jueves, 1 de enero de 2015

CRASSULA ARGENTEA


Nombre botánico: Crassula argentea

Otros nombres: Crassula ovata

Nombre común: Árbol de jade - Crásula ovata

Familia: Crasulaceae

Origen: Sudáfrica

Cualidad: La cualidad principal de esta Crásula es su robustez, es capaz de soportar veranos muy calurosos y heladas moderadas.

Descripción: Este arbusto suculento de condición perenne, puede alcanzar los 2 m. de altura, aunque generalmente se mantiene en una medida más reducida, sobre todo cuando se cultiva en maceta. Produce hojas gruesas, carnosas y redondeadas de color verde con un brillo casi metálico, en ocasiones los márgenes se tornan rojizos cuando se expone al sol directo. La mata joven tiene los tallos de color verdoso que se vuelven marrones con la edad. Con el tiempo las hojas se establecen en la copa de la planta quedando la parte baja despojada.

Acomodar: Se ajusta de igual manera a una maceta o a su cultivo en suelo.

Periodo de floración: Su ciclo de floración es realmente largo, de modo natural lo hace al final del invierno, aunque bajo las condiciones necesarias puede producir flores todo el año, si bien en cantidades más limitadas.

Flor: Las flores tienen su forma de estrella, son de color blanco-rosáceo y se reúnen en pequeños racimos que surgen de manera profusa.


Situación: Requiere un emplazamiento altamente luminoso, mejor soleado en todos los periodos del año.

Singularidad: En interior le cuesta prosperar pero lo hará de forma más pausada, en esta situación hay que disponerla en una zona bien iluminada. Es raro que florezca en interior sino se le ofrece una cuota diaria de sol.

Riego: En verano se riega cuando sea evidente que el sustrato está seco, el resto del año de forma escasa o con privación absoluta. Sus rollizos troncos y las hojas suculentas acumulan agua en su interior que utilizan en periodos de sequía severa. Regar en exceso hace que las hojas se caigan y que la base de la mata se pudra.

Poda: Se efectúa sobre ejemplares grandes con el fin de estimular el crecimiento del tronco principal y hacerlo más vigoroso. En unas cuantas semanas surgen los nuevos brotes alrededor de los callos establecidos por los tallos podados.

Cuidados especiales: Es una especie nada problemática y no presenta ninguna exigencia; tolera descuidos realmente considerables que otras plantas serían incapaces de soportar.


Abono: Al Árbol de Jade no le conviene alimentarla demasiado, es preferible hacerlo de manera escasa y una sola vez al mes. Con eso será suficiente y únicamente en el periodo de crecimiento más activo, el resto del tiempo es mejor dejarla descansar.

Curiosidades: Es perfecta para la formación de bonsáis. En esta disciplina se obtiene ejemplares enormemente hermosos.

Reproducción: Se propaga con sencillez mediante esquejes de tallo o bien de hoja. El corte de los esquejes hay que dejarlo secar durante unos días antes de plantarlos en una mezcla arenosa. Las planas que crecen en terreno suelen auto-propagarse mediante las hojas que se desprenden y caen al suelo.

Variedades: Crassula ovata 'Variegata' Forma de hojas jaspeadas que se combinan con tonos verde claro y amarillo pálido o cremoso. Ésta es mucho más vistosa y lenta en su crecimiento que la planta tipo, además necesita de ubicaciones rebosantes de luz.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: