jueves, 12 de noviembre de 2015

PASIÓN TURCA O PLANTA DE TERCIOPELO


La pasión turca, planta u ortiga de terciopelo o ginura es una pequeña planta de interior, de origen híbrido, que proviene de Indonesia.

Se trata de una planta muy resitente, que aguanta bien el calor, también el de las calefacciones, y que apenas necesita cuidados.

Tiene tallos cuadrangulares y finos, que apenas alcanzan el metro, incluso bastante menos si se cultiva en maceta. Lo más peculiar son sus hojas, lanceoladas y con los márgenes dentados, de color verde oscuro y apariencia aterciopelada, ya que están cubiertas por una espesa pelusilla de color púrpura que se extiende por los tallos, dándole un curioso aspecto tornasolado.

En primavera suele florecer, produciendo flores amarillas poco atractivas, que desprenden un olor un tanto desagradable, por lo que se aconseja eliminarlas cuando brotán.

Es una planta muy decorativa, que puede colocarse en macetas colgantes, porque engendra tallos rastreros.


Necesita mucha luz, aunque en estaciones de temperatura muy elevada, como el verano conviene no exponerla al sol de manera directa.

También en esta estación necesita abundantes riegos, ya que es una planta tropical que necesita humedad, pero sin encharcamientos. En otoño e invierno, bastará con mantener húmedo el sustrato.

Conviene podarla al comenzar la primavera, para que la planta no se nos descontrole y matnenga un aspecto cuidado.

Exceptuando los pulgones, no suele ser atacada por plagas o enfermedades.

Vía: http://www.plantasyjardines.es/
Autor: Maika

No hay comentarios: