lunes, 12 de junio de 2017

PIE DE LEÓN


Nombre científico: Alchemilla mollis

La trampa para el rocío...

Planta vivaz (40 cm., -15ºC)

Follaje: Las hojas palmeadas, casi redondas, tienen la particularidad de retener el agua gracías a sus pelos, formando gotitas translúcidas.

Floración: Los tallos embrollados soportan pequeñas flores. De lejos forman una especie de nube esponjosa de color verde ácido, que pone en relieve todos los colores restantes.

Especies y variedades: Alchemilla mollis, que alcanza los 50 cm., es la más corriente. También se puede encontrar Alchemilla ellenbeckii, con hojas más brillantes. Es una excelente rastrera para lugares umbríos.

Comportamiento en el recipiente: El pie de león es una planta que se adapta muy bien. Una vez pasado el primer mes de aclimatación, la planta empieza a crecer con fuerza.

Dimensiones del recipiente: 15 cm. de profundidad, como mínimo. Plante un bulbo cada 15 o 20 cm.

Exposición: Soleada.

Tierra: Con drenaje, porosa y ligera, conviene enriquecerla con 1/4 de arena. No dude en colocar, en el momento de la plantación, un lecho de grava de 5 cm. en el fondo del recipiente (drenaje).


Riego: El pie de león se adapta a diferentes dosis de riego. Estará más bonita si la riega dos veces por semana.

Enemigos y enfermedades: La podredumbre blanca seca las hojas. En este caso, arranque el bulbo y tírelo.

Empleo: En grupos, en compañía de arbustos primaverales, en macetas. En jardineras mezcladas con los pensamientos.

Consejo: Cuando el follaje está completamente amarillo, ya ha aprovisionado el bulbo para la próxima temporada. Desentierre los bulbos y almacénalos en la turba hasta la plantación de otoño.

No hay comentarios: