a pleno sol durante todo el año, mientras que las jóvenes estarán mejor en una situación de sombra luminosa o semi-sombra.

Se riega moderadamente y que el exceso de agua conduce rápidamente a la descomposición de hojas y raíces. Todo el género kalanchoe tolera mejor la falta que el exceso de agua, así que es mejor no regarla demasiado.

Se puede reproducir con facilidad prácticamente todo el año a través de esquejes apicales.

Se toman esquejes de unos 10 cm. de largo (se debe elegir tallos sanos y vigorosos), luego se insertan en una maceta pequeña con sustrato para cactus mezclada con arena gruesa.

Si se utiliza hormonas de enraizamiento se acelera el proceso de arraigo, pero no es imprescindible.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 6 de octubre de 2014

LA FREESIA EN EL JARDÍN


La Freesia en el jardín entra en el grupo denominado 'bulbosas de otoño'. Este grupo lo componen diferentes especies de bulbosas que se plantan en el jardín durante el periodo otoñal, vegetan durante el invierno, son disfrutadas sus floraciones durante la primavera y permanecen en reposo vegetativo durante el verano en el caso de climas como el de España.

Por lo tanto, la Freesia florece durante los meses de febrero hasta mayo según las características climatológicas de la zona. Durante este periodo son una de las flores que pueden alegrar el jardín, teniendo en cuenta que es una de las primeras en florecer.

La Freesia se recomienda plantarse en grupos en jardineras o directamente en el suelo. El lugar elegido será preferiblemente en una zona con sombra a las horas de mayor calor para proteger mejor sus delicadas flores. Vegetan muy bien en suelos ricos en materia orgánica por lo que deberíamos incorporar un substrato turboso al terreno en el caso de ser muy arenoso.

La plantación se recomienda en grupo, separados unos 10 centímetros entre cada unidad y la profundidad de plantación debe de ser sobre el doble de la altura de sus 'cormos'. Esto será de cuatro a ocho centímetros. Tras su plantación con la precaución de que las yemas queden orientadas correctamente hacia el exterior, se regará abundantemente y se tendrá la precaución de que estos sean frecuentes hasta que broten correctamente.


Tras la brotación, las Freesias agotarán sus reservas del 'cormo' y será recomendable abonarlas con un fertilizante equilibrado a la dosis recomendada por el fabricante.

Durante su floración, se podrá disfrutar de su gran cantidad de colores en función de sus variedades plantadas en el jardín, o también podrán ser cortadas para disfrutarlas como flor cortada en el interior del hogar, disfrutando así de su apreciado aroma.

Ya en el verano, las Freesias entrarán en reposo vegetativo, distanciaremos los riegos y cuando su follaje se seque, se desenterrarán los 'cormos' y se conservarán libres de sus hojas en un ambiente seco y fresco hasta el otoño, en que volverán nuevamente a ser plantados.

Vía: http://www.floresyplantas.net/

jueves, 2 de octubre de 2014

CLYTOSTOMA CALLISTEGIOIDES


Este miembro de la familia Bignoniaceae, también conocido por los nombres de Trompeta argentina y Parra vioelta, tiene un desarrollo arbustivo y un crecimiento ágil sin demasiados problemas si se le facilita las condiciones que demanda.

Se hace imprescindible en jardines de regiones de clima cálido, donde su floración se produce durante muchos meses al año.

Una buena climatología es de la que goza en su lugar de origen, sur de Brasil y Argentina.

Se trata de una gran planta que dará un excelente resultado en pequeños jardines y patios soleados donde tenga suficiente espacio para su desarrollo. 

La Trompeta argentina dará los mismos resultados satisfactorios en su exuberante floración y crecimiento ágil que acostumbra todo el grupo que conforma este género.

El mantenimiento e incluso la apariencia de las flores de esta planta, guarda una gran semejanza con la Podranea, Campsis o Pandorae, todas ellas pertenecientes a la misma familia de Bignonias.

Al ser una planta trepadora tiene la necesidad de que se le proporciona soporte adecuado a modo de ayuda, para que sus delgados tallos puedan aferrarse a la estructura y trepar con naturalidad.

Para este fin la planta se sirve de los finos zarcillos que produce para afianzarse a un enrejado, un tutor compuesto por unas cañas o cualquier otro elemento que pueda sostener bien los tallos para que la mata esté segura ante un fuerte viento.

Lo ideal es situarla donde pueda contar con la protección de una pared que le sirva de defensa.

Sus hojas son laceoladas, de tacto correoso, cuando nacen tienen un color bronceado que se va tornando en su color verde oscuro brillante posterior tan característico, en ocasiones los márgenes son ondulados.

Las abundantes flores son grandes, de profunda garganta y apariencia de trompeta, color rosáceo y venas púrpura, miden entre 5 y 7 cm. de largo, y se las encuentra reunidas en pares de 2 ó 4 componentes. La floración goza de un leve aroma perfumado.


Debido a su vigoroso desarrollo irá formando una mata considerable y por lo tanto necesitará de riegos generosos durante el verano, algo más esporádicos el resto del tiempo.

El terreno hay que regarlo en profundidad pero evitando los encharcamientos, en periodos de calor moderado es preferible dejar secar un poco el suelo antes de regar de nuevo.

Su periodo de floración es bastante amplio, las flores comienzan a aparecer en primavera y continúan haciéndolo hasta el otoño, por lo que un aporte de fertilizante en el agua de riego ayudará a su desarrollo y a que genere una espléndida cantidad de flores.

Toda la floración de la planta produce grandes vainas que portan las semillas. Al acabar el invierno requerirá de una poda intensa que estimule su desarrollo.

Tolera el frío intenso pero las heladas persistentes acaba con toda la parte aérea, que volverá a surgir una vez inicie su ciclo vital al comenzar la primavera.

Se adapta bien a casi todo tipo de suelos, si bien es sustancial que sea fértil y mantenga cierta humedad.

La prolongación se realiza mediante esquejes de madera semi-maduros en verano.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com
Autor: Carmen Pereira