domingo, 23 de agosto de 2015

CERRADO POR DESCANSO


Hola amig@s!

Como todos los años por estas fechas aprovechando las fiestas patronales de Añover de Tajo nos tomamos un mini descanso. Volveremos con más fuerza e ilusión, si cabe, para seguir ofreciendo nuestro servicio de floristería.

Por lo tanto el blog, la web y nuestras redes sociales permanecerán unos días sin ser actualizados.

No queremos dejar pasar esta ocasión, para agradecer a todos los que habéis confiado en nosotros en todo este tiempo y a todas las personas que pierden un poco de su tiempo en leer nuestro blog, visitar nuestra web y redes sociales. ¡Muchísimas gracias!

Abrimos el Lunes 7 de Septiembre.

Saludos para tod@s vosotr@s.

jueves, 20 de agosto de 2015

CUIDADOS DEL CACTUS JUNCO


El cactus junco es una planta crasa que pertenece al género Disocactus, el cual tiene varios cactus originarios principalmente de México, Centroamérica y Sudámerica. También se conoce por nombres como junquillo, flor de lágito, nopalillo o floricuerno, y con las caracterísiticas ambientales puede cultivarse en cualquier lugar del mundo. Es uno de los cactus con las flores más bonitas.

Es un cactus de porte colgante con tallos muy largos y cilíndricos. Tiene raíces aéreas y 12 costillas de espinas en las areolas. Las flores que produce puede ser rojas, rosadas o blancas, de unos 8 centímetros de largo y que florecen de los tallos. Son perfectos para utilizar como plantascolgante, tanto en interiores como en exteriores.

Principales cuidados

- Ubicación: necesita estar en una zona de semisombra en la que nunca reciba los rayos del sol de forma directa.

- Temperaturas: tiene que estar siempre a temperaturas superiores a 10ºC, pudiendo soportar un poco el frío pero no las heladas ya que los tallos se verían dañados. Si en invierno hace mucho frío, lo mejor es llevarla al interior o cubrirla con un plástico durante las noches.

- Suelo: el que mejor le va es el que lleve sustrato normal, añadiendo un tercio de mantillo de hojas o de turba.

- Trasplantes: la mejor época para realizarlos es justo después de la floración.

- Riego: tiene que ser abundante durante el verano y más reducido el resto del año. Riega antes de que la tierra se seque totalmente.


- Abono: aplicado únicamente durante el verano, una vez cada 15 días. Utiliza un fertilizante mineral que sea especial para cactus.

- Poda: no la necesita, pero puedes ir eliminando lo tallos que veas que se marchiten.

- Plagas y enfermedades: tienes que estar muy pendiente de la araña roja, la plaga que más suele atacar a los cactus.

- Multiplicación: se puede hacer a partir de semillas o de esquejes. En el segundo caso, que sean de la punta del tallo y en verano.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

lunes, 17 de agosto de 2015

CUIDADOS DEL ARBUSTO CAPULÍN


La planta capulín es una de las 400 especies de árboles y arbustos que pertenecen al género Ardisia, a su vez perteneciente a la familia de las Mirsináceas. Algunas de sus especies más conocidas con la ardisia crispa, ardisia crenata, ardisia mangillo, ardisia martinensis o ardisia revoluta. Tienen su origen en el sudeste asiático, pero con las condiciones ambientales adecuadas pueden cultivarse en cualquier lugar del mundo.

El conocido como capulín se llama oficialmente ardisia cremata y es un arbusto que tiene un crecimiento muy lento pero que puede llegar a alcanzar el metro y medio de altura. Sus hojas son largas, estrechas y tienen los bordes aserrados, mientras que sus flores son blancas y se producen en racimos al final del verano. Antes de las flores salen los frutos, que son rojos en forma de baya.

Principales cuidados

- Ubicación: lo más habitual es utilizarla como planta de interior en una maceta, pero durante el verano lo mejor es sacarla al exterior. Elige un lugar sombreado para que no reciba los rayos de sol de forma directa.

- Temperatura: lo más adecuado es que esté entre 15-25ºC, y bajo ningún concepto puede estar a temperaturas inferiores a 10ºC ya que no lo soportaría.

- Suelo: debe ser arcilloso y tener al menos una parte de turba.

- Trasplante: la mejor época para hacerlo es durante la primavera o el otoño.


- Riego: en verano tiene que ser abundante ya que necesita humedad, e incluso es bueno pulverizar las hojas para que estén húmedas. Aún así, mucho ojo con encharcar, especialmente el resto del año que no consume tanta agua.

- Poda: hay que hacerla a fondo en primavera para reforzar su crecimiento.

- Abono: utiliza un fertilizante mineral cada 15 días desde que comienza la primavera hasta mediados de verano.

- Multiplicación: se hace por semillas en primavera o por esquejes en verano.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

jueves, 13 de agosto de 2015

EL MUNDO DE LAS PLANTAS


A lo largo del tiempo las plantas han creado las estrategias más ingeniosas para su supervivencia, esto les ha permitido prosperar y sobrevivir hasta en las zonas más extremas del planeta. 

Semejante destreza implica que algunas especies puedan resistir periodos verdaderamente largos sin recibir agua, sobrellevar temperaturas notablemente altas o muy bajas, enfrentándose a la dureza del entorno mediante la creación de mecanismos que les ayude a sobrevivir.

Las plantas forman un reino que incluye grupos que se reproducen por esporas, tales como musgos y helechos, y los grupos que se reproducen por semillas, tales como coníferas y plantas con flores.

Obtienen su energía a través de la fotosíntesis, usando la luz del sol para convertir agua y dióxido de carbono en azúcar y la liberación de oxígeno.

Puede decirse que es el proceso biológico más importante de la Tierra.

La botánica es la que se ocupa de estudiar los aspectos de los vegetales: descripción, clasificación, distribución, identificación, reproducción y efectos que provocan sobre el medio en el que se encuentran.

Se identifican a través de un nombre botánico que ayuda a identificar a la familia a la que pertenecen y con las que comparten ciertas semejanzas.

Algunas plantas tienen pocos miembros en la familia o pocas diferencias, por lo que sólo el apellido - Tulipa - es suficiente para identificarlos en la mayoría de los propósitos.

La segunda parte del nombre identifica a los miembros particulares de esa familia. En ocasiones esta segunda parte también dice algo acerca de la planta: nanus es pequeño, alba es blanca, fragans es perfumada, japonicum o africanus su procedencia, repens rastrera, etc...

La floración es sin duda la estrategia reproductiva de la planta de más éxito para la colonización en casi todos los hábitat de la Tierra. Es la etapa reproductiva del ciclo de vida de una planta.

Las flores están estructuradas para fomentar la transferencia de polen masculino al óvulo femenino, para la posterior producción de frutas con semilla.


Las plantas anuales también se conocen como plantas de temporada que florecen sólo durante unas semanas o unos pocos meses. Las anuales se cultivan generalmente a través de semillas, crecen y mueren en el mismo año.

Las anuales son ideales para crear un efecto inmediato y proporcionar colorido al jardín, asimismo dan la opción de cambiar el diseño del jardín después de un año.

Las plantas bienales o bianuales son aquellas que tardan en completar su ciclo biológico en dos años. Crecen vegetativamente el primer año que el segundo florecen y dan sus frutos.

Las bianuales después de florecer, se convierten en desordenadas y luego mueren. Para tener flores año tras año con flores bienales, hay que sembrar semillas todos los años.

Las plantas perennes son las que duran y mantienen más tiempo la floración. La mayoría puede necesitar dos años para tener edad suficiente para florecer. Son la mejor opción si no se  desea cambiar el diseño del jardín con frecuencia.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 10 de agosto de 2015

TRUCOS PARA CULTIVAR EN MACETAS


Lógicamente, cualquier planta cultivada en una maceta requiere de unos cuidados especiales, ya que no está creciendo en su condición natural. Lo bueno es que, aunque parece totalmente lo contrario, las especies mantenidas en macetas no son demasiado exigentes. Además, plantar en macetas tiene otras ventajas, como la posibilidad de controlar eficazmente la salud del suelo, experimentar con diferentes colores, mover el ejemplar dependiendo del sol que necesita.

Como sabes, casi cualquier planta puede ser cultivada en macetas. Eso sí, es necesario seguir una serie de cuidados específicos.

Tamaño de la maceta

Aunque parezca algo lógico, es mucha la gente que no tiene en cuenta el tamaño a la hora de escoger la maceta. Sin embargo, es muy importante estar seguro de que hay espacio suficiente para las raíces, teniendo en cuenta el tamaño de las plantas cuando maduran y sus hábitos de crecimiento.


Drenaje

Otra de las claves del cultivo en macetas es contar con con un buen drenaje, que puede ser por los agujeros de la maceta o por una capa de 2 o 3 centímetros de grava en la parte inferior del contenedor. Si tienes pensado utilizar una maceta decorativa sin agujeros, lo idela sería que sembrarás en una maceta de plástico con agujeros de tamaño más pequeño que encajara en la maceta que realmente deseas.

Cuidado con el sol a medio día

Por otro lado, es muy importante no dejar las macetas a pleno sol medio día, aunque las plantas requieran una gran exposición solar. El motivo es que las macetas se calientan mucho más rápido que los jardines de tierra. Lo mejor es color las macetas en un lugar con sombra que reciba los reflejos del sol en alguna pared.

Es recomendable revisar las macetas cada día para comprobar si el suelo está seco o si necesita fertilizantes.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Ana Pérez

jueves, 6 de agosto de 2015

PLANTAS MUY RESISTENTES Y FÁCILES DE CUIDAR


Si eres una persona a la que le gustan las plantas pero que tienes poco tiempo para poder cuidarlas y estás cansado de que se te mueran o se te llenen de bichos a causa de la dejadez, debes saber que existen plantas muy resistentes y fáciles de cuidar. Las plantas resistentes podrán ser buenas compañeras para ti porque además de purificarte el aire y alegrar la decoración de tu hogar serán fáciles de cuidar.

A continuación vamos a hablar sobre algunas de estas plantas resistentes y fáciles de cuidar para que no tengas excusas para no tener plantas en tu hogar. Con estas plantas podrás disfrutar de los beneficios de tener plantas en tu casa. ¡No pierdas detalle!

Aloe vera

La planta del Aloe vera es una planta que cada vez estoy más convencida que todo el mundo deberíamos tener en nuestros hogares. Además de poder crecer perfectamente con pocas horas de sol, es muy beneficiosa para la salud y tu belleza. Puede crecer bastantes metros pero existen variedades más pequeñas que funcionan estupendamente para estancias más pequeñas. Además no es necesario regarla frecuentemente por lo que puedes esperar a que tenga la tierra totalmente seca para poder regarla de nuevo, ¡ideal para despistados!

Planta de araña

La planta de araña no ha pasado de moda y es que es una planta que siempre estará marcando tendencias en los hogares. Existen muchas variedades y crecen bien en el suelo con mucha o poca luz, y también creen bien en macetas.

Planta de Jade

La planta de jade es una excelente planta para llamar la atención y además para tener un hogar más atractivo. Esta planta también es conocida como "la planta de la suerte" y tiene hojas gruesas y exhuberantes. Crece lentamente y puede vivir muchos años. Es una planta estupenda para tener toda la vida contigo, además es fácil de cuidar y resistente a los cambios de temperatura aunque prefiere las temperaturas normales. Además no requiere gran cantidad de agua por lo que puedes regarla cuando veas que tierra la tierra algo seca.

Otras plantas que me encantan y que también son resistentes y fáciles de cuidar son: el lirio de paz, la planta de serpiente, el cactus de Navidad o la dracanea.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Mª José Roldán

lunes, 3 de agosto de 2015

¿CÓMO SABEN LAS PLANTAS COMO FLORECER?


Puesto que las plantas no pueden moverse, es fundamental que sepan percibir las señales ambientales que indican que ha llegado el momento de florecer. De ésta adaptación depende su éxito reproductivo, ya que no pueden protegerse de las inclemencias del tiempo. Por eso han desarrollado la capacidad de percibir las condiciones externas favorables y controlar de forma muy precisa el momento en que deben "aparecer" las flores.

Los vegetales tienen la capacidad de conocer la longitud de los días y la calidad de la luz muy superior a la de cualquier animal. Y lo consiguen gracias a los fotorreceptores, una dotación de detectores de luz, únicos en las plantas. Además cuentan con un reloj celular que marca periodos de 24 horas y permite que cada célula de la planta se anticipe a los ciclos de luz y oscuridad.

La combinación de éste reloj celular y los fotorreceptores permiten a las plantas detectar con precisión la longitud del día, reconocer el momento del año en que se encuentran y decidir el mejor momento para florecer. La decisión de florecer, una vez tomada, es irreversible y depende de una cascada de reacciones moleculares que activan genes que ponen en marcha el desarrollo de la flor.

Puesto que la decisión de florecer es irreversible, hacerlo antes de tiempo puede hacer peligrar las flores por las heladas, la planta tiene que estar segura de que el invierno ha pasado. De ahí que, paradójicamente, muchas plantas necesiten estar expuestas al frío de forma prolongada antes de florecer. Así que la planta es capaz de notar y "memorizar" que la estación fría ya ha pasado. A este proceso se le conoce como vernalización y es fundamental sobre todo el climas templados, pues permite que la floración se inicie cuando el invierno ha pasado.

Vía: http://www.tuinen.es/
Autor: Héctor Fernández