jueves, 8 de octubre de 2015

CUIDADOS DE LAS PARRAS


La parra es una planta muy utilizada en patios y jardines, para dar sombra o decorar un espacio pero, ¿sabemos como cuidarla?

Esta planta es una de las trepadoras más cultivadas en el Mediterráneo, y al igual que las hiedras, se agarra a todo tipo de soportes y produce un espeso follaje verde, que durante el otoño se toma rojizo y que se pierde durante el invierno.

Existen muchos tipos de parras, dependiendo de la variedad y el tipo de uva, pero hay un tipo de atenciones que son iguales para todas ellas, como la poda, el abono, el tipo de suelo, el riego, etc...

Las parras se pueden plantar a los pies de un muro, si queremos que crezca por la pared, o se puede crear un emparrado guiando los brazos y sarmientos para que de sombra.

La poda se hace dos veces al año, en invierno, cuando las cepas y ramas han perdido completamente la hoja, pero nunca cuando se produzcan heladas; y durante el mes de abril, para descargar a la planta. Dejaremos siempre los tallos leñosos, cortando las ramas que estorben o las que se entrecruzan.

También es importante tener en cuenta si queremos que la vid de uvas o no, pues hay personas que eligen lo segundo para evitar que proliferen insectos como avispas, pájaros o porque no puede ocuparse de recoger los frutos. En éste caso, habría que cortar las flores que brotan a principio de verano, o fumigarlas contra insectos para que no sean polinizadas.


Las parras se adaptan a todo tipo de suelos, y aunque aguantan climas secos, prefieren un suelo húmedo durante los meses de verano y abonos durante la primavera.

Por último, hay que prestar atención a las plagas y enfemedades sobre todo al Oidio y el Mildiu de las hojas y la botritis de los frutos. El Mildiu es mejor prevenirlo, con productos indicados para que no prolifere el hongo. El Oidio se trata con azufre con y la botritis con productos específicos.

Vía: http://www.plantasyjardines.es
Autor: Maika

No hay comentarios: