jueves, 30 de abril de 2015

GALVEZIA SPECIOSA


Sinonimia: Gambelia speciosa

Nombre común: Boca de dragón - Boca Rosa

No es una planta que se encuentre a la venta con facilidad, pese a ser fuerte y no requerir demasiada vigilancia.

Su cultivo es tan simple y su floración tan prolongada que merece la pena disponer un lugar en el jardín para ella.

Es originaria de la Baja California y México, donde prospera en zonas costeras, pendientes pedregosas con entornos calurosos. Pertenece a la familia de las Scrophulariaceae.

Sus ramas tienen un crecimiento abierto que le confiere un desarrollo un poco desordenado, pero será una excelente planta para suelos de condición seca y jardines cercanos al mar.

Disfruta de una buena resistencia ante periodos secos porque tolera la sequía, pero esto también hace que la planta no se muestre demasiado radiante, es preferible procurar que el terreno no llegue a resecarse.

Conforma un pequeño arbusto denso y muy ramificado, con un follaje de carácter permanente. Resulta muy apropiada para combinar con otras plantas a las que le gusta los emplazamientos soleados como: Salvias, Cosmos, Echinaceas, Achileas, etc...


Las hojas son pequeñas, ovaladas, de color verde oscuro brillante, éstos recubren los delgados tallos con tendencia a arquearse y postrarse en el suelo si se dejan que crezcan de modo desmedido.

Su condición la hace idónea para instalarla en grandes macetas e incluso recipientes colgantes.

De la Boca de dragón puede decirse que cuando se cultiva en regiones que gozan de un clima anual cálido, el arbusto puede permanecer en flor prácticamente todo el año, aunque con una actividad mayor en primavera.

Las inflorescencias aparecen en racimos terminales, poseen una larga corola tubular de color rojo brillante, ensanchada hacia el extremo con un labio superior bilobulado y uno inferior dividido en tres partes.

Las vistosas flores de color rojo o rosa profundo dota al matorral de verde follaje de un gran contraste.

En periodos de calor necesita de riegos regulares que no saturen el suelo y durante el otoño e invierno riegos más ocasionales.

Su rápido crecimiento hace que durante la temporada activa la planta adquiera un buen tamaño pero algo desproporcionado, por lo que necesita y agradece una poda en profundidad una vez cese la floración.

Esto prepara a la mata para la siguiente temporada e incrementará la cantidad de follaje y floración

La propagación resulta sencilla a partir de esquejes o semillas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 27 de abril de 2015

FLORES QUE SE PUEDEN COMER


Las flores sin duda son el complemento ideal para nuestro jardín, nuestro balcón o terraza y nuestro hogar. Las flores aportarán a tu hogar mucha vitalidad, buenas energías, bonitos colores y un aroma estupendo. ¿Eres de las personas a las que les gusta decorar con flores el hogar? ¿Y que me dirías si te digo que quizá tengas algunas flores que puedes comerte?

Sí sí ¡cómo lo lees! hay flores que podrás comer siempre que quieras y no serían ni la primera ni la última persona que decide comer flores. Las flores se utilizan desde hace muchos siglos para las comidas y es que las flores aportan mucho estilo a las comidas, además de darles un sabor diferente al que no estás acostumbrado.

¿Cómo comerlas?

Las flores que se pueden comer (¡no son todas comestibles!) las podrás utilizar para las ensaladas, para dar un sabor especial a tus infusiones, pueden ser un acompañante perfecto para tus comidas y ¡también para tus postres!

Caléndula

Si en tu jardín tienes caléndulas es muy probable que empieces a verlas de un modo diferente puesto que estas bonitas flores naranjas se pueden comer. Su sabor es muy particular y no a todas las personas les gusta, sobre todo a las personas que les gustan los sabores suaves puesto que el gusto que tiene la caléndula es un sabor picante y ácido. Al tener un color anaranjado o dorado es mejor utilizar estas flores para adornar mejor que para comerlas enteras.


Claveles

Los claveles son unas flores preciosas que además son bonitas y de adornar tu hogar también se puede comer ¿y sabes qué? Saben igual que huelen así que no tendrás sorpresa cuando quieras ingerirlas, es dulce a la vez que suave y es una flor estupenda sobre todo para infusiones o para aderezar ensaladas.

Manzanilla

La manzanilla es una flor pequeña parecida a la margarita y sus flores tienen un sabor muy dulce por ese motivo van estupendas con infusiones o con té.

Diente de león

Las preciosas hojas del diente de león se pueden utilizar para aderezar ensaladas, para las sopas e incluso para zumos y en té. Toda la planta es comestible y sus hojas contienen vitaminas, calcio, hierro, magnesio y potasio.

¿Qué te parecen estas flores que se pueden comer? ¿Tienes algunas de ellas en tu jardín? ¿Te atreverías a probarlas?

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Mª José Roldán

jueves, 23 de abril de 2015

HELICONIA PSITTACORUM


Heliconia psittacorum 'Andromeda'

Nombre común: Heliconia - Pico de loro - Platanillo

El par de centenares de especies de Heliconias que existen provienen de zonas tropicales del centro y sur del continente americano. 

El género incluye plantas de reducido tamaño hasta ejemplares de impresionantes dimensiones. Pertenece a la familia de las Heliconiaceae.

Esta planta nos obsequia con una exótica floración que hace honor a la popularidad de la que goza la especie.

Los racimos de componentes alargados y puntiagudos de color anaranjado se llaman brácteas y son las que guardan las verdaderas flores, sin embargo éstas, ornamentalmente hablando, carecen de interés, ya que ese pormenor se atribuye a las vistosas brácteas.

La florescencia puede persistir en la mata durante un largo periodo, también puede usarse para el corte con idéntica durabilidad.

Aun cuando la planta no se encuentra en floración sigue manteniendo todo su valor estético gracias a la belleza de su follaje.

Las grandes hojas están sostenidas por largos peciolos rígidos, son de color verde oscuro, nervio central marcado y a la superficie brillante.

Quedará perfecta en una habitación bien iluminada; en el exterior habrá que situarla en una parte sombreada, cálida y húmeda, donde esté al abrigo del pleno sol y del fuente viento.


En invierno sólo debe permanecer a la intemperie si se trata de un clima libre de heladas, dado que el frío intenso acaba con toda la parte aérea.

Le gusta tener una humedad ambiental elevada, típica en su lugar de origen. Esto hace conveniente que durante el verano se le ofrezca un aporte extra de humedad mediante la pulverización de agua sobre el follaje y su entorno.

La humedad para esta especie es vital, sobretodo en la fase de floración, en ese periodo se debe hacer todo lo posible por aumentarla para que la planta no se resienta.

Durante la primavera y verano se debe regar libremente y más escaso el resto de tiempo.

Entre el comienzo de la primavera y la finalización del verano hay que alimentarla con un fertilizante líquido con un alto contenido en nitrogeno.

Una vez que las flores se agoten hay que cortar lo más abajo posible los tallos que las portan, el mismo proceder para las hojas deterioradas o secas.

Se propaga por rizomas que contengan al menos una yema. Los ejemplares maduros con cierta envergadura se fraccionan en varias porciones que contengan una parte de rizoma con algo de follaje.

Cada fracción se planta por separado en una maceta y se tratan como plantas adultas. Esta labor se realiza en primavera.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 20 de abril de 2015

PHALAENOPSIS, MARIPOSAS EN EL AIRE


Phalaenopsis es una planta de la familia de las orquídeas, quizá la más conocida de todas gracias a sus esbeltas y preciosas flores que semejan mariposas.

También conocida como la orquídea mariposa por su apariencia a dicho insecto. Cuando florecen parece que vuelen sobre la planta una bandada de mariposas, dando a cualquier rincón un encanto único. De hecho su nombre científico Phalaenopsis, proviene del griego 'Phalaina' (polilla) y 'opsis' (similar).

Flores

Debido a la multitud de variedades de esta orquídea podemos encontrar flores de color morado, rosa, salmón, blanco, amarillo e incluso azul y si esto fuera poco, existen también flores moteadas o con rayas. Con el cuidado adecuado, la floración de la Phalaenopsis puede durar de 2 a 6 meses y además florecer incluso de 2 a 3 veces por año.

Cuidado de la Phalaenopsis

Ha de estar en un lugar con suficiente luz, pero evitando el sol directo sobretodo el comprendido entre abril y octubre. Además esta planta nos indica cuando regar, si las raíces son de color blanco, significa que necesita agua, procurando siempre que posean un verde intenso, ya que las raíces tienen la capacidad de realizar la fotosíntesis.


Sumerge la maceta una vez cada 7 a 10 días durante unos 10 minutos en agua tibia, preferente de agua de lluvia para que las raíces puedan absorber la humedad. Habrá que tener cuidado también con el calor, sobretodo en invierno, cuando la calefacción está encendida, para ello rocía las hojas con regularidad para mantener la humedad ambiental.

Para que florezca en abundancia se puede abonar con un abono especial para orquídeas, ya que un abono de uso corriente podría matar a la planta.

Aunque la Phalaenopsis es la orquídea más conocida por todos, existen otros géneros de orquídeas igualmente bellas y a la vez extrañas, como ejemplo Cambria, Dendrobium, Oncidium o Vanda, todas ellas con un cuidado muy similar.

Vía: www.tuinen.es
Autor: Héctor Hernández

jueves, 16 de abril de 2015

ANDROSACE VANDELLII


Nombre botánico: Androsace vandellii

Nombre común: Androsace

Familia: Primulaceae

Origen: Es una especie que se desarrolla de forma natural en altas montañas como los Pirineos, Sierra Nevada y los Alpes. En dichos lugares se la localiza principalmente en las grietas o hendiduras rocosas.

Cualidad: Se desarrollará mejor en un entorno que se asemeje más a su hábitat natural, como lugares rocosos o en pequeños recodos entre rocas y además disfrute de temperaturas frescas.

Condición: Perenne

Descripción: Se trata de una planta enana que establece una mata compacta y redondeada a modo de cojines. Forma rosetas que poseen pequeñísimas hojas de escasos milímetros de color verde pálido y que están cubiertas por una fina capa de pelusilla de color plateado.

Acomodar: Lo ideal es ubicarla en un pequeño jardín pedregoso, o bien en macetas de poca profundidad con un sustrato arenoso mezclado con piedrecitas.

Periodo de floración: Primavera, pero puede volver a hacerlo al inicio del otoño aunque de manera más pobre. En su periodo natural las flores cubren por completo toda la mata y apenas dejan ver el follaje, produciendo un espléndido impacto visual.

Flor: Las flores son pequeñas, solitarias y están compuestas por cinco pétalos redondeados de color blanco puro, con un ojo central amarillo anaranjado.

Situación: Emplazarla en sitios ligeramente umbríos o bien en zonas de semi-sombra. Es una planta que le gusta las temperaturas frescas.


Singularidad: Es una planta difícil de encontrar a la venta. Además de en los ámbitos naturales en los que se se desarrolla es posible localizarla en jardines botánicos muy especializados.

Temperaturas: Soporta muy bien el frío.

Riego: Regular y abundante durante su periodo de crecimiento y floración.

Cuidados especiales: No se caracteriza por ser una planta fácil, pero realmente no requiere ningún tipo de cuidado especial sólo mantenerla alejada de las altas temperaturas.

Abono: En dosis moderadas entre la primavera y verano.

Curiosidades: Las hojas que se van secando permanecen en la planta durante mucho tiempo sin desprenderse.

Apunte: Es una extraordinaria planta que su floración es tremendamente abundante y le confiere una belleza singular, pero aun cuando no está florecida sigue siendo una planta muy interesante gracias a sus diminutas rosetas de viso aterciopelado.

Reproducción: La división de la mata es la fórmula más sencilla de propagarla.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 13 de abril de 2015

LOS BENEFICIOS DE LAS CALÉNDULAS EN TU VIDA


Como bien sabrás las caléndulas son esas preciosas flores de color dorado / anaranjado que dan un toque especial y elegante a cualquier jardín ¿Tienes este tipo de flor en tu jardín? Si tu respuesta es negativa es muy probable que cuando acabes de leer este artículo te interese saber un poquito más sobre esta bonita flor y vayas a la floristería para empezar a tener varias ¡o muchas! en tu patio, terraza, balcón o jardín.

Igual estás pensando que soy algo atrevida afirmando tal cosa porque no conozco tus gustos personales ¿verdad? Pero hoy pretendo hablarte sobre las caléndulas y sobre los beneficios que te pueden aportar a ti y a tu jardín. No pierdas detalle que te sorprenderás de todo lo que esta bonita flor es capaz de aportar a tu vida.

Embellecerá tu jardín

Tanto si decides decorar tu jardín únicamente con caléndulas como si prefieres combinarlas con otras plantas y flores de más colores, sin lugar a dudas esta flor anaranjada embellecerá tu jardín y lo vestirá con gran elegancia. Su forma, sus colores, su aroma... todo crea un conjunto estupendo que hará que te enamores de esta bonita flor.

Beneficios para tu vida

La caléndula también es considerada como una planta medicinal y puede usarse para muchas cosas:

- Acelera el proceso de cicatrización de la piel y ayuda a la regeneración de cualquier afección cutánea (restregando un algodón que contenga té de caléndula).

- Se utiliza en infusiones para tratar la dermatitis y la eccema.

- Se utilizan para crear cremas para las inflamaciones.

- Aunque tiene un sabor amargo puede comerse en ensaladas, también puede sustituir al azafrán.


- Es antiséptica y puede tratarse para úlceras bucales y similares haciendo gárgaras de té de pétalos de caléndula (consultar siempre con el médico).

- Además de usar el té de pétalos de caléndula para la piel y demás afecciones también se puede tomar en infusión, poniendo agua a hervir y echando después los pétalos y dejando hervir varios minutos el agua con los pétalos dentro. Esta misma infusión se puede utilizar fría como astringente.

- De la caléndula se pueden crear aceites para crear jabones y mascarillas faciales.

¿Qué te parece todo lo que te puede aportar la caléndula a tu vida? Sin duda es una flor que además de bonita podrás elegir cómo utilizarla en tu beneficio propio.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Mª José Roldán

jueves, 9 de abril de 2015

ECHEVERIA 'KIRCHERIANA'


Nombre botánico: Echeveria 'Kircheriana'

Nombre común: Echeveria

Familia: Crassulaceae

Origen del género: México

Cualidad: Se trata de una magnifica Echeveria, fruto de hibridaciones que son bastante frecuentes en este género.

Condición: Perenne

Descripción: Configura una roseta compuesta por numerosas hojas gruesas y carnosas de unos 4 cm de longitud que se disponen densamente de forma organizada. Estas son espatuladas, de color verde brillante, con una pequeña quilla o punta sobresaliente cuyo borde tiene una tonalidad rojiza. Las hojas jóvenes están cubiertas de una fina capa de cortos pelillos blancos, las más viejas sólo tienen una pequeña cantidad.

Disponer: Por su modesto tamaño es preferible disponerla en una maceta o cualquier otro contenedor.

Periodo de floración: En este apartado esta Echeveria es algo imprevisible  que en ello incluye la climatología, así en regiones de temperaturas cálidas invernales puede llegar a producirla antes de que finalice el periodo.

Flor: Guarda la misma esencia que todas las plantas que forman el grupo, aunque quizás este Echeveria origina menos cantidad de flores.


Situación: Desde pleno sol a posiciones de semi-sombra, en verano es importante alejarla del sol directo ya que es demasiado fuerte y puede llegar a quemarla.

Singularidad: Algo peculiar de este grupo de plantas es que durante el periodo frío pueden perder las hojas bajas, pero serán remplazadas por otras nuevas manteniendo su forma de roseta.

Riesgo: El sustrato se debe de regar en profundidad durante todo el periodo de calor, disminiyéndolo a medida que se va acercando el tiempo frío, dejando de regar casi por completo en invierno.

Cuidados especiales: Es una planta que cuenta con una buena resistencia ante la falta de riegos, sin embargo no soporta que éstos sean abundantes o demasiado continuos sin dejar que el sustrato se seque un tanto.

Abonado: Abonar con un fertilizante líquido para plantas suculentas, pero en dosificaciones muy comedidas.

Apunte: No conviene regar por encima de la mata dado que los finos pelillos de las hojas mantienen retenida el agua que puede perjudicarlas.

Reproducción: El modo más cómodo es a través de la separación de vástagos que la planta genera de forma frecuente.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 6 de abril de 2015

RHIPSALIS: EL CACTUS TROPICAL


Los Rhipsalis son unos originales cactus que no proceden de las zonas desérticas, sino al contrario, de las selvas tropicales de Centroámerica y algunas islas del Océano Índico.

Como ocurre con las otras plantas tropicales, son epífitos, es decir, que viven sobre plantas de mayor envergadura y aprovechan su humedad.

Necesitan, por lo tanto, ambientes húmedos y climas que no soporten temperaturas inferiores a los 0 grados. No aguantan el sol directo, aunque necesitan abundante luz.

Existen 35 especies diferentes de rhipsalis y todas ellas se caracterizan por carecer de espinas y presentar un ramaje abundante. Algunas presentan talos estrechos y cilíndricos y otras planos y segmentados. Varias especies presentan vistosas flores de colores, como por ejemplo la Pluma de Santa Teresa.

Respecto a los cuidados de este tipo de plantas, no son muy exigentes. Su temperatura media ideal ronda los 18 - 20 grados. En lugares donde la temperatura es superior, se recomienda tener la planta en el interior de la vivienda; también durante el invierno, ya que se recomienda que no soporten temperaturas inferiores a 10 grados.



Conviene protegerlo de las corrientes de aire y regarlas de forma regular, siempre cuando la tierra está seca, ya que un exceso de agua les produce podredumbre. Agradecen las pulverizaciones de agua sobre el follaje. Respecto a los abonos, hay que procurar que sean pobres en nitrógreno.

Los Rhipsalis se reproducen con facilidad, plantando esquejes o fracciones de los tallos de las plantas segmentadas.

Vía: www.plantasyjardines.es
Autor: Maika

jueves, 2 de abril de 2015

ADROMISCHUS CRISTATUS


Nombre botánico: Adromischus cristatus

Otros nombres: Adromischus poelinitzianus

Nombre común: Planta de hoja ondulada

Familia: Crassulaceae

Origen: Se distribuyen sobre un área considerable de Sudáfrica.

Condición: Perenne

Descripción: Es una pequeña suculenta que está formada por un follaje corto y muy grueso, con una forma levemente triangular.

Las hojas son más estrechas en la base y se agrandan hacia el extremo. El borde de las hojas es aplastado y ondulado, de color verde o verde grisáceo. Con la edad las hojas tienden a alagarse.

Periodo de floración: Verano

Flor: Los largos tallos florales están salpicados de pequeñas flores tubulares que poseen cinco pétalos acabados en punta de color blanco con matices rosáceos.


Situación: Necesita ubicaciones que gocen de sol directo o de semi-sombra durante todo el año.

Riego: Los riegos durante el periodo cálido de año hay que hacerlos en profundidad, luego dejar que el sustrato se seque ligeramente antes de regar de nuevo. En invierno no hay que regar o hacerlo de manera insignificante.

Cuidados especiales: El mayor problema para esta planta viene de la mano de los riegos desmesurados. Es bueno que reciba unas cuantas horas de sol al día.

Abono: Durante la época de crecimiento una vez al mes y con la mitad de la dosis recomendada.

Curiosidades: Esta planta tiene una característica que resulta muy peculiar, los tallos se cubren de finas raíces aéreas de color marrón rojizo; aparecen de forma muy densa en el pie de tallo una vez que éste se queda sin hojas.

Apunte: Esta suculenta posee un crecimiento bastante lento.

Reproducción: Su multiplicación es sencilla y no encierra ningún problema y se puede propagar a partir de una sola hoja que debe ser cuidadosamente separada de la planta madre.

Después de esto hay que dejar que el corte se seque unos días antes de plantar la hoja en un sustrato especial para cactus con base arenosa.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira