jueves, 21 de mayo de 2015

DROSANTHEMUM HISPIDUM


Sinonimia: Mesembryanthemum hispidum

Nombre común: Rocío púrpura

Excelente planta tapizante que proporciona una excelente cobertura en espacios grandes como muros, taludes o declives con rápida desevoltura.

Es una crasa imprescindible para zonas secas y soleadas, donde exista suelos pobres y áridos en los que prácticamente ninguna otra planta prosperaría.

Pertenece a la familia de las Aizoaceae, que acoge a un buen número de especies adaptadas a soportar largos periodos de sequía.

Su lugar de origen se encuentra en zonas secas de Sudáfrica. Se manifiesta como una planta que requiere unas escasas atenciones dado su carácter resistente. Apenas alcanza los 15 cm. de altura pero puede cubrir grandes zonas de suelo si se le permite.

En jardineras amplias quedará muy decorativa, especialmente si se le deja que los suculentos tallos cuelguen en cascada. Esta es una planta que hay que tener muy en cuenta a la hora de organizar un jardín de rocalla.

Los delagos tallos de color rojizo están revestidos de finos pelilos, éstos se cubren de pequeñas hojas de color verde claro, cilíndricas y carnosas.

Las hojas de esta suculenta tienen la particularidad de que su superficie está cubierta de una especie de diminutas prominencias brillantes que les da un aspecto muy singular.


Además de su sorprendente resistencia a la sequía, lo que más llama la atención es la gran cantidad de llamativas flores que produce en primavera, la floración llega a ser tan profusa que logra ocultar el follaje.

Si la climatología acompaña, la mata obsequia con su floración durante muchos meses. Para que la floración se lleva a cabo con rica abundancia es imprescindible que se encuentre en una exposición bien soleada.

En cuanto a los riegos deben ser moderados, en invierno sólo regar de tarde en tarde.

Acabada la floración, si la planta ha crecido en exceso o con desorden le beneficiará un recorte general de los tallos, esto le proporciona una forma adecuada al contenedor o lugar que ocupe, además de mantener la mata con un crecimiento controlado.

Ese es un buen momento para limpiar todo el material seco o deteriorado que favorece la proliferación de enfermedades y el asentamiento de posibles plagas.

Los restos del recorte que se encuentren en buen estado servirán para la reproducción.

La propagación del Rocío púrpura a través de esquejes es tremendamente sencilla y es factible en cualquier periodo del año siempre que se mantengan los esquejes en un lugar cálido.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: