lunes, 30 de enero de 2017

HOMALOMENA WALLISII


Nombre común: Rey de corazones

Es una interesante planta adecuada para entornos de interior gracias a su ornamental follaje. Goza de unas bellísimas hojas de naturaleza permanente.

El género de las Homalomena procede de diversas partes tropicales de Asia y América del Sur y lo determinan plantas de condición perenne.

No es raro que produzca flores, aún en los espacios cerrados de una vivienda si se dan las condiciones oportunas.

Puede ser confundida con la Aglaonema con quien guarda mucho parecido, no en vano se encuentran representadas en la misma familia.

El follaje es tremendamente delicado y responderá mal ante la falta de humedad ambiental, si eseto sucede los bordes de las hojas evidencian señales de sequedad.

Tiene una envergadura comedida, lo que la hace óptima para su cultivo en un contenendor. Si se desea ubicar en el exterior será oportuno cubrir adecuadamente sus necesidades: nada de sol, mucha humedad ambiental y temperaturas suaves.

En el follaje es donde se encuentra el enorme valor ornamental de esta planta, como sucede con todos los representantes de la familia de las Araceae.

Forma una mata compacta de grandes hojas ovaladas de color verde aterciopelado con numerosas manchas irregulares verde amarillentas.

El envés de las hojas tienen toda la superficie de color verde pálido.

Los peciolos de las hojas son gruesos de moderado tamaño y ligeramente arqueados, surgen directamente de la base de los cogollos que conforman la planta.

Las inflorescencias se encuentran en una clase de espiga gruesa y carnosa conocida como espádice, está cubierta por un espata o bráctea de color ligeramente rosácea.

Es corriente que la floración pase inadvertida debido a que es de reducido tamaño y puede quedar oculta por el follaje; ésta se produce al final del verano.


En los periodos de calor hay que regar el sustrato de forma que permanezca siempre levemente húmedo y rociar el follaje a diario con agua que no tenga cal.

Cada dos semanas se puede abonar el sustrato con un fertilizante líquido para plantas verdes, se añade al agua de riego sin rebasar la dosis recomendada por el fabricante.

En invierno es preferible regarla con moderación e instalarla dentro de casi si está al aire libre, pero observando en todo momento que no te falte humedad en el entorno y que la temperatura sea cálida.

Durante este periodo hay que dejar de efectuar el abonado periódico y esperar hasta la primavera.

Requiere de una luz intensa pero ligeramente matizada, no colocar nunca en exposiciones soleadas que puede quemar las delicadas hojas.

Le favorece los espacios húmedos, ausentes de humos o fuentes de calor que resequen el ambiente.

Se puede propagar fragmentando la mata, esto se debe realizar en primavera cuando las temperaturas sean cálidas y sobretodo estables.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 26 de enero de 2017

SEDUM SPURIUM 'TRICOLOR'


Nombre botánico: Sedum spurium 'Tricolor'

Sinonimia: Phedimus spurius 'Tricolor'

Nombre común: Sedo bastardo - Sedo rizado

Familia: Crassulaceae

Origen: Zona del Cáucaso

Cualidad: Es idónea para cultivar en suelo que cubrirá de forma ágil, además en jardineras o macetas colgantes quedará muy decorativa.

Condición: Perenne

Descripción: Es una pequeña planta suculenta de tendencia postrante, muy ramificada, con multitud de rosetas formadas por pequeñas hojas de forma oval. Configura una mata tapizante de gran colorido y escasa altura, las matas no exceden de los 15 o 20 cm. de alto.

Periodo de floración: Hacia el final del verano.

Flor: Florece de manera abundante sobre tallos que acabada la floración permanecen en la mata y es necesario cortarlos. Las flores son pequeñas, con la forma estrellada típica del género Sedum, están organizadas por 5 pétalos de color rosa pálido.

Situación: Se tiene que ubicar a pleno sol o en situaciones muy luminosas para que el follaje crezca vigoroso y pueda mantener el variegado del follaje. Tolera un poco de sombra pero le será difícil florecer si no cuenta con una exposición soleada.

Singularidad: Resulta una extraordinaria Sedum de la que se valora desbordante follaje de llamativo colorido.


Riego: Humedecer en profundidad el suelo dejando que casi se seque antes de regar de nuevo. Es perfecta para sitios calurosos y secos, tolera bien lo suelos pobres pero si son demasiado secos repercutirá en el follaje.

Cuidados especiales: Para mantener la coloración de sus hojas requiere de exposiciones soleadas en todo momento.

Abono: En pequeñas cantidades entre primavera y verano, a partir del otoño dejar de abonar por completo hasta la llegada de la primavera que se inicia de nuevo el ciclo.

Poda: Si al finalizar la floración la mata está pobre de follaje conviene realizar un recorte sobre los tallos escasos de hojas.

Curiosidades: Al ser una planta con carácter tapizante puede cubrir una extensa zona de terreno, para ello, los tallos emiten raíces que utilizan para afinazarse donde entre en contacto con el suelo.

Si se fija a un muro formará un tapiz compacto y decorativo.

Reproducción: Se multiplica con mucha facilidad por medio de trozos de esquejes. Cuando se encuentra en suelo ella sola es capaz de auto reproducirse.

Vía: http.//plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 23 de enero de 2017

HIBISCUS COCCINEUS


Nombre común: Estrella de Texas - Hibisco

Todo el género de Hibiscus está formado por plantas de origen tropical amantes del sol y la humedad.

Esta especie en particular le agrada los lugares cercanos al agua como acequias, riachuelos o bien que la mantengan en un suelo húmedo lo más constante posible.

Es oriunda de los Estados Unidos y pertenece a la familia de las Malvaceae. Se trata de un arbusto vigoroso, que posee un moderado tamaño ya que no excede los 2 m. de altura, lo que la hace perfecta para cultivar en contenedores.

Conforma matas asimétricas de varios tallos erguidos que surgen desde el suelo, cubiertos modestamente por grandes hojas palmeadas, rematadas por finas puntas, de color verde intenso y los bordes aserrados.

Las grandes flores aparecen solitarias, están compuestas por cinco pétalos abiertos que se estrechan hacia la base, son de color rojo escarlata, también se encuentra la variedad "alba" de color blanco puro. La flor posee una larga columna estaminal.

La floración surge en la segunda mitad del verano y si se encuentra en un clima cálido logrará hacerlo hasta casi mediados el otoño.

El tiempo de vida de las flores es de un sólo día, algo habitual en los Hibiscos, pero nacen de manera incesante.

Es una buena práctica ir eliminando las flores marchitas que permanecen en la mata, es una forma de animarla a que siga floreciendo con riqueza.


Prospera en casi todo tipo de suelos, siempre que guarden una cierta humedad. La mejor exposición es la de pleno sol, aunque admite una sombra parcial, pero en sombre absoluta no florece o lo hace muy pobremente.

Los riegos hay que hacerlos en profundidad y regularmente, no conviene dejar que el sustrato se seque; si a las plantas les falta humedad en el suelo de forma continua afectará al follaje y floración.

Es importante abonar el suelo cada diez días durante su periodo activo, para que flores y hojas luzcan lozanas y con buen color.

Tiene un follaje de condición caduca, con la llegada del otoño las hojas adquieren una tonalidad rojiza y en cuanto aparece el frío la planta se desprende de las hojas.

Ese es un buen momento para practicarle una poda intensa, cortando la planta casi hasta el nivel del suelo o bien esperara al final del invierno para hacerlo.

La planta produce numerosos frutos que tienen la apariencia de una nuez, en su interior portan semillas peludas de color marrón.

La propagación en primavera a través de semillas es bastante sencilla y de buenos resultados.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 19 de enero de 2017

CEROPEGIA SANDERSONII


Nombre común: Planta paracaídas - Planta sombrilla

Resulta un magnífico ejemplar para interior por su pequeño tamaño y que además no exige de cuidados especiales.

Es muy decorativa y posee una original floración, aunque tiene un crecimiento algo pausado. 

Todas las especies del género de las Ceropegia gozan de una floración singular, la de esta planta tiene forma de paracaídas o sombrilla.

Formaba parte de la familia de las Asciepiadaceae, en la actualidad se encuentra botánicamente incluida en la Apocynaceae.

Es una trepadora de tallos inestables, incapaces de mantenerse erguidos, por ello en su estado natural progresa de forma rastrera.

No obstante es más decorativa si se la coloca en una esta colgante o bien se utiliza una pequeña espaldera para ir sosteniéndola a medida que crece.

Se trata de una planta de escasas hojas con una condición perenne y de pequeño tamaño; tanto ellas como los redondeados tallos son suculentos.

Las hojas son carnosas y forma acorazonada, de color verde oscuro en el haz y algo más calor en el envés, y como sucede con la Ceropegia woodii, nacen distanciadas las unas de las otras.

Su etapa natural de floración sucede al final del verano o comenzado el otoño, pero eventualmente puede presentarse alguna flor fuera de ese periodo.

Las insólitas flores tienen un tubo en forma de embudo, al final del cual están dispuestos cinco pétalos fusionados de color amarillo verdoso con pequeñas manchas verdes, los pétalos están rodeados de unos finos pelillos.

Los insectos polinizan las flores cayendo en el fondo del largo tubo donde unos pelos evitan que le insecto se escape, una vez la flor está polinizada el insecto puede salir.


Necesita una ubicación muy luminosa, incluso con algo de sol matinal, no colocarla en verano en zonas demasiado soleadas que puede llegar a quemarla.

No hay que abonarla en exceso, durante su periodo de crecimiento con una vez al mes es suficiente y vigilando la cantidad de fertilizante.

Hay que utilizar un abono propio para cactus y plantas crasas, usando dosis moderadas.

Le gusta las temperaturas cálidas, por lo que no se debe exponer al frío. Durante el periodo invernal inicia una especie de descanso, haciendo un parón en su desarrollo que vuelve a retomar con la llegada de la primavera.

Entre el otoño e invierno los riegos serán esporádicos, humedecer el sustrato sólo lo justo para que no se seque del todo.

Esta especie prefiere los ambientes húmedos pero que el sustrato se mantenga sólo ligeramente humedecido.

Los riegos deben realizarse con moderación y sólo cuando se observe el sustrato está seco; es muy importante no saturar el suelo porque favorece la pudrición de los tubérculos.

Lo ideal es cultivarla en una maceta no demasiado profunda y con un compuesto de buen sustrato y arena a partes iguales.

Se multiplica mediante la división de la mata o bien por esquejes, ambas prácticas son sencillas y fructíferas.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 16 de enero de 2017

ERICA HIEMALIS


Erica x hiemalis - Erica hyemalis

Nombre común: Brezo del Cabo

El género presenta arbustos de carácter perenne, que necesitan de suelos muy ácidos que mantengan cierta humedad sin encharcamientos.

Son arbustos erguidos de pequeño  tamaño que pueden conformar vastas superficies de terreno siempre que no sean calcáreos.

Muchas de las especies tienen un origen africano y otras tantas europeas. Pertenecen a la familia de las Ericaceae.

Gran número de Ericas son plantas enanas que se utilizan ampliamente para cubrir el suelo, aunque por su mesurado tamaño se prestan innmejorables para cultivar en macetas.

Todo el grupo necesita de exposiciones soleadas y al aire libre, en espacios de interior sólo pueden permanecer durante un corto espacio de teimpo, pasado el cual comienzan a perder su menudo follaje y si no se instalan en el exterior acaban por morir.

No son plantas fáciles de conservar una vez pasada su floración, incluso en zonas donde su cultivo es más habitual como el norte de España, el calor del verano asi siempre acaba con ellas.

Pueden recer en suelos alcalinos toda vez se les añada una buena cantidad de turba. Es importante regarlas con regularidad con agua blanda, también es vital que el fertilizante sea indicado para plantas acidófilas.

La floración se muestra espectacular cuando se forman grupos, cuantas más plantas de la misma variedad o de flores de diferente tonalidad mejor será el efecto logrado.


Las hojas de la Brezo del Cabo son lineares, muy pequeñas y estrechas, de color verde oscuro y cubiertas de finos pelillos, éstas se agrupan a lo largo de los tallos.

El follaje se seca y cae con facilidad por déficit de humedad, sol muy intenso, o estancias prolongadas en interior.

Produce racimos de flores tubulares de color rosa pálido que luego se va oscureciendo, están dispuestas boca abajo sobre las ramas de manera individual pero muy próximas.

La floración de esta Erica se produce durante el periodo frío y puede alcanzar hasta el comienzo de la primavera.

Es conveniente que tras la floración se efectúe una poda sobre la planta que mantenga un bonito porte redondeado, no obstante se puede hacer ligeras podas durante la temporada si la planta pierde su forma.

Se propaga por medio de esquejes que se toman preferiblemente entre agosto y septiembre, plantados en turba pura húmeda. El proceso de enraizado es bastante largo y no siempre acaba con éxito.

Los esquejes hay que ampararlos con una cubierta que se debe abrir con frecuencia para ventilar e impedir que puedan ser dañados por la putrefacción.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 12 de enero de 2017

BARLERIA REPENS


Sinonimia: Barleria rosea - Barleria repens 'Rosea'

Nombre común: Enredadera de coral

Se trata de un arbusto de medida moderada, crecimiento ágil que es conocido por la abundancia de su floración. Sus tallos son capaces de cubrir un murete igual que una franja de suelo gracias a su naturaleza rastrera.

Es oriunda de zonas tropicales del sur de África y forma parte de la familia de las Acanthaceae.

Forma una frondosa mata de largos y delgados tallos semi-leñosos, que se cubren de pequeñas hojas brillantes y ovaladas. El follaje tiene una condición perenne.

Es una planta interesante para cultivar en un contenedor, tanto para dejar que los tallos cuelguen libremente o bien para hacer que crezcan sostenidos por estacas o cualquier método que los mantengan erguidos.

Necesita ubicaciones de pleno sol en  todo momento, algo difuminado durante los periodos más calurosos, las plantas cultivadas a la sombra tendrán una producción exigua de flores y afectará además al esplendor del follaje.

Las flores son atrompetadas con una embocadura formada por cinco lóbulos de tamaño desigual, organizados por dos pares que son semejantes entre sí y el quinto lóbulo el de mayor tamaño.

La coloración de las flores puede ser rosa intenso, anaranjadas, salmón o púrpura, depende de la variedad. Entre mediados del verano y hasta bien entrado el otoño es su periodo natural de floración pero puede aparecer flores de forma dispera durante todo el año, sobre todo si se trata de un clima cálido.

Le gusta los riegos regulares, que mantenga el sustrato ligeramente húmedo en todo momento, principalmente mientras se encuentra en floración.


Es importante que el suelo sea fértil, las plantas responden mejor si están bien alimentadas con un buen fertilizante, en este caso para trepadoras.

Los tallos tienen una tendencia a alargarse de modo excesivo, realizar un recorte sobre las puntas fomentará un crecimiento más espeso.

Su naturaleza postrante hace que las ramas que están en contacto con el suelo emitan raíces, facilitando la progresión de la planta sin ayuda ajena.

Esta circunstancia también puede resultar una contrariedad si no se desea que exceda su crecmiento de una zona limitada.

Al finalizar su periodo productivo se le debe practicar una poda en profundidad, eliminando todo el material deteriorado para mejorar su desarrollo y floración en la siguiente estación.

Tolera bien alo de frío moderado, pero ante periodos de heladas es mejor procurarle cierto abrigo.

Se propaga mediante esquejes de tallo sin demasiada dificultad, además a través de semillas que produce tras la floración.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 9 de enero de 2017

OPHIOPOGON PLANISCAPUS


Ophiopogon planiscapus "niger" - Ophiopogon planiscapus 'nigrescens'

Nombre común:
Hierba negra

Esta es una herbácea con un carácter bellamente ornamental, el montículo que forma apenas alcanza los 20 cm. de altura, pero en el jardín supone un original toque de impresionante contraste.

Es oriunda de regiones templadas del sur de Asia, principalmente de Japón, China y Corea, donde crece en laderas abiertas y boscosas.

Está incluida en lafamilia de las Asparagaceae, con anterioridad formada parte de las Liliaceae.

La intensidad de sus hojas de color púrpura casi negras hace que destaque sobremanera entre el resto de vegetación que tenga a su alrededor.

Esta especie se puede utilizar para formar una pequeña alfombra vegetal, o bien para reunir un conjunto en un punto delimitado del jardín.

Como es imaginable por su limitado tamaño es posible cultivarla en macetas o jardineras, no obstante pese a su reducido porte es capaz de cubrir áreas con bastante rapidez.

La planta tiene una naturaleza perenne y posee pequeños rizomas subterráneos desde donde surgen penachos agrupados de hojas estrechas y aplanadas que se arquean delicadamente.

Los tallos florales sobresalen ligeramente por encima del follaje y presentan racimos de florecillas con forma de campana de color rosáceo.


Su periodo de floración ocurre casi al final del verano o comienzos del otoño, aunque en climas donde esta estación mantiene unas temperaturas suaves la floración puede ser más tardía.

Después de la floración produce unas pequeñas bayas esféricas del tamaño de un guisante y color negro azabache muy brillante.

Se desarrolla bien tanto en situaciones de pleno sol, semi-sombra o sombra luminosa, las exposiciones demasiado intensas de sol puede hacer que las hojas presenten quemaduras si no se le ofrece un entorno fresco.

Puede soportar un breve periodo de sequía, pero se siente más a gusto si no se deja que el suelo se seque por completo; lo ideal es que el sustrato permanezca siempre con una ligera humedad.

Por lo general está libre de plagas, sólo cuando se desarrolla en un entorno húmedo las babosas pueden representar un problema desluciendo su apariencia, por ello conviene mantenerlas alejadas de la planta.

En primavera se puede dividir las matas para conseguir plantas nuevas o bien emplear semillas.

Vía: http://plantayflor.blospot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

jueves, 5 de enero de 2017

ANTHURIUM SALVINII


Nombre común: Tabacón

Las Anthurium tienen un área de distribución que abarca esencialmente la América tropical que cubre desde México hasta Argetina, incluyendo algunas islas del Caribe.

Pertenece a la familia de las Araceae. Varias especies del género se conocen con el nombre popular de Tabacón, debido a que sus hojas tienen un gran parecido a las del tabaco.

La planta no posee pie, en su lugar se forma un entramado de gruesas raíces aéreas que alzan la mata.

Esta especie crece lentamente pero puede llegar a tener un tamaño extraordinario, quizás dentro del grupo sea  uno de los más grandes.

Conviene tener en cuenta su envergadura si se tiene intención de colocarlo en el jardín para dedicarle una ubicación amplia ya que necesitará un gran espacio.

Procede de bosques húmedos por lo que su necesidad de humedad ambiental es alta, el suelo hay que regarlo regularmente y procurar que mantenga cierta humedad de manera constante, especialmente durante los periodos calurosos.

La luz que reciba deber ser intensa pero ligeramente filtrada, de la misma manera que lo hacen los árboles en su lugar de origen.

En regiones de clima invernales fríos la planta morirá con toda certeza si las temperaturas bajan demasiado.

Los peciolos de poco más de 20 cm. son gruesos y aplanados en su parte anterior, fuertes para sujetar las hojas de excepcional tamaño, éstas nacen en roseta, son ampliamante elípticas, de más de un metro de largo, con el nervio central muy prominente y los secundarios bien visibles, especialmente en su parte posterior.


El borde del  follaje es sinuoso, la superficie muestra un color verde muy intenso y resplandeciente, más acentuado en las hojas jóvenes. Merece la pena mantener limpias las hojas para que se muestren siempre lozanas.

La floración ornamentalmente tiene muy poca relevancia, a diferencia de otras especies del género que son empeladas en la decoración de interiores.

Las inflorescencias no se alzan erguidas sino que se postran o inclinan, cada una presenta un espádice delgado y de más de 50 cm. de longitud.

El color morado del que disfruta con los días pasará a ser muy oscuro, rodeado parcialmente por una espata verde con el interior morado que después se retrae.

En las plantas viejas nacen retoños que se pueden ser tomados para crear plantas nuevas, esta operación se puede realizar en cualquier época del año, pero es mejor esperar a que comience su periodo activo.

Es muy imporante utilizar un sustrato muy poroso y bien aireado, que permita que el agua circule fácilmente.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

lunes, 2 de enero de 2017

CÓMO COMBATIR LA MANCHA NEGRA DEL ROSAL


Si te gusta el tema de la jardinería, sabrás a ciencia cierta que el rosal es un tipo de planta que desgraciadamente suele tener bastante problemas durante su desarrollo y crecimiento. La mancha negra la suele ocasionar un hongo y consiste en una serie de manchas de color oscuro y redondas que terminan afectando a las hojas del rosal.

Ante tal caso es esencial el elminar las partes afectadas para erradicar lo más posible dicho hongo y evitar problemas mayores en dicha planta. Si tienes dicho problema en tu rosal no te preocupes porque si sigues todos estos consejos preventivos, tu rosal no tendrá ningún tipo de problema y podrá crecer perfectamente.

¿En qué consiste la mancha negra?

La mancha negra es uno de los hongos más habituales entre las rosas. Un exceso de humedad en el ambiente unido a altas temperaturas son dos factores claves a la hora de que nazca dicho hongo en dichas plantas. Este tipo de hongo se caracteria por ser bastante dañino ya que suele actuar tanto en la superficie de las hojas como en su interior provocando graves daños al rosal. Una vez infectada la planta por dicho hongo, resulta bastante complicado acabar con la mancha negra por lo que lo mejor que puedes hacer es prevenir la aparición de dicha plaga. Si sigues una serie de pautas y pasos muy fáciles y sencillos, no deberías tener problemas para evitar la aparición de tal problema y tu rosal no correría ningún tipo de peligro en su desarrollo.


Consejos para evitar la mancha negra en tu rosal

Lo primero que debes hacer para evitar la aparición de tal hongo consiste en mantener los rosales perfectamente aireados. Es esencial evitar un ambiente demasiado húmedo y con mucho calor en el lugar en el que tienes plantado el rosal. Si tienes varios, recuerda que a la hora de plantarlos, debes hacerlo con suficiente distancia los unos de los otros para que pueda circular aire perfectamente. Como ya te he comentado anteriormente, debes tenerlos expuestos en un lugar en el que haya bastante luz para evitar que puedan sufrir alguna que otra enfermedad como es el caso de la mancha negra.

A la hora de usar el abono, no te excedas con el nitrogeno. Este elemento es bueno a la hora de conseguir que la planta crezca mucho más rápido de lo normal pero por contra hace que el propio rosal sea mucho más vulnerable a las plagas y las enfermedades como es el caso de la mancha negra. Siempre es bueno que podes a los rosales para evitar que crezcan malas hierbas que puedan dar lugar a la formación del temido hongo.

En el caso de períodos de lluvia es esencial las hojas del rosal lo menos húmedas posibles por lo que puedes prevenir tal hecho con el uso de algún tipo de fungicida. Por último es importante que uses un tipo de riego que no moje en exceso el rosal ya que provocarías la aparición de dicho hongo. Lo más aconsejable es un sistema de riego que sea por goteo y de esta manera no mojas en exceso las hojas del rosal.

El rosal es una de las plantas más populares en este país y es que una vez que florece, ayuda a embellecer cualquier jardín. Para evitar la aparición de hongos y enfermedades como la de la mancha negra es importante seguir estos consejos y pautas y prevenir en todo lo posible que el rosal en cuestión sufra algún tipo de daño. Espero haberte ayudado y consigas disfrutar de un hermoso rosal en tu jardín.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Mª José Roldán

domingo, 1 de enero de 2017

FELIZ AÑO


Que este 2017 te permita dilucidar lo mejor para tu vida y la de los tuyos, valorando siempre a los que más te quieren, pues sin ellos nada sería igual.

¡Feliz Año! para tod@s nuestr@s amig@s que acudis a la cita de este blog a lo largo del año.