jueves, 13 de noviembre de 2014

GREVILLEA BANKSII


Forma un espléndido arbusto o pequeño arbolito que puede alcanzar un vasto volumen en regiones de climas cálidos. 

Puede decirse que la única inconveniencia que presenta esta planta es su poca resistencia al frío.

El género está incluido dentro de la familia de las Proteaceae. Su origen se encuentra en el este de Australia y también es conocido por los nombres de Grevillea roja o Roble sedoso de flores rojas.

De la especie se han hibridado plantas que resultan más pequeñas, compactas y con floraciones en tonalidades color crema.

No es demasiado frecuente que los ejemplares jóvenes evolucionen bien en los climas fríos, por lo que se recomienda que en esos lugares se ubiquen en zonas soleadas y bien resguardadas, además de ofrecerle una buena protección y abrigo en los meses más fríos.

El follaje tiene una condición perenne, aunque el frío intenso le hace perder totalmente las hojas. El periodo natural de floración sucede en invierno, aunque puede ocurrir a largo de casi todo el año si las temperaturas son benévolas.

Una buena jardinera puede acoger correctamente una mata de tamaño considerable sin ningún problema; esta es una fórmula muy oportuna si hay que trasladar la planta de lugar con motivo de la llegada del frío intenso.

El género compuesto por las Grevilleas son plantas muy fáciles de cultivar, a todas les gusta los climas cálidos y tienen una demanda limitada de agua.

A esto se añade que gozan de largos periodos de floración y escasa necesidad de abonados, esto último conviene hacerlo de tarde en tarde y en cantidades limitadas.


Las hojas son pinnadas, con diversas divisiones profundas que llegan hasta el nervio central, color verde intenso en la cara superior y verde amarillento en la inferior.

Las flores surgen en grandes racimos cilíndricos en los extremos de los tallos, poseen un cáliz tubuloso, los pistilos de color rojo y enrollados.

Ubicar en lugares soleados y protegidos, y en suelos bien drenados que no retengan agua. Los riegos siempre comedidos, algo más abundantes en verano y muy austeros en invierno.

Todos los años es conveniente realizarle un corte ligero si la planta es muy joven o una poda más dura en ejemplares maduros, de esta forma la mata adquiere una estructura armoniosa ya que la planta tiende a abrirse y a crecer de modo muy irregular.

Las podas regulares es importante realizarlas debido a que ayuden a prolongar su vida y mejorar la forma del ejemplar.

Produce frutos con semillas aladas que facilitan su dispersión, haciendo que puedan nacer plantas bastante lejos de la planta madre.

Se puede reproducir mediante esquejes nuevos o a través de las semillas, que se deben recolectar en cuanto maduran.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: