lunes, 30 de marzo de 2015

PLAGAS Y ENFERMEDADES DE LOS GERANIOS


Los geranios son una de las plantas más comunes en los balcones y terrazas españoles, entre otras cosas porque no exigen demasiados cuidados. Sin embargo, son propensos a ser víctimas del ataque de plagas y enfermedades, que pueden dañar y afear las plantas, provocando, incluso su muerte.

Para que esto no ocurra es importante estar pendiente de la aparición de hongos, pulgones, babosas o ácaros en sus tallos, hojas o flores y poder actuar de inmediato, y llevar a cabo una tarea de prevención. Te hablamos sobre cómo prevenir las plagas y enfermedades en geranios a continuación.

Prevención

Para prevenir plagas y enfermedades, es importante no regar o humedecer la planta demasiado, y de esta manera, evitar que el resto de la planta sea afectada por el llamado "mal del pie", un hongo que vive en el suelo y que, cuando ataca, provoca que el geranio se pudra y se marchite. Además, la parte de la planta que queda en contacto con el suelo se pone de un color negro y, en algunos casos, cubierto de un moho blanquecino.


Por otro lado, se debe aplicar una vez al mes un insecticida especifico contra el ataque de la llamada "mariposa del geranio", que actúa desde que es una oruga de dos centímetros de largo. Los efectos más visibles son el tallo agujereado y las hojas y flores mustias y con picaduras.

Plagas y enfermedades más comunes

Por supuesto, hay que estar pendiente de cualquier anomalía que pudiera aparecer en la planta para actuar de forma conveniente. Entre las plagas y enfermedades más frecuentes, además del mal del pie y la mariposa del geranio, se encuentra los pulgones, araña roja, orugas, cochinillas, mosca blanca y diferentes tipos de hongos.

Vía: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez

jueves, 26 de marzo de 2015

CHAMELAUCIUM UNCINATUM


Nombre común: Flor de cera

Resulta una especie arbustiva que tiene su origen en Australia, país colmado de una singular fauna y espectacular flora.

Pertenece a la extensa familia de las Myrtaceae, formada por un gran número de plantas entre las que se puede encontrar desde grandes árboles a reducidas matas.

Pese a ser una planta de la que se elogia su resistencia no prosperará en terrenos húmedos ni en zonas donde no pueda recibir sol de forma directa.

Su cultivo es bastante básico siempre que se cumplan dichos requerimientos.

El nombre por la que se le conoce popularmente define bien la apariencia de la floración, ya que las flores son tremendamente curiosas y parecen de cera, en especial su parte central.

El tamaño y aspecto recuerda a la flor de la Leptospermum scoparium, con la que comparte familia y origen.

Tiene una condición perenne y se manifiesta como un arbusto erguido de moderado tamaño, cando se cultiva en un contenedor se mantiene con un volumen comedido y es raro que sobrepase los 80 cm. de altura, establecida en suelo y tripicará ese volumen con facilidad.

En esta situación el ramaje acabará por ocupar un buen espacio, creciendo de forma bastante abierta y con cierta tendencia a dejar colgar sus ramas.

Al ser originaria de zonas de veranos secos es poco resistente a los climas continuamente húmedos, sin duda es más adaptable a las regiones con temperaturas anuales suaves.


Se presenta inmejorable y muy fácil de cultivar si se trata de un clima mediterráneo.

Los tallos son largos y delgados y se cubren densamente por hojas muy pequeñas en forma de aguja. Cuando se aplastan las hojas desprenden un agradable aroma.

La planta se colma de incontables botones florales desde el comienzo del verano hasta bien entrado el otoño, pero los periodos pueden alterarse dependiendo de la climatología.

En el mercado se encuentra floraciones simples o dobles, que poseen colores dispares que van desde el blanco puro, pasando por diversos rosas, malvas o morados, o bien combinaciones entre estos.

En cuanto a los riegos es preferible que se hagan con cierta sobriedad, dado que esta planta no le gusta los excesos de agua.

Tras la floración aparecen unos frutos pequeños  y redondeados de color rojo con una semilla en su interior. Responde bien a las podas anuales, eliminando alrededor de un tercio de su tamaño.

Para hacerse con nuevas plantas se puede propagar por esquejes en primavera, la multiplicación a través de semillas es algo complicado para hacerlo de manera doméstica.

Necesita suelos arenosos y bien drenados, una vez la planta esté bien establecida tolerará periodos de sequía prolongada.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 23 de marzo de 2015

FREESIA HYBRIDA


La Freesia hybrida es una planta bulbosa muy apreciada tanto como flor cortada como planta para ser utilizada en el jardín dentro del grupo de las bulbosas de otoño. Se denominan así porque son plantadas en otoño, vegetan durante el invierno aunque se disfruta de su floración en primavera, permaneciendo en reposo vegetativo durante el verano en el caso de climas como el de España.

Nos referimos a su nombre científico como Freesia hybrida (Freesia x kewensis) ya que tal y como las conocemos actualmente, en realidad se trata de un híbrido procedente de antecesores originarios del África Austral. También se le conoce con nombres como 'fresia', 'fresilla'... y pertenece a la familia de las Iridaceae. El nombre del género Freesia sp. fue dedicado en honor del médico alemán Friedrich Heinrich Theodor Freese (1795-1876).

El género Freesia sp. comprende a unas 15 especies, todas ellas nativas de África, y más exactamente casi todas de la provincia del Cabo, Sudáfrica. Las Freesias poseen 'cormos' de 1 a 3 centímetros de diámetro. Es importante saber que bajo el nombre genérico de plantas bulbosas, se engloban un amplísimo grupo en las que se incluyen las propias 'bulbosas' como son los tulipanes, los jacintos, las cebollas... las de 'rizomas' como las clivias, los lirios... las de 'tubérculos' como las begonias, el cyclamen, las dahlias, la patata... y la de 'cormos' como los populares gladiolos y freesias por ejemplo a la cual nos referimos.

¿Cómo son las Freesias hybridas?

Las Freesias hybridas son plantas herbáceas de 20 a 45 centímetros de altura, de hojas ensiformes, aplanadas y estrechas de color verde intenso.

Sus flores son muy vistosas y crecen dispuestas en espigas unilaterales, son hermafroditas y ligeramente irregulares. La flor está compuesta por 6 pétalos subiguales entre sí, unidos, con el tubo perigonial algo curvado y los lóbulos aovados, obtusos. Los estambres son libres. El ovario es ínfero, trilocular, el estilo es filiforme, dividido en tres ramas bífidas. Sus flores son bastante perfumadas aunque su aroma es muy sutil, sin llegar a ser molesto en ambientes cerrados. El fruto es una cápsula dehiscente por tres valvas.


La Freesia hybrida en el jardín

La Freesia hybrida en el jardín entra en el grupo denominado 'bulbosas de otoño' antes referido. Este grupo lo componen diferentes especies de bulbosas que se plantan durante el jardín durante el periodo otoñal, vegetan durante el invierno, son disfrutadas sus floraciones durante la primavera y permanecen en reposo vegetativo durante el verano en el caso de climas como el de España.

Por lo tanto, la Freesia hybrida en el jardín florece, en el hemisferio norte, durante los meses de febrero hasta mayo según las características climatológicas de la zona. Durante este periodo son una de las tres flores que pueden alegrar el jardín, teniendo en cuenta que es una de las primeras en florecer.

La Freesia hybrida se recomienda plantar en grupos de jardineras o directamente en el suelo. El lugar elegido será preferiblemente en una zona con sombra a las horas de mayor calor para proteger mejor sus delicadas flores. Vegetan muy bien en suelos ricos en materia orgánica por lo que deberíamos incorporar un substrato turboso al terreno en el caso de ser muy arenoso.

La plantación, cuando se realiza en grupo, deben estar separados uno 10 centímetros entre cada unidad, mientras que la profundidad de plantación debe ser sobre el doble de la altura de sus 'cormos'. Esto será de cuatro a ocho centímetros.

Tras su plantación, con la precaución de que las yemas queden orientadas correctamente hacia el exterior, se regará abundantemente y se tendrá la precaución de que estos sean frecuentes hasta que broten correctamente.

Tras la brotación, las Freesias hybrida agotarán sus reservas del 'cormo' por lo que hay que abonarlas con un fertilizante equilibrado a la dosis recomendada por el fabricante.

Durante la floración, se podrá disfrutar de su gran cantidad de colores en función de las variedades plantadas en el jardín, o también podrán ser cortadas para disfrutarlas como flor cortada en el interior del hogar, apreciando así de su sutil y agradable aroma.

Ya en el verano, las Freesias hybrida entrarán en reposo vegetativo, distanciaremos los riegos y cuando su follaje se seque, se desenterrarán los 'cormos' y se conservarán libres de sus hojas en un ambiente seco y fresco hasta el otoño, en que podremos volver a plantarlos.


La Freesia hybrida como flor cortada

La popular Freesia hybrida como flor cortada es un híbrido complejo basado en hibridaciones interespecíficas entre Freesia refracta, F. leictlinii, F. corimbosa y otras especies del género, de la cual se han obtenido centenas de variedades comerciales. Estas variedades modernas exhiben flores simples o dobles, son de colores brillantes (blanco puro, amarillo, rosa, anaranjado, rojo y azul), a pesar que la fragancia en ellos es menos intensa que en las especies originales.

La Freesia simboliza en el popular lenguaje de las flores a la inocencia, la fe y la amistad. Y como flor cortada dura mucho tiempo en el jarrón, proporcionando un delicioso aroma en el hogar.

Para alargar su vida el mayor tiempo posible, es recomendarle cambiarle el agua... diariamente si es posible ya que consumen bastante y recortar ligeramente la base de sus tallos.

Las Freesias hybridas se comercializan en floristerías. Si tenemos Freesias hybridas plantadas en el jardín, durante su floración se pueden recolectar para ser utilizadas como flor cortada en el interior del hogar. En tal caso, las cortaremos a primera hora de la mañana, con tijeras bien afiladas para que el corte sea lo más limpio posible, evitando el indeseado 'mascado' del tallo.

En todos los casos, las Freesias hybridas pueden componer por ellas mismas un atractivo ramo de flores sin la necesidad de ser acompañadas por otras flores o verdes de corte.

La Freesia es una especie muy comercializada a nivel mundial junto con la rosa, crisantemo, lilium, clavel, etc... Quizás su éxito sea debido a factores como su elegante fragancia, larga duración en jarrón y por su puesto... a los atractivos y modernos colores de sus flores.

Vía: http://www.floresyplantas.net
Autor: Fernando Cuenca

jueves, 19 de marzo de 2015

KALANCHOE DELAGOENSIS


Otros nombres: Kalanchoe tubiflora - Bryophyllum tubiflorum

Nombre común: Madre de miles

La planta tiene un porte erecto y alcanza una altura de unos 70 cm, las varas florales se alzarán mucho más arriba de la mata para exhibir una hermosa agrupación floral.

Pertenece a la familia de las Crassulaceae y proviene como la mayoría de variedades de Kalanchoes del Sur de Madagascar.

Dentro de este grupo de plantas suculentas, existen algunas verdaderamente fascinantes, bastante de ellas muy conocidas y cultivadas, otras son raras de encontrar habitualmente en los viveros.

Las hojas de este Calanchoe son carnosas, largamente tubulares, con un corte o canal en la parte extrema y cuenta con pequeñas manchas en su superficie de color verde cuando son jóvenes y púrpura en su madurez.

En la parte alta del tallo floral se agrupan en una umbela compuesta las flores de color anaranjado, que se exhiben colgando hacia abajo. Las flores permanecen perfectas varias semanas.

Entretanto la planta es joven hay que mantenerla en un sitio bien iluminado, mientras que las plantas adultas prefieren ubicaciones de pleno sol, esta posición hace que las plantas adquieran una tonalidad parada oscura muy intensa.

Necesita estar al aire libre para desarrollarse sin contrariedades, por eso no es adecuada para espacios de interior.


Se riega libremente a lo largo de la primavera y verano, permitiendo que el sustrato se seque entre riego y riego. Desde el otoño y hasta la llegada la primavera reducir la cantidad de agua de manera tal que el sustrato quede apenas húmedo durante ese periodo.

El abuso de riegos conduce rápidamente a la descomposición de hojas y raíces , los Kalanchoe toleran mucho mejor la falta que el exceso de agua en el sustrato.

No excederse en la alimentación o la planta se resentirá, abonar con prudencia en pequeñas cantidades y una vez al mes. Se adapta muy bien a los suelos y espacios secos, se da bien en terrenos pedregosos y arenosos con buen drenaje.

Multiplicarla no presenta ningún problema ya que la misma planta se encarga de hacerlo con extremada facilidad, toda vez que las diminutas plantitas se separan de la planta madre para enraizar con simplicidad allá donde caigan.

Semejante hecho puede ocurrir gracias a la gran cantidad de pequeñísimas plántulas que crecen en los bordes de las hojas, principalmente hacia el ápice de las mismas.

La característica de crecer las plántulas en los bordes de las hojas las comparten algunas otras especies que forman el grupo.

No obstante, lo que puede parecer una agradable comodidad se puede convertir en todo un engorro si la planta se propaga velozmente y con un incalculable número de plantitas, llegado a invadir el terreno de plantas vecinas.

Utilizar un sustrato especial para cactus, al que se le puede añadir un poco de arena gruesa que aportará un mejor drenaje.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 16 de marzo de 2015

DÍA DEL PADRE ¿POR QUÉ NO REGALAR UNA PLANTA?


Es tiempo de comenzar a pensar. Si bien faltan aún unos días, no es un regalo que se debe improvisar. Siempre buscamos un regalo muy especial, algo que él no comprará por sí solo, pero que al tenerlo fuera un regalo con propósito.

Por ello, debemos pensar en plantas, pero en cualquier planta, sino en cualquiera de aquellas que son capaces de purificar el aire del ambiente en que estén. Hay varias opciones, te invito a tomar nota...

Areca

Es una de las que más me gustan, porque te diría que tiene una doble funcionalidad: además de purificar el aire es muy bonita desde lo estético por sus amplias frondas verdes tipo "pequeña palmera". Es la que puedes ver en la imagen de portada. Tiene todas las ventajas: elimina toxinas del aire, aporta humedad al ambiente y purifica el suelo donde está plantada.


Ficus

Hay muchas variedades y recomiendo elegir aquellas cuyo crecimiento puedas controlar con mayor facilidad, pues algunas crecen copiosamente y no son aptas para todos los ambientes. Son de fácil cuidado y aportan elegancia a los ambientes.

Drácena

Ideal para todos los ambientes con la única excepción de aquellos sitios donde impacte la luz solar directa, o haya corrientes de aire bruscas. Esta planta tiene una utilidad específica que la hace ideal para oficinas: es capaz de reducir un compuesto llamado tricloroetileno en el aire, que es comúnmente emitido por las fotocopiadoras.

Espatifilo

Ideal para ambientes donde haya poca luz. Purifica el aire y sobrevive muy bien sin mayores cuidados.

En suma: muchas opciones para tu regalo del día del padre. Como dije antes, un regalo especial para alguien más que especial.

Vía: http://blogjardineria.com
Autor: Escarlata

jueves, 12 de marzo de 2015

PEPEROMIA PUTEOLATA


Otros nombres: Peperomia parallel

Nombre común: Peperomia paralelo

Las Peperomias tienen un origen sudamericano  y pertenecen a la familia de las Piperaceae. Muchas de ellas disfrutan de unas condiciones que las convierte en fantásticas plantas de interior.

La floración de todas las representantes del género son muy similares, casi idénticas en algunos casos; en unas la floración no se da nunca en interior y otras tienen gran facilidad para hacerlo.

En el caso de esta variedad las diminutas flores cubren espigas quebradizas, largas y puntiagudas, de color blanco cremoso.

Dado que la floración no posee ningún atractivo especial, su cultivo se centra únicamente en su ornamental follaje denso que la hará más atractiva.

Si no desea que los tallos se disparen en su crecimiento hay que cortar el fragmento más reciente del tallo, de esta forma la planta destina las energías a producir nuevos brotes desde la base.

La Peperomia paralelo posee hojas en un número entre 3 ó 5 que se disponen en espiral alrededor de rojizos tallos rígidos, delgados y frágiles; éstas poseen un tacto consistente, algo ceroso, carentes de brillo y con líneas paralelas a lo largo de la hoja en diversas gamas de verdes.

Las Peperomias pueden permanecer dentro de casa durante todo el año, pero si la climatología lo permite durante el verano se pueden trasladar al exterior si se les ofrece un lugar sombreado y húmedo.


Este grupo no ofrece demasiados problemas en su cultivo, pero por lo general se fracasa en el intento. Esto es debido a que son plantas que requieren de una humedad ambiental elevada, pero no así en el sustrato, es suficiente con mantener el suelo sólo ligeramente húmedo.

El riego es la clave para acertar en su cultivo, si gozan de buena humedad en su entorno serán capaces de tolerar una pequeña escasez en el sustrato.

Estas plantas al no tener un desarrollo desmesurado no hay que abusar del abonado, durante las estaciones de primavera y verano se deben alimentar cada tres semanas con un fertilizante líquido para plantas verdes o de interior. Diluir en el agua de riego la mitad de la dosis recomendada por el fabricante.

No necesitan podas, si acaso de pinzamientos en los extremos de los tallos que aporten un crecimiento compacto.

Cuando finalice su periodo activo es bueno limpiarlas de hojas secas y aligerar el sustrato con un tenedor viejo, ya que éste se va apelmazando con cada riego.

El entramado de raíces es fino y reducido por lo que no requieren macetas grandes ni de trasplantas anuales.

Cada tres años se puede realizar el cambio de maceta y de paso dividir la planta para hacerse con nuevos ejemplares.

La división es la fórmula más utilizada para propagarla, además de hacerlo por esquejes que enraízaran con bastante facilidad.

Cualquiera de las dos opciones hay que hacerlas al comienzo de la primavera, colocando las plántulas en una zona cálida.

El sustrato que requiere debe de ser poroso y bastante ligero, en el que nunca pueda encharcarse el agua.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 9 de marzo de 2015

CUIDADOS DE LA LAVANDA


La lavanda no es sólo una planta sencilla de jardín con un color fantástico, sino que también es una planta muy versátil. Puedes cultivarla como planta de balcón en maceta, como en un arbusto en el jardín y también como una cobertura. Planta la lavanda en un lugar soleado para obtener un arbusto bastante denso.

Hay muchos tipos de lavanda, tanto pequeñas como grandes. La Lavandula x intermedia se elige por su rápido crecimiento y a menudo por el hermoso gris y sus hojas anchas y Lavandula stoechas, por ejemplo por su flor crestada muy distinta.

En general tenemos la suerte de que las lavandas se adaptan perfectamente a nuestro clima, pudiendo cultivarlas en cualquier zona. Aunque para los sitios más fríos la lavanda más adecuada es Lavandula angustifolia. Esta planta de montaña está acostumbrada a los fríos, produciendo flores de hermosos colores: blanco, rosa, y violeta brillante e incluso de color púrpura oscuro. Esta lavanda tolera considerablemente la poda, que mantiene la planta sana y llena de vida. Porque si no se poda la parte interior permanece húmeda y los brotes mueren por problemas de humedad.

Podar y listo

Todas las especies de lavando son arbustos de hoja perenne que soportan bien la poda. La lavanda tiene un mantenimiento fácil, que en realidad sólo consiste en la poda. A las plantas jóvenes hay que pinzarlas regularmente, estimulando así el crecimiento de nuevos brotes. En primavera la poda se realiza a principios de abril, cuando los brotes de crecimiento son bien visibles. Para realizar la poda se ha de cortar alrededor de un tercio, pero nunca más de la altura de los nuevos brotes verdes. A finales de septiembre hay que volver a darle un "corte de pelo". Esto promueve la formación de brotes frescos para florecer en primavera de nuevo.


Crecimiento invernal

Se corta sólo las ramas de flores marchitas, esto dará la oportunidad de conseguir un poco de crecimiento durante el invierno, además mantiene su forma compacta. Aprovecha las ramas de flores para casa, en prácticas bolsitas de fragancias para el armario.

Una buena nutrición

Para abonarla basta con mezclar un poco de estiércol con el suelo, abonando cada dos o tres años. Debido a sus orígenes mediterráneos la lavanda tolera la sequía muy bien. Apenas tienes que regar la planta solamente requerirá algo más de agua cuando se cultivan en maceta.

Vía: www.tuinen.es
Autor: Héctor Fernández

jueves, 5 de marzo de 2015

ALOE RAUHII 'SNOWFLAKE'


Nombre botánico: Aloe rauhii

Otros nombres: Aloe rauhii - Guillauminia rauhii

Nombre común: Aloe Copo de nieve - Aloe moteado

Familia: Xanthorrhoeaceae

Origen: Madagascar

Cualidad: El género comprende un ingente número de plantas suculentas que reúnen una característica común y es que sus hojas se disponen formando una roseta de mayor o menor tamaño. Esta especie es propia para pequeños jardineras rocosos o de bajo mantenimiento.

Condición: Perenne.

Descripción: Se trata de un Aloe de pequeño porte cuya roseta de peculiares hojas lanceoladas son gruesas, carnosas, de un ténue color verdoso cubiertas de vistosas manchas de intensa tonalidad verde. Los márgenes están alineados por dientes de pequeña envergadura.

Disponer: Dado su moderado tamaño se encontrará mejor en un contenedor si se trata de un solo ejemplar.

Periodo de floración: Verano.

Flor: La floración es la típica del género. Las flores están repartidas a lo largo de largos tallos erectos, éstas son tubulares, de color anaranjado en la base y amarillo verdoso en su abertura.


Situación: Lo ideal es ubicarlo a pleno sol pero se adapta a la semi-sombra, en cualquiera de las dos situaciones se puede mantener la planta durante todo el año pero si no recibe sol suficiente quizás no florezca.

Singularidad: La tonalidad de las hojas tiene mucho que ver con la cuentía de la luz que reciba, así estando bajo el intenso sol las hojas se vuelven en una tonalidad rojiza.

Riego: Moderado aunque sea verano, estas plantas soportan mejor la falta de agua que los encharcamientos.

Cuidados especiales: Es una planta resistente, la única vigilancia se debe limitar al riego, que éste nunca sea excesivo.

Abonado: Apenas requiere, con una dosis insignificante entre primavera y verano será más que suficiente.

Curiosidades: Tiene la faculta de formar un conjunto de plantas agrupadas aún estando en un pequeño contenedor.

Reproducción: La forma menos laboriosa de reproducirla es tomar los vástagos que crecen en la base alrededor de la planta.

Propiedades: El Aloe posee un fluido espeso que se encuentra en las hojas y se usa para calmar quemaduras, heridas y afecciones cutáneas.

Apunte: Este género tiene la capacidad de conservar líquido en sus hojas, lo que le permite sobrevivir durante largos períodos de tiempo en condiciones de sequía.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 2 de marzo de 2015

PLANTAS DE INTERIOR SEGÚN SU UBICACIÓN


Aunque a veces no le demos la importancia que se merece, puede que el lugar en el que coloca una planta de interior sea el factor más relevante. Y es que mientras algunos ejemplares sufren en los rincones, otros se sienten a sus anchas; mientras que algunas plantas no soportan el roce continuo de las corrientes de aire, a otras le favorece...

Hoy queremos mostrarte cuáles son las mejores plantas dependiendo de su ubicación (junto al ordenador, cuarto de baño, cocina...).

Espacios poco iluminados

Para pasillos, portales y escaleras oscuras y frías se recomienda la aspidistra y las cintas, mientras que para lugares con poca luz pero cálidos es mejor optar por espatifilo, cisus, helecho, yuca, sansivieria, costilla de Adán... Y si quieres colocar una planta en un rincón poco accesible y de poca luz, es buena idea optar por la calathea.

Espacios iluminados

En cambio, para espacios iluminados de elevada temperatura, lo ideal es colocar tronco de Brasil, azalea, ciclamen o ficus. Por otro lado, en escaleras con claraboya y temperatura alta, es buena idea poner dracenas, kentia, potos, ficus elástica...

Salones

Centrándonos en las diferentes estancias del hogar, para los salones cálidos y poco iluminados te recomendamos que coloques kentia, calathea, cisus, tronco de Brasil, anglaonema; para salones o comedores de más de 18ºC y luz media, bromelia, guzmania, crotón o sanseviera, entre otras; y para salones cálidos con mucha luz, poinsettia, hibisco, cactus o kalanchoe.


Otras estancias

Para cuartos de baño con luz se recomiendan plantas resistentes a la humedad como los helechos o la hiedra, mientras que para las cocinas son muy aconsejables el aloe vera o la menta. Y si se trata de una cocina con mucha luz, coloca cualquier hierba aromática. Por último, para el despacho, junto al ordenador, son ideales los cactus, el aloe vera, la poinsettia y la planta del dinero.

Vía: http://jardinplantas.com
Autor: Ana Pérez