lunes, 28 de septiembre de 2015

COTINUS COGGYRIA 'ROYAL PURPLE'


Sinonimia: Rhus cotinus

Nombre común: Fustete, Árbol del humo, Árbol de las pelucas, Árbol de la niebla, Rus cotino

Se trata de un arbusto grande de ramas extendidas que genera una cima muy frondosa.

Con el tiempo y las debidas podas de formación regulares se puede convertir en un encantador arbolillo de moderadas proporciones.

En su etapa madura puede alcanzar los 3-4 metros de altura.

El género está integrado dentro de la familia Anacardiaceae. Procede de una extensa zona que cubre desde regiones del sur de Europa y que se prolongan hasta China.

Vive mejor en zonas con temperaturas suaves, lo que la hace ideal para jardines de clima mediterráneo.

En jardinería suele cultivarse como planta única toda vez alcanza un tamaño considerado, pero aún en su etapa joven destacará ella sola.

Las hojas surge alternas, son ovaladas y de naturaleza caduca, tienen unos 8 cm. de longitud con el ápice redondeado; en el caso de este cultivar con sus bellas hojas moradas dará un toque colorista durante todo el año en la zona del jardín que se disponga.

Forma grandes panículas de florecillas minúsculas, de tono amarillo. Las flores al caer dejan los vellosos pedúnculos qu dan el aspecto plumoso a la inflorescencia y ofrece una visión vaporosa, tal coyuntura origina la denominación popular del arbusto.


Por si mismo el follaje ya es atractivo pero el periodo que sucede a la floración es el momento que la planta despliega su máxima bellaza y vistosidad.

Admite casi todo tipo de terrenos moderadamente fértiles, pero no son recomendables los que no tengan una correcta permeabilidad que impida el estancamiento de agua. Los suelos que se mantienen ligeramente húmedos son los ideales, pero el Fustete afronta bien la sequía.

Le gusta los emplazamientos soleados y es capaz de tolerar esa situación aunque se trate de verano de calor riguroso, en cambio, ante inviernos de frío severo no sucede lo mismo dado su escasa adaptabilidad al frío.

Las plantas jóvenes con su poca resistencia al frío pierden las hojas con más prontitud, de hecho en los ejemplares poco desarrollados conviene cubrir el suelo con cualquier material antes de la llegada del frío.

Acabada la floración se debe practicar una poda profunda, esto brindará un mejor rendimiento en su etapa productiva.

La multiplicación no está exenta de cierta dificultad y hacerlo de forma doméstica no siempre funciona.

El proceso se realiza en verano, tomando esquejes de madera joven de unos 10-12 cm. de longitud y tratados con hormonas de enraizar. Hay que mantenerlos en un ambiente húmedo hasta que arraigen.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 24 de septiembre de 2015

HEUCHERA SANGUINEA


Nombre común: Flor de coral - Campanas de coral - Coralito

Esta es una especie de origen mejicano que está incluida dentro de la familia de las Saxifragaceae, que acoge un buen número de especies procedentes de regiones templadas y frías del hemisferio norte y América del Sur.

Las Heucheras son plantas de pequeño porte, conocidas por la enorme pluralidad de colorido que exhiben sus hojas.

En la base de la planta crecen grandes hojas de largos peciolos, redondas o acorazonadas, principalmente de color verde de diferentes intensidades, que configuran un espeso montículo redondeado de unos 30 cm. de altura.

No es en la floración donde reside su atractivo aunque confiere a la mata un toque alegre, sino que la atención se centra en el exuberante follaje de color verde esemeralda y bordes festoneados, además de las infinitas formas hibridadas.

En los climas suaves se puede plantar en suelo durante todo el año o bien en una jardinera. Le gusta las zonas soleadas con algo de sombra, esta posición unida un ambiente fresco es lo recomendable para su buen desarrollo.

Es muy improbable que prospere en el interior de una vivienda ya que necesita de una situación al aire libre. Para esta especie es vital que disfrute de una humedad ambiental alta y no dejar que el sustrato se seque por completo.

Las largas espigas de delicadas flores en forma de diminutas campanillas aparecen desde comienzos del verano hasta el fin de la estación.

Las flores crecen en racimos sueltos sobre tallos 30 a 40 cm. de longitud, son de color rojo o rosa, determinados híbridos poseen flores blancas o rosáceas, algunas de las cuales crecen en tallos notablemente más largos que la planta tipo.


En época de calor un buen regado por encima de sus hojas de tanto en tanto mantiene la planta fresca y le resulta muy beneficioso.

Las hojas muertas o con poco atractivo es mejor quitarlas, igual que las espigas florales ya pasadas, este proceso hace que la planta centre todas su vigor en la producción de nuevas hojas.

Si la planta se encuentra en un contenedor necesitará un cambio de maceta cada dos años, entre el otoño y la primavera. Este es un buen momento para finalizar la división de la mata y hacerse con nuevos ejemplares.
 
La masa de hojas y raíces se fraccionan en diveras porciones y se plantan en un sustrato fértil, tras lo cual se tratan como plantas adultas.

Los nuevos híbridos de Heuchera han logrado alcanzar tal gama de variedad cromática que es difícil poder imaginarlo.

Los cuantiosos cruces obtenidos pasan por todas las tonalidades posibles, desde el más oscuro azul que casi roza el negro, pasando por los tonos rosáceos llegando a los hermosos matices otoñales, además del verde, rojo y la unión o la mezcla de colores.

Les gusta la sombra parcial, aunque algunos cultivares se desarrollan mejor en pleno sol que incrementa la viveza del follaje. Todo depende del clima en el que se encuentre la planta.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 21 de septiembre de 2015

KALANCHOE DAIGREMONTIANA


Nombre botánico: Kalanchoe daigremontiana

Otros nombres: Bryophyllum daigremontianum - Calanchoe

Nombre común: Espinazo del Diablo - Aranto

Familia: Crassulaceae

Origen: La mayoría de especies que componen las Calanchoe proceden de Madagascar.

Cualidad: Esta planta tiene la magnífica característica de producir brotes de nuevas plántulas a largo del envés de las hojas, que originan raíces con celeridad cuando caen al suelo.

Condición: Posee un follaje permanente.

Descripción: Es una especie suculenta muy original, que puede alcanzar algo más de 1 metro de altura. El tallo principal es robusto y sostiene carnosas hojas triangulares de unos 20 cm. de largo que nacen a pares y enfrentadas, son de color verde claro que se va oscureciendo con la edad y manchas púrpura en el envés. Las hojas plantas adultas producen aéreas en los tallos viejos. Cuando se mantiene siempre a pleno sol las hojas se toman marrón rojizas y las manchas del envés de tonalidad más intensa.

Disponer: Se acomoda por igual al suelo o contenedores.

Período de floración: Finales de la primavera.

Flor: Produce largos varas florales que duplican en altura la longitud del follaje, éstas desarrollan grandes racimos colgantes en su extremo, con innumerables pequeñas flores acampanadas de color rosa desvaído.



Situación: Lo más luminosa posible, las plantas maduras prefieren situaciones soleadas.

Singularidad: Su floración es especialmente llamativa a la par que muy abundante, motivos sobrados para convencer a los viveristas a forzar su floración, de modo que se puede encontrarla a la venta florecida en periodos diferentes al natural.

Riego: De manera regular en periodos de calor y moderadamente el resto del tiempo.

Plagas: La cochinilla algonodosa puede ser un contratiempo, en cuanto se vea alguna protuberancia blancuzca (principalmente en las axilas de las hojas) hay que eliminarla con un palillo de algodón humedecido en alcohol metílico.

Cuidados especiales: Tolera mejor la falta que el exceso de agua que pudre con facilidad de raíces.

Abonado: Desde comienzos de la primavera hasta finales del verano se puede abonar quincenalmente con un fertilizante para plantas suculentas, añadiendo una pequeña cantidad al agua de riego. No abusar nunca de los fertilizantes, los excesos queman las hojas y puede dañarla muy seriamente.
Apunte: Puede cultivarse en interior si se dispone en un lugar donde reciba algo de sol, en este caso es posible que florezca, pero si la intesidad de luz es pobre no lo hará.

Curiosidades: Pese a que la medicina tradicional de algunos países utiliza las hojas para diversos tratamientos, no se debe manipular ni consumir con dichos fines si no se tienen los conocimientos precisos.

Reproducción: Resulta tremendamente fácil hacerse con nuevas plantas, de hecho ella misma se encarga de hacerlo toda vez que las diminutas plántulas que crecen en los bordes de las hojas enraízan cuando caen al suelo. Los esquejes de hoja y de tallo son otras opciones.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 17 de septiembre de 2015

DIEFFENBACHIA 'REFLECTOR'


Nombre común: Diefembaquia reflectante

El género formado por las Dieffenbachia reúne impresionantes plantas de follaje tremendamente atractivo. Está integrado dentro de la familia de las Araceae.

El número de nuevos híbridos crece incesantemente, en el caso de esta Diefembaquia se ha logrado una hermosísima planta para interior, capaz de alegrar cualquier rincón apagado.

Mantiene las características del género, por lo que la humedad le es también fundamental. En este apartado hay que intentar proporcionarle toda la humedad ambiental que seamos capaces.

Lo mejor es colocarla encima de una bandeja con agua y guijarros, además de humedecer el entorno con un humidificador, o también colocarla cerca de otras plantas.

Posee un tallo central fuerte y erguido que sostiene las grandes y elegantes hojas, están salpicadas de manchas blancas o amarillo verdoso, con un nervio central destacado de color blanco y una textura aterciopelada ligeramente lustrosa.

Si se le ofrece un ambiente y atenciones adecuadas logrará alcanzar los 2 metros de altura, aunque durante ese tiempo habrá perdido parte de las hojas bajas, algo natural en este género.

En interior conviene buscar un emplazamiento que sea luminoso todo el año. La planta sólo puede permanecer todo el tiempo en el exterior en climas suaves, ya que no soporta el frío.

La floración está compuesta por una bráctea de gran tamaño (espata) que envuelve el espádice  que contiene las minúsculas flores. Esto sucede en verano, aunque en interior es poco probable que aparezcan.


Al arrancar su ciclo productivo (primavera) se debe iniciar un abonado quincenal, con una medida inferior a lo recomendado en la etiqueta del producto.

Hay que hacerlo hasta finales de verano, momento en el que se va reduciendo la dosis, para dejar de abonar  en absoluto hasta la llegada de la primavera.

El abono más apropiado para este tipo de planta es el que se utiliza para especies de hoja.

Los bordes secos del follaje es un indicador de que la planta está ubicada en un lugar de ambiente seco y no se riega lo suficiente.

Como sucede con todas las Diefembaquias es también tóxica, por lo que no hay que dejar que los niños la manipulen ni que las mascotas la mordisqueen.

También conviene tomar medidas de desinfectado sobre las herramientas utilizadas si se corta alguna parte de la planta y lavarse bien las manos finalizada la tarea.

Por lo general no requiere de un trasplanta anual, bastará hacerlo cada dos años, momento en el que se puede analizar el estado de las raíces y hacer una limpieza si fuese necesario.

La fase del trasplante puede utilizarse para hacerse con nuevos ejemplares mediante los tallos nuevos que brotan de la planta. Si el ejemplar cuenta con varios troncos permite la división de los mismos con sus raíces.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 14 de septiembre de 2015

CRASSULA MARNIERIANA


Nombre botánico: Crassula marnieriana

Otros nombres: Crassula hottentot

Nombre común: Collar de Jade

Familia: Pertenece al extenso grupo formado por las Crassulaceae, de 1400 especies y casi todas herbáceas y suculentas.

Origen: Sudáfrica

Cualidad: Perfecta como planta de interior en una localización muy lumínica. Forma una excelente planta suculenta de tendencia colgante y muy decorativa.

Condición: Perenne

Descripción: Los largos tallos que conforman la planta están rebosantes de unas curiosas hojas pequeñas, redondeadas y gruesas con una reducida punta en el ápice. Lo que llama la atención de esta bonita planta es que sus hojas parece que estuvieran ensartadas como las cuentas de un collar. De los propios tallos surgen otros que dilatan el tamaño de la mata y que también se pueden utilizar para hacerse con nuevas plantas.

Acomodar: Para sacar el máximo partido de su atractivo ten estético es mejor colocarla en macetas o contenedores colgantes.

Periodo de floración: Hacia el final del verano, aunque en ocasiones puede ocurrir en otros periodos.

Flor: Produce en el extremo de los tallos una gran cantidad de manojos de diminutas flores en forma de estrella, de color blanco rosáceo.

Situación: Necesita de un emplazamiento con una buena cantidad de luz, incluso algo soleado.

Apunte: Las plantas que se mantengan con una dosis justa de sol en cuanto a intensidad y tiempo, conservarán el follaje con una bella tonalidad  verde y sus bordes ligeramente rojizos.


Singularidad: Tolera bien periodos de sequía, dado que sus gruesas hojas poseen líquido acumulado para resistir en esos casos.

Riego: Moderado pero regular, no hay que permitir que el sustrato permanezca con demasiada agua largos periodos o la planta morirá de pudrición.

Cuidados especiales: Es de cultivo sencillo, la única cautela que se debe tener es la que corresponde con el abuso de riegos.

Plagas: Goza de buena resistencia ante el ataque de plagas importantes.

Abono: De manera comedida usar un fertilizante líquido para plantas suculentas. Incorporar al agua de riego unas cuantas gotas cada tres semanas durante los meses de primavera y verano, nada el resto.

Curiosidades: La exposición permanente de la planta al sol hace que las suculentas hojas se tornen rojizas lo que le da un aspecto muy interesante.

Trasplante: Puesto que esta planta tiene un crecimiento muy pausado, puede permanecer en el mismo contenedor durante varios años sin problemas.

Reproducción: Se multiplica con suma facilidad, mediante pequeños fragmentos de tallo que se pueden tomar en todos los periodos del año con buena climatología. Tras obtener los esquejes se deben dejar durante unos cuantos días que cicatricen los cortes y luego plantarlos en  un sustrato arenoso muy poco humedecido.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 10 de septiembre de 2015

OXALIS DEPPEI



Sinonimía: Oxalis tetraphylla

Nombre común: Cruz de hierro - Trébol de la suerte

Es gratificante cultivar una pequeña planta, capaz de brindar una floración que puede prolongarse a lo largo de todo el verano y si se la cuida acertadamente lo hará hasta la llegada del frío entenso.

El nombre popular de "Cruz de hierro" por el que es conocida esta Oxalis, deriva de la mancha púrpura formada en el centro de las cuatro brillantes hojas de bordes aterciopelados.

Pertenece a la familia de las Oxalidaceae, constituida casi exclusivamente por plantas herbáceas y que reúne cerca de uin millar de especies porpias de regiones cálidas y templadas del mundo.

Es una planta que no supera los 20 cm. de altura, forma bellos montículos compuesto de pequeñas hojas tiernas, sostenidas por largos peciolos cubiertos de finos pelillos blancos.

Resulta verdaderamente interesante para cualquier pequeño rincón del jardín o terraza si se ubica en un lugar soleado, con cierta protección en las horas más bochornosas del día.

Su cultivo es tremendamente fácil, hay que tener en cuenta que innumerables especies de este grupo se desarrollan de forma silvestre, sin que nadie intervenga de ninguna forma en su desarrollo.

Frágiles tallos portar las delicadas flores que asoman por encima del follaje y están constituidas por cinco pétalos redondeados y una garganta verdosa.

Su floración es llamativa por su vivo colorido rosa, pero su follaje no es menos vistoso.


La humedad ambiental debe ser lo más elevada posible, haciendo uso de cualquier medio disponible y sobre todo proporcionalmente a la temperatura, a más calor más humedad.

Las Oxalis tienen una forma de hacer notar que están necesitadas de agua, ya que los tallos se ven decaídos, pero se recuperan de inmediato si se riega con prontitud.

Son plantas que precisan de aire libre y una orientación soleada, por lo que en interior no se dan especialmente bien, no obstante para que prosperen de modo adecuado hay que acomodarlas en un espacio lo más luminoso y fresco posible, procurando que el sol llegue hasta ellas.

Si el Trébol de la suerte está cultivada en terreno pueden extraerse los bulbos de la tierra antes de que comiencen las primeras heladas, los bulbos se guardan en un lugar fresco y seco hasta que se tengan que plantar en la siguiente temporada.

En el caso que los bulbos se encuentren en un contenedor pueden dejarse ahí sin que reciban nada de agua.

Los tallos y hojas tienen un sabor ácido y en algunas zonas se utilizan para la alimentación, al igual que los bulbos.

La forma más sencilla de reproducirla es mediante la división de la mata cuando logre alcanzar un tamaño importante, o también a través de los bulbillos.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 7 de septiembre de 2015

EUPHORBIA FLANAGANII



Nombre común: Medusa - Planta Medusa

Originaria de Sudáfrica, pertenece a la dilatada familia botánica de las Euphorbiaceae, agrupando a un número muy importante de especies alcanzando casi 8000 componentes.

Está encuadrada dentro del grupo denominado Euphorbias 'medusas', formado por plantas con un tallo central corto pero grueso.

Éste tallo además de pie o base del ejemplar funciona como un depósito donde almacena agua y del que surgen cuantiosos tallos más o menos delgados alrededor del msimo.

Este rasgo tan particular le confiere un aspecto muy curioso que recuerda a la cabeza mitólogica de Medusa, de ahí el nombre popular por el que es conocida esta planta.

En épocas de sequedad prolongada puede llegar a perder todos los tallos, pero otros aparecerán en su lugar cuando obtenga agua con regularidad. En cambio el tallo central al tener reservas de líquido resitirá periodos secos persistentes.

Conforma interesantes matas de reducido tamaño, compuestas por diversas cabezas generalmente muy próximas entre ellas. De los delgados tallos nacen pequeñas hojuelas lanceoladas que permanecen poco tiempo en la planta.

La floración depènde un poco de la climatología, pero su periodo natural se encuentra al inicio de la primavera, está compuesta de una vistosa masa de flores muy pequeñas de color amarillo brillante.


Resulta una admirable planta para interiores que cuenten con una zona muy luminosa y ventilada. Tolera bien los ambientes secos.

En periodos de calor necesita de riegos regulares y profundos, demanda más agua que la mayoría de plantas suculentas. Regar preferiblemente por la base del contenedor para que el cuello de la planta no esté en contacto directo con el agua de riego.

Utilizar un fertilizante líquido para cactáceas añadido al agua de riego, unas cuantas gotas cada tres semanas y solametne entre primavera y verano.
Es importante respetar el periodo de descanso invernal, dejando de regar casi por completo y protegiéndola de las bajas temperaturas.

En zonas de inviernos severos es mejor cultivarla en contenedores para facilitar el traslado al interior.

Resulta primordial tener ciertas precauciones con el látex que desprende cuando se corta o rompe la planta, este líquido es irritante si entra en contacto con ojos y mucosas; es preciso lavarse bien las manos tras su manipulación.

Se propaga con una aceptable facilidad mediante esquejes.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 3 de septiembre de 2015

CUIDADOS DE LA PLUMA DE SANTA TERESA



La conocida como pluma de Santa Teresa es una planta crasa que pertenece al género Epiphyllum, el cual está formado por más de 20 especies de cactus epifítos que tienen su origen en varios países de América. Además de esas especies, existen muchos híbridos y variedades. Recibe también otros nombres como cactus orquídea, junco oloroso o nopalillo, aunque el oficial es epiphyllum.

Es una planta de porte colgante con tallos anchos y largos que suelen tener pequeñas espinas en las areolas, aunque  no siempre. Tiene flores preciosas en forma casi de trompeta, con muchos pétalos que pueden ser de color rosa, blanco o rojo, o incluso una pequeña combinación de ellos. Según la especie elegida puede florecer durante el día o durante la noche.

Principales cuidados

- Ubicación: principalmente se utiliza como planta de interior, así que lo mejor es que esté en un lugar bien ventilado pero que no sea frío. No se puede colocar junto a estufas o radiadores. Es importante también que esté en semisombra. Durante el verano puede estar en el exterior pero sin recibir los rayos del sol de forma directa.

- Temperatura: el único requisito que tiene en este sentido es que no puede estar a más de 5ºC.

- Suelo: el perfecto para esta planta es el que lleva una mezcla, a partes iguales, de mantillo de hojas y arena gruesa. También vale el sustrato de cactus.

- Riego: tienes que aplicarlo de forma abundante durante todo el año pero sin encharcar. Reduce los riesgos entre el otoño y el invierno.


- Abono: cuando empiecen a aparecer los primeros capullos, aplica un fertilizante para cactus cada 15 días hasta que finalice la etapa de floración.
- Plagas y enfermedades: si el verano es muy seco hay muchas posibilidades de que sea atacada por cochinillas lanosas o arañas rojas. Ten cuidado con que se acumule el agua en los tallos ya que podrían pudrir.

- Multiplicación: la mejor opción es hacerla por esquejes ya que las semillas tardarían años en germinar.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero