lunes, 30 de noviembre de 2015

PERNETIA, EL ARBUSTO QUE DA COLOR AL INVIERNO


Si crees que la bajada de temperaturas tiene que acabar con las plantas de tu terraza o jardín estás muy equivocado. Siempre que escojas las especies adecuadas, podrás disfrutar de un invierno a todo color gracias a flores, hojas y bayas.

Precisamente de una planta que le dará colorido al invierno queremos hablarte hoy. Se trata de la pernetia, un arbusto perenne que en otoño se cubre de hojas de color blanco, rojo o rosa, que pueden llegar a mantenerse en perfecto estado de conservación a lo largo de varias semanas.

Un arbusto frondoso

La pernetia, perteneciente a la familia ericaceae, proviene de Centroamérica y América del Sur, donde se la conoce con el nombre de chaura. Forma un arbusto frondoso, de tamaño reducido (alcanza poca más de metro de altura), aunque existen variedades enanas muy ornamentales que no superaran los 30 cm. de alto. la floración se produce durante la primavera, origianando unas inflorescencias de color blanco cremoso, a las que les sigue al inicio del otoño, unos frutos esféricos, comestibles, brillantes, muy decorativos, de unos 2 cm., achatados por el ápice y que permanecen en la planta hasta la siguiente primavera.


Resistente a bajas temperaturas

La pernetia es una especie muy adecuada para lugares de temperaturas frías, ya que puede resistir perfectamente hasta -10º y -15º C. Esta planta requiere un suelo húmedo y ácido, además de estar en una zona resguardada de los rayos solares. En definitiva, se trata del ejemplar perfecto para zonas frías y rincones en los que otros ejemplares tienen dificultades para desarrollarse.

En maceta

Debido a suforma y desarrollo erecto, denso y compacto, se adapta perfectamente a ser cultivado en una maceta. Sin embargo, en este caso necesita podas de formación sobre finales de invierno o durante el transcurso del verano. Lo mejor es podar a lo ancho, evitando un crecimiento en exceso.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Ana Pérez

jueves, 26 de noviembre de 2015

CULTIVO Y CUIDADOS DE LA COLOMBINA


La planta colombina pertenece al género Aquilegia, el cual incluye más de 70 especies de plantas herbáceas perennes que tiene su origen en zonas como América del Norte, Sur de África y el centro de Europa. Consiguiendo las condiciones ambientales necesarias puede desarrollarse perfectamente en cualquier lugar del mundo. Es una planta que recibe muchos nombres, y además de colombina también se conoce como aguileña, aquilina, flor de los celos, manto real o amor escondido.

Tiene los tallos erectos y muy ramificados, con hojas lobuladas que tienen peciolos largos y de color verde azulado. Lo más llamativo de estas plantas son las flores, que tienen forma de trompeta y que pueden ser rosas, violetas, naranjas, amarillas, rojas, blancas, azules o marrones. Florecen durante el final de la primavera y el principio del verano.

Sus necesidades

- Iluminación: necesita estar a pleno sol o en semisombra, pero siempre recibiendo al menos un par de horitas de buen sol cada día.

- Temperatura: es una planta que no tolera las heladas, pero no le afecta el calor.

- Suelo: tiene que ser un poco ácido o neutro, añadiendo un poco de arena para que el drenaje sea mucho mejor. Planta después del invierno, cuando ya no haya riesgo de heladas.


- Riego: que sea frecuente para que el suelo esté siempre humedo pero con mucho cuidado de que no se encharque.

- Poda: no es necesaria, pero sí se recomienda quitar las flores cuando se marchiten.

- Plagas: las que más suelen atacar a la colombina son los pulgones y cochinillas.

- Multiplicación: se puede hacer tanto por división de mata como por semillas, siempre en primavera. Es muy importante que al hacerlo con semillas no las siembres a pleno sol, mejor en una zona de sombra.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

lunes, 23 de noviembre de 2015

ALOCASIA SANDERIANA


La alocasia Sanderiana es una especie de interior realmente espectacular, pues presenta unas hojas grandes y peculiares que la distinguen de cualquier otra planta decorativa.

Es originaria de Sudamércia, de la selva tropical y las zonas húmedas. Pertenece a la familia de las Araceae y es una especie rizomatosa, con un allo subterráneo que le sirve de reservorio, del que surgen las raíces. Las hojas brotan a la superficie directamente desde el tallo. Son de gran tamaño y de color verde oscuro ribeteado de blanco plateado, con unas fuertes nervadoras en relieve que también son de color niveo.

Tanto el tallo de la hoja de la hoja como su parte posterior, presentan tonalidades granates que le añaden viveza y contraste.

Son muy rígidas y sustancialmente brillantes, de gran tamaño. Algunas plantas, en su hábitat original pueden presentar hojas de hata 1,5 metros.

Es una planta que requiere mucha luz, pero nunca directa, y al ser tropical, precisa abundantes riegos y mucha humedad. Tampoco tolera las temperaturas frías, porl o que lo más recomendable es mantenerla entre 18 y 30 grados.


A finales del verano y si las condiciones le son propicias, la alocasia puede florecer, aunque es bastante complicado. Su flor es una bráctea envuelta en una especie de pétalo con forma de espátula.

Cuando las hojas se llenan de polvo, conviene limpiarlas con un trapo suave y húmedo.

Se aconseja abonarla durante los meses de primavera y verano, y vigilar las plagas de cochinilla algodonosa y cochinilla parda.

La planta se reproduce medinete división de rizomas.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Maika

jueves, 19 de noviembre de 2015

CUIDADOS DEL ARBUSTO ELEFANTE


El arbusto elefante se conoce oficialmente como Portulacaria y pertenece a la familia de las Portulacáceas, recibiendo también el nombre de hierba de los elefantes. Es un arbusto que se encuadra dentro de las plantas crasas o suculentas, pudiendo alcanzar 15 metros de altura si su cultivo es el adecuado.

Sus hojas pueden ser redondeadas u ovaladas, tiernas, jugosas y miden unos 2 centímetros. Florece cuando llega el final de la primavera, y le salen flores pequeñas y rosadas que se presentan en penachos. Es un arbusto perfecto para rocallas, setos o macetas, y también se utiliza mucho en el arte floral japonés ikebana.

Principales cuidados

- Ubicación: necesita estar en un lugar a pleno sol durante buena parte del día.

- Temperatura: el único requisito que tiene en este sentido es que no soporta el frío, así que en época fría lo mejor es cubrirla con un plástico o meterlo en interiores.

- Suelo: le vale la tierra normal de jardín, a la que habrá que añadir un cuarto de arena y otro de turba.

- Trasplante: cuando quieras hacerlo tiene que ser en primavera, el resto del año no cuajará bien.


- Riego: debes aplicarlo una vez por semana pero que no sea abundante, ya que al ser una planta suculenta es muy sensible al exceso de agua. Espera a que la tierra se haya secado para regar de nuevo.

- Poda: hazla a comienzos de primavera para darle forma.

- Abono: aplica fertilizante líquido una vez al mes, solo durante la primavera y verano. Si quieres que salgan más hojas, rocía de vez en cuando con un estimulante hormónico.

- Multiplicación: se puede hacer en verano con el método de esquejes plantados en la arena.

- Plagas y enfermedades: esta planta solo tiene riesgo de ser infectada si hay un exceso de riego. Vigila eso y estará totalmente sana.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero

lunes, 16 de noviembre de 2015

EL CYCLAMEN MINI Y SUS CUIDADOS


El Cyclamen mini es una de las diversas modalidades en la que podemos encontrar al Cyclamen. También pertenece a la familia de las Primulaceae (Primuláceas) y su nombre científico es el Cyclamen persicum. Es conocido popularmente bajo nombres como Ciclamen, 'Violeta de Persia' y 'Violetas de los Alpes' principalemente, pero de tamaño mini como su nombre indica.

Es importante el saber que hay muchas más modalidades de Cyclamen además del Cyclamen mini, que se denominan de diferente forma en función del tamñao de su planta como característica natural de la variedad de que se trate. Ejemplso de ellos son los Cyclamen midi y Cyclamen maxi.

El Cyclamen mini es de origen de las zonas de Persia, Oriente Medio, Grecia... crece también en Los Alpes de Europa y de ahí uno de sus nombres comunes más populares. Evidentemente, las variedades comercializadas invitar a a pensar que su origen es más de 'laboratorio' ya esta planta ha sido obtenidoa en base a hibridaciones y selecciones varietales muy cuidadas.

Su presentación característica es en maceta de 10 centímetros, muy orientado como detalle de regalo para disfrute en el interior del hogar. Como Cyclamen, también disfruta de la polivalencia de utilización y es muy frecuente verlo en jardines creando atractivas 'manchas de color'.


Cada año y como fruto de hibridaciones continuadas por parte de las empresas obtentoras de variedades de Cyclamen, se ponen en el mercado modernas variedades que amplian la ya gran gama de colores florales. Sus pétalos de reducido tamaño, se pliegan sobre sí mismos construyendo bellas y singulares flores.

El Cyclamen mini sigue creciendo en popularidad como planta de floración invernal y mantiene una importante cuota de mercado como planta de interior. En el jardín permite crear zonas de flor desde otoño hata bien entrada la primavera.

Como planta de interior que es, el Cyclamen mini en interiores debemos tenerlo en aquellos sitios con máxima iluminación y al ser posible en lugares frescos o lejos de las fuentes de calor como es la calefacción. Y ya en exteriores, si la zona geográfica es muy cálida, buscaremos preferiblemente los lugares del jardín son semisombra para emjorar la calidad de sus flores.

Vía: http://www.floresyplantas.net/
Autor: Flores y plantas

jueves, 12 de noviembre de 2015

PASIÓN TURCA O PLANTA DE TERCIOPELO


La pasión turca, planta u ortiga de terciopelo o ginura es una pequeña planta de interior, de origen híbrido, que proviene de Indonesia.

Se trata de una planta muy resitente, que aguanta bien el calor, también el de las calefacciones, y que apenas necesita cuidados.

Tiene tallos cuadrangulares y finos, que apenas alcanzan el metro, incluso bastante menos si se cultiva en maceta. Lo más peculiar son sus hojas, lanceoladas y con los márgenes dentados, de color verde oscuro y apariencia aterciopelada, ya que están cubiertas por una espesa pelusilla de color púrpura que se extiende por los tallos, dándole un curioso aspecto tornasolado.

En primavera suele florecer, produciendo flores amarillas poco atractivas, que desprenden un olor un tanto desagradable, por lo que se aconseja eliminarlas cuando brotán.

Es una planta muy decorativa, que puede colocarse en macetas colgantes, porque engendra tallos rastreros.


Necesita mucha luz, aunque en estaciones de temperatura muy elevada, como el verano conviene no exponerla al sol de manera directa.

También en esta estación necesita abundantes riegos, ya que es una planta tropical que necesita humedad, pero sin encharcamientos. En otoño e invierno, bastará con mantener húmedo el sustrato.

Conviene podarla al comenzar la primavera, para que la planta no se nos descontrole y matnenga un aspecto cuidado.

Exceptuando los pulgones, no suele ser atacada por plagas o enfermedades.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Maika

lunes, 9 de noviembre de 2015

LAS PLANTAS EN EL CUARTO DE BAÑO


No es muy usual encontrar un cuarto de baño con plantas. Cuando se piensa en el cultivo de plantas en el interior, el ambiente en el que se suelen concentrar es en el que se suelen concentrarse todas es el salón; sin embargo, el cuarto de baño es un lugar ideal para tener plantas: es un espacio íntimo, de aseo, de higiene personal y de relajación individual.

El cuarto de baño es un ambiente con características especiales; es el lugar más variable de toda la casa, pues pasa de ser un auténtico paraíso idóneo para el cultivo de plantas tropicales, cuando alcanza una temperatura cálida y un ambiente lleno de humedad y vapor de agua, a ser, de inmediato, un lugar frío, húmedo y realmente inapropiado para cualquier planta. Con frecuencia de luz natural es escasa y, en ocasiones dispone de ventanas o, si las hay, están orientadas al norte o dan a una pared de un patio interior. Por otro lado, suele ser la habitación más pequeña de toda la casa, por lo que a veces sus dimensiones son bastantes reducidas.

Todo ello hace que sea difícil el cultivo de plantas, pero no imposible. De hecho, si está equipado con calefacción, el calor y la abundante humedad que reinan en el cuarto de baño lo convierten en un pequeño invernadero, un espacio ideal para el cultivo de un buen número de ejemplares interesantes.

Para la elección adecuada de las plantas, es conveniente saber la cantidad de luz natural que hay en el cuarto de baño, así como su duracción, si no hay ventanas, se deberá tener en cuenta la intensidad y el tipo de luz artificial. También es conveniente evaluar la temperatura mínima que suele alcanzar. En cuanto a la humedad ambiental, es evidente que en un cuarto de baño siempre es elevada.


Entre las plantas apropiadas para una temperatura mínima no inferior a los 10ºC se encuentran la calceolaria, los helechos, los ficus, el hipoestes, las bromelias, la cineraria y las palmeras.

En el caso de que sea inferior a los 10ºC pero no descienda de los 4ºC, se puede contar con el clorofito, el cissus, la hiedra, la prímula, la esparraguera, la azalea, la aralia, el ciclamen, la fatsia, las palmeras y el hipoestes.

Vía: http://www.tuinen.es/
Autor: Héctor Hernández

jueves, 5 de noviembre de 2015

PROTEGE TUS PLANTAS DEL ATAQUE DEL PULGÓN


¿Qué son los pulgones?

Los áfidos o pulgones son insectos herbivoros que se alimentan chupando los jugos de las hojas y tallos de la planta. Son portadores de enfermedades y al alimentarse, defecan un líquido azucarado (melaza), dándole a la planta un aspecto pegajoso y una fuente de enfermedades y virus. Como resultado, la planta se debilita fuertemente y puede llegar a morir.

Reconociendo los pulgones

Este insecto suele aparecer de color verde, aunque es común verlos, según la especie de color negro, amarillo, morado, rojo y blanco. Puedes reconocerlos por su cuerpo en forma de pera y por dos cuernos que le salen negros al final del cuerpo.

Las plantas que son propensas al pulgón

El pulgón es una locura en casi todas las plantas del jardín, ya que ataca a todas en sus puntos más debiles que son los nuevos tallos o las nuevas hojas. Una planta sana será más difícil de ser atacada pero no por ello queda a salvo, vigila tus plantas del ataque del pulgón.


Protección natural contra el pulgón

Los pulgones odian el olor a ajo, así que planta unos ajos entre tus plantas favoritas para ahuyentarlos y prevenir que establezcan una colonia. Otro aliado son las fomosas mariquitas, son una herramienta muy útil, ya que es el enemigo natural del pulgón. Hoy en día se puede pedir larvas de marquitas por internet.

Y, ¡cuidado con las hormigas!... les encanta el dulce sabor que expulsan los pulgones, por lo que defenderán a los pulgones, su fuente de alimentación, de cualquier enemigo haciendo que la colonia de pulgones crezca a un ritmo muy elevado.

El control de los pulgones

Una forma sencilla de evitar los pulgones es rociar las plantas de vez en cuando con agua fría. Los pulgones odian el frío, y no se propagan de esta manera. También pulverización con una infusión de ortigas debe garantizar la expulsión de los pulgones. Si todo esto no funciona decide cambiar a un producto químico o pesticida natural.

Vía: www.tuinen.es/
Autor: Héctor Fernández

lunes, 2 de noviembre de 2015

CUIDADOS DEL HELECHO FUERTE


El conocido como helecho fuerte es una de las más de 200 especies de helechos que pertenecen al género Blechnum y que tienen su origen en todos los continentes, aunque los que más se utilizan en jardinería lo tienen en zonas como Nueva Caledonia o Sudamérica. Recibe también otros nombres como hierba del toro, helecho giboso, blecno, popiste o yerba del papagayo.

Este helecho tiene un follaje muy espeso que lo hace muy decorativo, pudiendo alcanzar el metro de altura si se desarrolla con las mejores condiciones. Sus hojas son lanceoladas y aparecen a los lados de los pecíolos, y es un helecho que puede tener una copa similar a la de la palmeras. Se utiliza como planta de interior, y también se le puede sacar mucho partido en su invernadero.

Principales cuidados

- Ubicación: necesita estar en un lugar bien iluminado pero que no reciba la luz del sol de forma directa.

- Temperatura: lo ideal es estar todo el año a una temperatura de entre 12 y 20ºC, y no necesita calefacción.

- Suelo: el que mejor le va es el que lleve una mezcla a partes iguales de tierra de jardín, turba y arena.

- Trasplante: no hay un número de trasplantes obligatorios ni recomendados, únicamente hazlo en primavera si necesitas hacerlo.


- Riego: durante primavera y verano tienes que regar frecuentemente para que siempre haya humedad pero sin encharcarse. El resto del año riega según necesite para estar húmeda. Necesita humedad ambiental pero no pulverices las hojas con agua ya que podrían estropearse.

- Abono: utiliza un fertilizante mineral durante la fase de crecimiento.

- Plagas y enfermedades: es un helecho muy propenso al ataque de cochinillas y araña roja, así que vigila y no descuides sus cuidados.

- Multiplicación: se hace de forma sencilla por esporas, que están en el envés de las hojas.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Marian Otero