jueves, 2 de julio de 2015

PASIFLORA: FLOR DE LA PASIÓN


La pasiflora, conocida también como flor de la pasión y flor de la tranquilidad, es una planta trepadora con unas flores espectaculares y peculiares. Además, es una planta muy empleada en fitoterapia por sus cualidades relajantes.

Pertenece a la familia de las Passifloraceae y es de origen centro y sudamericano. Fue descubierta por los misioneros españoles y utilizada desde entonces por sus propiedades medicinales.

La flor de la pasión es una planta perenne, con tallos trepadores que pueden alcanzar los nueve metros de longiutd y que se agarran mediante zarcillos, con hojas de color verdee oscuro tribuladas. Sus flores crecen de manera solitaria, de 8 a 9 centímetros de diámetro y colores que van del blanco al malva.

Su corola recordó a los misioneros la corona de espinas de cristo, además de contar con tres estilos, que coinciden con el número de clavos con los que Cristo fue clavado en la cruz. De ahí el origen de su nombre.

Produce frutos comestibles, del tamaño de un huevo, llenos de semillas y ácidos.

No necesita demasiados riegos, bastando con uno o dos a la semana y prefiere climas templados.


En cuanto a las plagas, hay que tener cuidado con algunas mariposas, como la Acraea acara o la Agraulis vanillas, pues sus larvas se alimentan de sus hojas. También puede afectarle la Araña roja.

En cuanto a sus propiedades medicinales, se trata de una planta con efectos sedantes, que controla el nerviosismo y ayuda a conciliar el sueño. Además ayuda a calmar los dolores producidos por la migraña y es beneficiosa para el sistema circulatorio.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Maika

No hay comentarios: