jueves, 6 de noviembre de 2014

CRYPTANTHUS BIVITTATUS


Esta planta oriunda de Brasil se la encuentra en las regiones montañosas de dicho país, donde crece muy a menudo en las grietas de las rocas. Generalmente las matas son bastantes pequeñas y forma rosetones bajos y muy aplanados. Es conocida por el nombre de Estrella de tierra.

Se trata de una especie que forma parte de la extensa familia de las Bromelias, y posee una naturaleza terrestre.

Las hojas son de tacto correoso, nacen en roseta, formando una superposición que semejan estrellas.

El follaje tiene un dibujo rayado muy característico, principalmente en color cremoso con sombras rosa, una franja central y otra en los bordes de color verde oliva, que se torna algo rojizo por efecto del frío o del sol.

Existen diversas variedades e híbridos que gozan de bellas y llamativas colaboraciones en sus hojas.

Los colores palidecen por la escasez de luz, por lo que se necesita una considerable cantidad de luz, pero alejada del sol directo para conservar una tonalidad intensa.

Los bordes están casi siempre algo ondulados y portan generalmente pequeños elementos espinosos.

Produce unas pequeñas flores de color blanco, usualmente en verano, aunque pueden presentarse en otras épocas si la climatología es buena. A diferencia de casi la totalidad de plantas que componen el grupo, las flores de esta planta no son nada vistosas.


En periodos calurosos es necesario practicarle riegos regulares y en profundidad, no demasiado frecuente en invierno.

Conviene tener presente que la mayoría de las Bromeliáceas, tanto si son epífitas como terrestres, son propensas a la putrefacción del cuello si la tierra de alrededor está demasiado mojada de manera habitual.

En el caso de esta especie es aún más sensible a los riegos excesivos o agua estancada. Esto significa que estas plantas pueden perder el follaje debido a la pudrición de raíces y hojas causado por los riegos desmesurados.

Como otros miembros de la familia, una vez que el rosetón de hojas ha florecido se marchita, muriendo lentamente y generando nuevos vástagos.

Mientras tanto, los retoños que surgen alrededor de la base de la planta estarán lo suficientemente desarrollados para producir nuevas plantas.

Lo mejor es esperar a que haya formado algunas raíces, aunque el proceso de producción es bastante lento.

El Criptantus puede sobrevivir durante un tiempo sin raíces, pero es necesario que la mata esté dispuesta sobre un sustrato seco.

El mejor momento para la propagación es hacia mediados de la primavera o durante el verano.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: