lunes, 18 de mayo de 2015

CUIDADOS DE LA FUCHSIA


La fuchsia o también conocida como pendientes de la reina es una de las plantas de flores más elegantes y señoriales. De este pequeño arbusto de color verde oscuro cuelgan sus delicadas y hermosas flores de tallos finos como si de pendientes se tratasen. Dado a su intenso cultivo se han sacado híbridos cuyas flores abarcan un amplio abanico de colores y de formas que superan a los habituales rosa y morado.

Para tenerla en casa habrá que buscar una zona muy luminosa en la que no le dé el sol directo y en la que la temperatura no baje nunca de 5ºC. Es una planta de exigencias medias, ni mucho ni poco cuidados, pero si te gustan las plantas, no tendrás ningún problema con ella, sólo requiere abundante agua durante la floración y fertilizante líquido una vez al mes.

Un consejo para conseguir un buen éxito en el cultivo de la fucsia es preferible adquirir ejemplares pequeños en primavera e ir adaptándolos, poco a poco, a nuestro casa.


Si la quieres tener al aire libre, puedes tenerla durante los meses cálidos a no ser que vivas en un clima cálido donde te permita cultivarla en exterior durante todo el año. Igualmente se debe situar en al sombra o semisobra. Durante el invierno se ha de proteger de las heladas, sólo se podrá mantener en exterior la Fuchsia magellanica, que tolera las heladas en cierta medida.

Requerirá una poda severa cuando los tallos sean débiles, así como cuando se vaya a trasplantar siempre en primavera.

Vía: http://www.tuinen.es
 Autor: Héctor Fernández

No hay comentarios: