lunes, 2 de enero de 2017

CÓMO COMBATIR LA MANCHA NEGRA DEL ROSAL


Si te gusta el tema de la jardinería, sabrás a ciencia cierta que el rosal es un tipo de planta que desgraciadamente suele tener bastante problemas durante su desarrollo y crecimiento. La mancha negra la suele ocasionar un hongo y consiste en una serie de manchas de color oscuro y redondas que terminan afectando a las hojas del rosal.

Ante tal caso es esencial el elminar las partes afectadas para erradicar lo más posible dicho hongo y evitar problemas mayores en dicha planta. Si tienes dicho problema en tu rosal no te preocupes porque si sigues todos estos consejos preventivos, tu rosal no tendrá ningún tipo de problema y podrá crecer perfectamente.

¿En qué consiste la mancha negra?

La mancha negra es uno de los hongos más habituales entre las rosas. Un exceso de humedad en el ambiente unido a altas temperaturas son dos factores claves a la hora de que nazca dicho hongo en dichas plantas. Este tipo de hongo se caracteria por ser bastante dañino ya que suele actuar tanto en la superficie de las hojas como en su interior provocando graves daños al rosal. Una vez infectada la planta por dicho hongo, resulta bastante complicado acabar con la mancha negra por lo que lo mejor que puedes hacer es prevenir la aparición de dicha plaga. Si sigues una serie de pautas y pasos muy fáciles y sencillos, no deberías tener problemas para evitar la aparición de tal problema y tu rosal no correría ningún tipo de peligro en su desarrollo.


Consejos para evitar la mancha negra en tu rosal

Lo primero que debes hacer para evitar la aparición de tal hongo consiste en mantener los rosales perfectamente aireados. Es esencial evitar un ambiente demasiado húmedo y con mucho calor en el lugar en el que tienes plantado el rosal. Si tienes varios, recuerda que a la hora de plantarlos, debes hacerlo con suficiente distancia los unos de los otros para que pueda circular aire perfectamente. Como ya te he comentado anteriormente, debes tenerlos expuestos en un lugar en el que haya bastante luz para evitar que puedan sufrir alguna que otra enfermedad como es el caso de la mancha negra.

A la hora de usar el abono, no te excedas con el nitrogeno. Este elemento es bueno a la hora de conseguir que la planta crezca mucho más rápido de lo normal pero por contra hace que el propio rosal sea mucho más vulnerable a las plagas y las enfermedades como es el caso de la mancha negra. Siempre es bueno que podes a los rosales para evitar que crezcan malas hierbas que puedan dar lugar a la formación del temido hongo.

En el caso de períodos de lluvia es esencial las hojas del rosal lo menos húmedas posibles por lo que puedes prevenir tal hecho con el uso de algún tipo de fungicida. Por último es importante que uses un tipo de riego que no moje en exceso el rosal ya que provocarías la aparición de dicho hongo. Lo más aconsejable es un sistema de riego que sea por goteo y de esta manera no mojas en exceso las hojas del rosal.

El rosal es una de las plantas más populares en este país y es que una vez que florece, ayuda a embellecer cualquier jardín. Para evitar la aparición de hongos y enfermedades como la de la mancha negra es importante seguir estos consejos y pautas y prevenir en todo lo posible que el rosal en cuestión sufra algún tipo de daño. Espero haberte ayudado y consigas disfrutar de un hermoso rosal en tu jardín.

Vía: http://jardinplantas.com/
Autor: Mª José Roldán

No hay comentarios: