viernes, 15 de enero de 2016

ARECA TRIANDA


Nombre común: Trianda palma - Palmera triandra

Esta bella Palmera tropical tiene un crecimiento rápido para lo  que suele ser común en el género. Es originaria de las selvas tropicales de la India y Malasia.

Posee un tronco delgado pero a medida que la palmera crece se va haciendo cada vez más fuerte, mostrando unos anillos espaciados muy característicos.

Las hojas de gran tamaño son de color verde intenso y brillante, con unas finas marcas acanaladas a todo lo largo de la supercie.

Los riegos del sustrato serán abundantes en periodos de calor pero sin saturar el compost, mucho más moderados en invierno. Las puntos de las hojas se secan si se sitúa la plamera en lugares demasiado calurosos y con falta de humedad ambiental.

Cuando esto sucede en varias hojas la planta presenta un aspecto algo deteriorado, por eso lo mejor es recortar con una tijera bien afilada toda la parte seca de cada una y procurar que no le falta humedad en su entorno.


Las plantas jóvenes no conviene exponerlas a pleno sol ya que puede quemar sus aún delicadas hojas, el lugar ideal en el exterior es un emplazamiento sombrío con un terreno ligeramente húmedo en todo momento.

Una vez bien asentada y adulta, esta planta agradece una posición de semi-sombra durante todo el año, o bien de pleno sol si se trata de regiones con veranos suaves.

Tanto si el cultivo se encuentra en interior o exterior las hojas se deben limpiar con regularidad, conservará su brillo natural y de paso se controla la aparición de plagas nocivas como la cochinilla. Para limpiar las hojas sólo hay que utilizar agua con un par de gotas de jabón.

Hacia mediados de la primavera aparecen las pequeñas flores de color cremoso y aroma cítrico. Los alargados frutos tienen una punta picuda y son de coloración naranja o rojiza.

Para mantener las hojas sanas y vigorosas se abona quincenalmente con un fertilizante para palmeras, siguiendo estrictamente las indicaciones del etiquetado.

Las semillas germinan con relativa facilidad manteniéndolas en agua templada unas cuantas horas, plantándolas a continuación en sustrato ligero, la mejor época para realizarlo es en primavera o inicios del verano.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: