jueves, 23 de marzo de 2017

HEMIZYGIA 'CANDY KISSES'


Nombre común: Dulces besos

Este es un arbusto vigoroso de naturaleza perenne y que a pesar de su pequeño tamaño tiene una increíble capacidad de resistir severos contratiempos, esto unido a su facilidad de cultivo hacen de ella una fantástica planta de jardín.

El género al que pertenece lo conforman poco más de una treintena de especies, en su mayoría procedentes de regiones tropicales de Sudáfrica y Madagascar. El grupo está incluido dentro de la familia de las Lamiaceae.

En la actualidad el género Hemizygia está botánicamente reclasificado como Syncolostemon. En el jardín esta planta se puede utilizar como pequeña frontera arbustiva o de manera solitaria.

Forma una mata que no alcanza ni el metro de altura, compuesta de numerosos tallos erguidos de color púrpura y tapizados de finos pelillos blancos, al final de los cuales aparecen las espigas florales.

Exige posiciones soleadas en todo momento, pero es preferible que si el calor del verano es demasiado intenso colocar a la planta en una zona parcialmente sombreada, o bien difuminar por algún medio la incidencia del sol.

Le gusta el suelo moderadamente húmedo, así que los riegos deben ser regulares sin llegar a encharcar el sustrato.

El follaje es de tonalidad intensa por lo que dará un matiz llamativo al jardín; también se puede cultivar en contenedores gracias a su tamaño austero, pero aunque se encuentre en una maceta necesita emplazamientos soleados.


Las hojas de bordes crenados nacen de forma apretada sobre los tallos, son pequeñas aovadas, de cuerpo consistente y tacto ceroso, carentes de brillo, en la parte central predomina el color verde oscuro y blanco cremoso hacia los extremos.

Las flores son muy pequeñas, de brillante color rosa púrpura, pero su enorme cantidad forma una demostración muy atractiva.

La alegre floración se produce cuando la mayoría de plantas han acabado su perido activo y se encuentran pocas plantas floridas, por lo general ésta comienza hacia mediados del otoño y lo sigue haciendo durante todo el invierno.

Posee una originalidad que se encuentra en un órgano subterráneo (lignotubérculo o lignotúber), que protege a la planta de la posible destrucción ante un incendio, haciendo que broten nuevos tallos posteriormente.

Hay que despojar a la planta de las flores o tallos florales que se vean marchitos, luego, acabada la floración por completo se puede realizar una poda ligera para que se mantenga un crecimiento compacto y ordenado.

Se propaga por esquejes de tallo tratados con hormonas de enraizar.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

No hay comentarios: